La demanda de billetes de 500 euros de narcos y mafiosos salva a la zona euro

 
elEconomista.es.
Por increíble que parezca, los gangsters, narcotraficantes y encargados de blanquear dinero están poniendo de su parte para ayudar a devolver la estabilidad al sistema financiero de la eurozona. Y eso gracias a su demanda, según las autoridades europeas, de los billetes de más valor, sobre todo los de 200 y 500 euros, cuya emisión es la que reporta más beneficios al Banco Central Europeo (BCE).
Los billetes grandes cada vez más “hacen del euro la divisa de elección de las economías sumergidas y el mercado negro, y de todos aquellos que valoran el anonimato en sus transacciones financieras e inversiones”, señaló recientemente Willem Buiter, economista jefe de Citigroup, en un informe recogido por Wall Street Journal. Y según este experto, el negocio de emitir este papel, que se produce además con un coste cercano a cero es “muy provechoso” para el BCE.
Cuando las monedas y billetes de euro entraron en circulación en enero de 2002, había billetes de 500 en circulación por 30.800 millones, según datos del banco central. Hoy, la cifra asciende a 285.000 millones, lo que supone un crecimiento anual del 32%. Así, nada menos que el 35% de la moneda única en circulación equivale a los billetes de mayor denominación, los llamados popularmente Bin Laden (existen, pero nadie o casi nadie los ha visto).
Un negocio ‘sucio’, pero beneficioso para las arcas
No se puede afirmar categóricamente que los billetes de alto valor se utilice sólo para actividades delictivas. Pero el hecho de que se hayan requisado gran cantidad de ellos ocultos en lugares tan dispares como neumáticos o cajas de cereales da una idea de lo común que es que este papel esté ligado a las transacciones de la economía sumergida.
Sin embargo, por paradójico que parezca este dinero sucio aporta beneficios tanto al banco central de la región como a los Gobiernos de los países miembros, y cada vez más, ya que las ganancias que obtiene el BCE de la emisión de deuda (una vez que cubre gastos) es cada vez más significativa y más importante, apunta el Wsj.
Durante la crisis, el BCE ha adquirido activos de calidad dudosa por cientos de miles de millones de euros para sacarlos de los balances de las entidades de la región. Actualmente tiene unos 600.000 millones en deuda colateral de bancos europeos a los que ha hecho préstamos, y más de 400.000 millones en otro tipo de papel, incluyendo bonos gubernamentales. Esto ha hecho que la institución tenga un apalancamiento muy significativo, que debe reducir.
Y la emisión de moneda ayuda mucho a conseguir capital con el que recortar ese endeudamiento. En los últimos años, proporcionó un beneficio de unos 50.000 millones de dólares anuales. En 2008, año de la quiebra de Lehman Brothers, alcanzó los 80.000 millones.
Buiter, de Citigroup, considera que esta tendencia va a seguir al alza. Así, estima que en el futuro los beneficios que reportará al BCE esta actividad será de entre 2 y 6,9 billones de euros. Gracias a la emisión de moneda, afirma, el banco central es “super solvente”.

También te puede interesar:

Además >>  El fondo de rescate podrá emitir bonos en yuan
La demanda de billetes de 500 euros de narcos y mafiosos salva a la zona euro