Las cajas españolas podrían necesitar 12.000 millones según los tests de estrés

 

Las cajas de ahorro españolas podrían necesitar otros 12.000 millones de euros para recapitalizar sus balances si la crisis económica se recrudeciera y las tensiones de deuda soberana siguieran al alza, según destaca Credit Suisse en un informe en el que ha realizado unas estimaciones sobre los resultados que dejarán las pruebas de resistencias del BCE.

Esta es la estimación que ha elaborado la entidad suiza sobre el resultado que dejarán las pruebas de estrés realizadas por la Unión Europea al sector bancario comunitario. Las cajas españolas han recurrido hasta ahora a la financiación de 11.200 millones de euros procedentes del fondo de reestructuración bancaria (FROB).

No obstante, la ministra de Economía y Hacienda del gobierno español, Elena Salgado, ha asegurado que el resultado de los tests pondrán de manifiesto que la banca española es solvente.

Precisamente hoy, el Gobierno ha aprobado la nueva ley de cajas con la que se abre finalmente la vía para que se produzca una privatización total de las cajas de ahorros. La reforma permite que las cajas puedan emitir cuotas participativas, valores similares a las acciones, con derechos políticos que no podrán superar el 50% del patrimonio de las cajas.

 

Europa

Además, Credit Suisse cifra en 90.000 millones de euros la cantidad total que necesitarán las entidades bancarias sometidas a las pruebas de resistencia para cubrir las deficiencias detectadas por los reguladores europeos. Destaca que para la firma, los ‘landesbanks’ alemanes (similares a las cajas de ahorro españolas) tendrían que aumentar su capital en 37.000 millones.
En su nota, el banco sugiere que el verdadero problema no es el desempeño de los bancos, sino la capacidad potencial de los gobiernos para proporcionar un mayor apoyo para sus bancos.

Además >>  Cómo contratar Internet sin permanencia, cada vez más fácil

“La cuestión principal es la capacidad y voluntad del sector público para proporcionar más capital a las entidades que no han pasado las pruebas de resistencia. Este es el problema y no la posición de capital de los bancos europeos y es lo que está generando incertidumbre en los mercados”, afirma Credit Suisse.

Las cajas españolas podrían necesitar 12.000 millones según los tests de estrés