La cartera permanente como técnica de inversión “segura y rentable”

 

cotizaciones_boligrafo periodicoDurante el último tramo de 2015 hemos vivido un fuerte deterioro en el Ibex35, una situación que persiste y se está agudizando en2016. Entre los motivos detrás de este desplome del mercado, así como las razones detrás de la alta volatilidad que sufrimos desde el verano del año pasado, se pueden mencionar, entre otras, las dudas sobre la economía china, la caída del precio de las materias primas (especialmente el descenso del petróleo) y, en el caso de España, la incertidumbre política que vivimos, unido al estancamiento de América Latina, que afecta está pasando factura a algunas de nuestras multinacionales.

Ante esta situación, muchos inversores observan cómo sus carteras se ven bastante mermadas, incluso en casos en los que se han diversificado por sectores o por países. Si se analiza la evolución de las bolsas a largo plazo, podemos advertir que de forma cíclica se producen grandes oscilaciones y que los periodos de bonanza se pueden alternar con importantes bajadas. Por todo ello, algunos inversores de renombre como Warren Buffett, se decantan por el largo plazo, ya que los mercados son eficientes sólo cuando tenemos en cuenta un periodo de tiempo lo suficientemente amplio.

Cartera permanente ¿de qué se trata?

La cartera permanente es una técnica creada por el asesor financiero Harry Browne en la década de 1970 que permite componer una cartera de inversión sencilla, equilibrada y diversificada. El objetivo principal de esta cartera se basaba en crear un método de inversión seguro, rentable y con estabilidad en el tiempo. Para ello, Browne analizó la evolución de los diferentes activos financieros, mirando muy de cerca cómo se comportaban de forma diferente en función del estado de la economía en su conjunto.

Siguiendo esta teoría, si se diversifica de forma adecuada en cada uno de esos grupos de activos se protegerá la cartera frente a los vaivenes de la economía, pues las pérdidas que se puedan sufrir en alguno de ellos se compensarán con las ganancias que se obtengan en otro/s.

Este experto describió 4 fases en la economía, desde donde identificó cuatro activos, y cada uno de los ellos se comportaba bien en al menos una de las fases. Las 4 etapas son:

 
  1. Prosperidad: el PIB aumenta, se abren negocios, el paro se reduce, el sistema financiero funciona adecuadamente… En este período el activo que mejor funciona son las acciones, cuyo valor aumenta a un ritmo mayor que el de la economía.
  1. Inflación: en períodos inflacionarios los precios crecen más que la economía, mientras que el dinero en efectivo pierde valor. En esta etapa, el oro es la estrella, de forma que su cotización crece, convirtiéndose en un valor refugio.
  1. Deflación: sería una situación contraria a la de la inflación, en la que los precios caen de forma continuada, lo que puede llevar a una situación de depresión de la economía si la situación se alarga mucho en el tiempo, ya que los consumidores e inversores no comprarán (esperando que los precios desciendan más). Los tipos de interés se reducen y los precios de los bonos aumentan, favoreciendo la inversión en este tipo de activos.
  1. Recesión: cuando se produce un período de recesión (como el que nos ha tocado vivir en los últimos años), el crédito desciende y con ello la cantidad de dinero en circulación. Se incrementan las dificultades para vender, muchos activos no encuentran compradores y ven cómo su precio se desploma. En esta situación, disponer de dinero en efectivo resulta muy interesante, ya que podremos adquirir bienes con un coste muy bajo.
Además >>  Estrategias Saxo Bank en renta variable para el 2T de 2017

La cartera propuesta por Harry Browne se compone únicamente de cuatro activos: acciones, oro, bonos y dinero. Las acciones funcionarán bien en tiempos de prosperidad, el oro se comportará mejor en momentos en los que la inflación sea elevada, los bonos lo harán cuando exista deflación y el dinero nos protegerá en etapas recesivas.

Harry Browne aseguró que lo ideal es repartir la cartera entre todos ellos de forma equitativa. A partir de ahí, realizó una serie de análisis y simulaciones de cómo se hubiese comportado una cartera de ese tipo en años anteriores, calculando una rentabilidad media del 5% una vez descontada la inflación, con muy pocos períodos de descenso. Desde 1972 su rentabilidad ha sido incluso superior, rondando el 10% anual, cifra similar a la de la renta variable, pero con mucha menos variabilidad, lo que supone que, en los pocos años que se pierde, se pierde menos.

Cómo funciona en la práctica

  1. Las inversiones se reparten de forma equitativa entre estas 4 clases de activos, es decir, al 25% cada uno.
  1. La cartera se mantiene a largo plazo, con pocos cambios, para minimizar las comisiones.
  1. Las modificaciones que se realizan son para rebalancear la cartera, es decir, para ir ajustando el peso de cada activo al porcentaje del 25%, ya que, debido a las variaciones en los precios de los mismos, sus porcentajes van cambiando (por ejemplo, si las acciones están subiendo y el oro bajando, el porcentaje de las primeras será superior, mientras que el del segundo será inferior).
  1. Harry Browne recomendaba revisar la cartera una vez al año y rebalancear únicamente si alguno de los activos superaba el 35% del peso total o era inferior al 15%, en cuyo caso vendería el primero y compraría el segundo hasta dejar ambos en el 25%. En caso contrario, no se haría nada. De esta manera, se evita estar comprando y vendiendo continuamente.

Con estas premisas podemos cumplir los cuatro requerimientos de un sistema de inversión:

Certidumbre: protege la inversión (al menos, hasta cierto punto) sea cual sea el escenario económico.
Rentabilidad: permite obtener un rendimiento por la inversión.
Estabilidad: la inversión es a largo plazo y la variabilidad es moderada.
Sencillez: Es fácil de construir y mantener por parte de cualquier inversor.

Victoria Torre, Responsable de Análisis y Producto / Self Bank
www.selfbank.es
La cartera permanente como técnica de inversión “segura y rentable”
Tagged on: