LA SANGRE NO LLEGÓ AL RÍO DE LOS PIIGS (AUNQUE PAGAN MÁS) A VER AHORA QUÉ DICEN LOS AMOS DE LA FED

 

Kali Mero_La Carta.

 
Me resulta fácil la crónica de cierre de hoy: España e Irlanda han cubierto sendas emisiones de deuda con éxito. O sea, que la sangre no ha llegado al río de los PIIGS, ni mucho menos. El Tesoro colocó el martes 7.036 millones euros en Letras a 12 y 18 meses con tipos ligeramente más altos que en la anterior subasta, frente a un objetivo de colocar entre 6.000 y 7.000 millones de euros, según datos del Banco de España. Tras la colocación, la prima de riesgo de la deuda española se situaba en torno a los 170 punto básicos, frente a los 177-178 a que cotizaba a primera hora de la mañana. A diferencia de otros miembros de la eurozona con déficit elevados, el “spread” o diferencial de la deuda española frente a su equivalente alemán apenas se había visto afectado en las últimas jornadas por el temor a problemas de Irlanda para afrontar sus pagos. Esta mejor evolución relativa se debía, según expertos, a la mayor confianza de los mercados en la capacidad de España para cumplir sus objetivos de déficit público.
Por su parte, el Tesoro de Irlanda logró colocar 1.500 millones de euros en sendas emisiones de bonos del Estado a cuatro y ocho años, en las que la demanda superó ampliamente la oferta, aunque con un repunte del interés en comparación con emisiones anteriores, según informó hoy la institución en comunicado. En concreto, el Tesoro irlandés colocó 500 millones de euros en bonos a dos años a un interés medio del 4,767%, en comparación con el 3,627% de la anterior emisión similar, realizada el pasado 17 de agosto. Por su parte, el ratio de cobertura de esta operación se situó en 5,1 veces. Asimismo, colocó 1.000 millones de euros en bonos del Estado a ocho años con un interés medio del 6,023%, frente al 5,088% de la emisión realizada el 15 de junio. El ratio de cobertura de esta operación se situó en 2,9 veces. El éxito de la subasta ha devuelto la calma a los mercados, en los que la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos irlandeses a diez años respecto al ‘bund’ alemán marcó ayer su nivel más alto desde la entrada en vigor del euro, debido a las preocupaciones por el elevado déficit de Irlanda y las posibles dificultades del país para obtener financiación. En concreto, tras la colocación, el diferencial del bono irlandés con respecto al bono alemán caía 13 puntos básicos, hasta los 403 puntos básicos, y la rentabilidad de los bonos irlandeses a diez años descendía hasta el 6,48%.
Les dejo con la crónica:
El Ibex se desinfló al cierre y acabó con un tímido avance del 0,18% pese al éxito de las colocaciones de deuda en España, Irlanda y Grecia, y terminó de nuevo en la cota de los 10.700 puntos, a la espera del resultado de la reunión de la Reserva Federal estadounidense (Fed).
El selectivo madrileño, que llegó a superar por dos puntos la referencia de los 10.900 enteros antes de la apertura de Wall Street, al calor de la buena acogida de las emisiones de deuda de los países periféricos del euro, no aguantó hasta el final.
La apertura plana al otro lado del Atlántico enfrió el optimismo que bullía en el Viejo Continente, que se tiñó de rojo por la reacción de los inversores en Nueva York a la reunión de la Fed, que podría adoptar nuevas medidas de estímulo para reactivar la economía.
Los primeros puestos del ranking de subidas los ocuparon la construcción y las infraestructuras, con Sacyr a la cabeza (+4,71%), por delante de Acciona (+2,64%), Abengoa (+2,47%) Ferrovial (+2,14%) y OHL (+1,73%).
Ebro encabezó los descensos del selectivo madrileño (-1,07%), por delante de Gamesa (-0,97%) e Inditex (-0,90%).
En el mercado de divisas, el euro avanzaba posiciones respecto al dólar y al término de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba establecido en 1,3134 “billetes verdes”.

También te puede interesar:

Además >>  Joan Cabrero, analista de elEconomista y elEconomista.es
LA SANGRE NO LLEGÓ AL RÍO DE LOS PIIGS (AUNQUE PAGAN MÁS) A VER AHORA QUÉ DICEN LOS AMOS DE LA FED