La importancia de la actitud al negociar tú hipoteca

 
Hipoteca_negociación
Negociación Hipotecaria/Fotocasa

Es común sentirse pequeño durante el proceso de formalización de una hipoteca. Además, si nos proponemos negociar con el banco las condiciones, nos podemos sentir especialmente perdidos. Abrir una hipoteca es un trámite por el que, en general, solo se pasa una vez en la vida, por eso no deberíamos resignarnos y aceptar todo lo que nos proponga el banco. Una buena negociación puede suponer un gran ahorro en las cuotas de la hipoteca. El comparador financiero HelpMyCash.com propone los siguientes consejos para solicitar una hipoteca al banco y llevar las riendas de la negociación.

Consejos para antes de acudir al banco

El comparador recomienda realizar un trabajo previo en casa antes de acudir a la negociación. Tener claro qué es lo que queremos lograr será clave para convencer al banco, ya que si divagamos sobre conceptos, será muy difícil mejorar las condiciones. Los siguientes consejos nos servirán para preparar bien la entrevista con el banco:

  • Revisar bien las características del contrato para entenderlas. Así, cuando el banco nos hable de plazo, interés diferencial, carencia… podremos seguir el hilo de la conversación e insistir en los puntos que más nos interesen.
  • Marcar objetivos que queramos conseguir.  Cuanto más claros tengamos nuestros objetivos, más probabilidades tendremos de convencer al banco.
  • Definir qué productos vinculados necesitamos contratar (seguro de vida, de hogar, tarjetas…). Seguramente podremos lograr una rebaja del diferencial a cambio de mayor vinculación, pero también supondrá un coste adicional.

Consejos para afrontar la negociación y conseguir una hipoteca más barata

El comparador nos recuerda algunos trucos que nos serán de ayuda para conseguir una hipoteca con mejores condiciones y evitar que el banco responda con un  “no” rotundo:

 
  • Presentarse a hablar directamente con el responsable de nuestra hipoteca y si no es posible, con el director de la oficina. Indudablemente, la comunicación directa es más efectiva que cualquier otra.
  • Plantear rápidamente los objetivos. De esta forma veremos si el banco está interesado o no en mejorarlos y en caso de que lo esté, conseguir una contrapropuesta lo antes posible.
  • Mantener una actitud positiva y estar dispuesto a negociar. Si demostramos al banco que podremos pagar sin problema la hipoteca y que estamos dispuestos a ofrecerles algo a cambio, es probable que se muestren más receptivos.
  • Sin miedo a regatear ninguna condición. Debemos tener claro que el contrato de una hipoteca no es cerrado, así que hay más probabilidades de éxito si insistimos en eliminar comisiones o en un interés más bajo.
Además >>  Ni en la Reserva Federal, ni en el BCE…fíjense en el valor oculto de las compañías

Por último, cabe recordar que solo se podrán negociar las condiciones antes de la firma del contrato. Una vez cerrado, solo se podrán modificar a través de una novación y esta operación tendrá un coste. Para facilitar el proceso, los expertos de HelpMycash.com han realizado una guía gratuita con 25 preguntas que hacerle al banco, que serán la clave del éxito.

La importancia de la actitud al negociar tú hipoteca
Tagged on: