La UE y el FMI darán 85.000 millones a Irlanda, según medios

 

ESTRASBURGO/DUBLÍN (Reuters)

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional proporcionarán a Irlanda 85.000 millones de euros, que pueden ser usados para recapitalizar a los bancos del país y financiar las finanzas públicas, según informó el martes la cadena pública irlandesa RTE.

“El paquete vería el nivel de capital en los bancos irlandeses incrementándose desde ocho a 12 por ciento en un movimiento para impulsar la confianza de los depositantes en el sistema financiero”, dijo RTE en una noticia en su página de Internet.

Esta noticia se conoció después de que la UE instase a Irlanda a adoptar unos presupuestos austeros a tiempo para desatascar la prometida financiación de la UE y el Fondo Monetario Internacional, en respuesta a una crisis política que se profundiza y podría hacer descarrilar el rescate.

El Gobierno de Irlanda pende de un hilo. El debilitado primer ministro Brian Cowen ha rechazado los llamamientos para convocar elecciones inmediatas e insistió en que los presupuestos se presentarán el 7 de diciembre, tal y como estaba previsto, antes de convocar elecciones anticipadas.

El malestar público sobre la gestión de la crisis económica y bancaria irlandesa por parte de Cowen ha crecido con fuerza desde que se anunció el rescate, y la posibilidad de que se aprueben los presupuestos disminuyó cuando dos diputados independientes dijeron que probablemente retirarían su apoyo al proyecto.

El líder de la oposición, Enda Kenny, insinuó en el Parlamento que su partido, el Fine Gael, podría permitir que se apruebe el presupuesto, diciendo que actuaría en interés del país, y pidió a Cowen que lo adelante para su debate la próxima semana, pero el primer ministro rechazó hacerlo.

Cowen dijo que esperaba que toda la legislación presupuestaria estuviera aprobada para febrero, lo que indicaría que no convocaría a elecciones en enero, como sus socios de coalición han solicitado.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn, dijo a los periodistas tras reunirse con eurodiputados irlandeses en Estrasburgo: “La estabilidad es importante”.

“No tenemos una posición respecto a la política interna y democrática de Irlanda, pero es esencial que el presupuesto sea adoptado a tiempo y (que) podamos concluir a tiempo las negociaciones sobre el programa UE-FMI”, agregó.

En Nueva York, el subdirector gerente del FMI, John Lipsky, declaró que las negociaciones con Irlanda están avanzando rápidamente, pero que depende del Gobierno irlandés adoptar las decisiones políticas necesarias.

El martes, el pequeño partido izquierdista Sinn Fein presentó una moción de censura sobre Cowen, pero es improbable que sea debatida o votada porque carece de los 12 firmantes requeridos.

Cowen también afronta las críticas dentro de su propio partido, el Fianna Fail, que piden su salida del cargo, aunque la mayoría desea que dimita después de la aprobación de los presupuestos.

 

Los sindicatos han advertido de que el plan de austeridad podría provocar disturbios: una manifestación estudiantil se tornó violenta a principios de este mes y los sindicatos organizaron una marcha para protestar contra las planeadas medidas de austeridad el 27 de noviembre en Dublín.

Además >>  Geithner recomienda a Europa que actúe "muy, muy rápidamente" en el rescate de sus países

FURIA PUBLICA

Políticos de oposición dijeron que se toman muy en serio las declaraciones de Rehn y que son conscientes de sus implicaciones para la estabilidad de la zona euro.

“Estamos en una situación imposible aquí. Se nos está pidiendo que apoyemos tácitamente un presupuesto que no hemos visto”, dijo el diputado de Fine Gael Brian Hayes a la cadena pública RTE.

Los socios de la UE están observando con preocupación la agitación en Irlanda. La canciller alemana, Angela Merkel, manifestó que la crisis irlandesa es diferente a la de Grecia, pero igual de preocupante, y que el euro está en una “situación excepcionalmente seria”.

El ministro de Finanzas de Holanda, Jan Kees de Jager, dijo que sería una mala idea sacar a Irlanda del área del euro o dividir la moneda única para la zona del sur, ya que esto provocaría “una serie de eventos no deseados”.

Pero dijo a la cadena de televisión RTL 7: “Los accionistas y tenedores de bonos subordinados en bancos irlandeses tendrán que sangrar en una reestructuración”.

Grecia, el primer país en recibir un rescate financiero de parte de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional a comienzos de este año, obtuvo el martes un voto de confianza de los inspectores de la UE y el FMI tras prometer medidas adicionales para apuntalar sus finanzas.

Cowen ha rechazado los llamamientos a renunciar, diciendo que el interés nacional requiere que siga en el cargo y presente el miércoles un prometido plan de austeridad de cuatro años. El retraso a la hora de adoptar los presupuestos evitaría seguramente la entrega de los primeros préstamos del rescate bajo las reglas del FMI. Un portavoz de la Comisión Europea recordó a Irlanda que cada día que pasa tiene un impacto en su economía.

También dijo que es difícil imaginar que Irlanda siga siendo un país con impuestos bajos, en aparente referencia al impuesto a las empresas de un 12,5 por ciento fijado por Dublín, que irrita a sus socios en la UE.

Tanto De Jager como la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, dijeron que Irlanda tendría que subir sus impuestos como parte del plan de recorte de déficit. El holandés dijo que tendría más sentido si Dublín sube su Impuesto al Valor Agregado en lugar de su impuesto corporativo.

La UE y el FMI darán 85.000 millones a Irlanda, según medios
Tagged on:                     

Comments are closed.