Las tensiones sobre la producción presionan el precio del crudo al alza

 

petroleo-plataforma-maritimaTras la publicación de los datos económicos de EE.UU. que fueron mejores de lo esperado así como el informe de empleo publicado el viernes – que no fue tan bueno como se pensaba- centró aún más la atención en la reunión de la Reserva Federal de EE.UU. que se llevará a cabo el 18 de septiembre. El mercado aún espera una fecha en la que comenzará el recorte del gran programa de estímulo, pero ahora la especulación acerca de una reducción hará aumentar el nerviosismo en los mercados financieros durante la próxima semana.

El dólar alcanzó su nivel más alto en siete semanas y el rendimiento de los bonos soberanos de EE.UU. a diez años estuvo muy cerca del tres por ciento. Este generó mucha presión a la baja sobre las divisas de los mercados emergentes y sus respectivas economías. Como resultado de ello y al no haber empeorado la crisis en Oriente Medio, las materias primas finalizaron la semana con una pequeña pérdida, la primera registrada en cuatro semanas.

Todos los sectores bajaron, en particular los metales preciosos, dado que las compras de valores refugio vinculadas a las preocupaciones en Oriente Medio compensaron el impacto negativo del aumento del dólar y la rentabilidad de los bonos. En el segundo aniversario de los máximos vistos en 1.921 dólares por onza, estamos ante un precio del oro que ha bajado un 30 por ciento y aún busca un soporte apropiado frente a varias adversidades inminentes.

Materias primas

La situación geopolítica mantiene firme el precio del petróleo

El sector energético se mantiene erguido gracias a las actuales y posiblemente futuras interrupciones en la producción. Las huelgas en los puertos de Libia y las manifestaciones en los yacimientos petrolíferos, junto con una producción del Mar del Norte que ha sido la más baja de los últimos 10 meses, están causando problemas especialmente en las refinerías europeas, cuyos márgenes se ven presionados dado que deben recurrir al petróleo más caro de otros países como Nigeria, en donde los robos y las interrupciones en la producción ya han reducido la producción de crudo a su nivel más bajo de los últimos cuatro años.

Si a esto les sumamos las tensiones geopolíticas en Siria y el posible contagio a otros productores de petróleo de Oriente Medio, el precio del spot del crudo, tanto del Brent como del WTI, tienen un buen soporte. El precio de los futuros de crudo Brent para entrega inmediata ha repuntado considerablemente durante el último mes en comparación con los contratos diferidos y esto destaca los problemas actuales vinculados a la producción, que agregan una presión al alza relativamente más fuerte sobre el crudo para entrega inmediata.

Esta marcada inversión en el mercado, como se le llama a la curva definida por este tipo de futuros, ha llegado a manos de inversores con posiciones largas, ya sea a través de futuros o de fondos negociados en bolsa. La forma le otorga al inversor un rendimiento superior, lo que significa que por cada mes en el que el precio no cambia, se genera un retorno positivo cuando las posiciones de futuros de entrega inmediata pasan al mes siguiente. El diferencial actual entre los contratos de futuros de entrega inmediata de octubre y de enero de 2014 es de 4,60 dólares por barril o el equivalente a un rendimiento superior de casi cuatro por ciento durante este periodo. Un ejemplo de ello es el índice DJ-UBS del crudo Brent que ha aumentado un 8,3 por ciento durante el último año en comparación con un aumento del 4,2 por ciento aplicando el rendimiento continuo del primer mes del futuro del crudo Brent.

Materias primas

El precio del crudo Brent ha estado oscilando cerca de los 115 dólares por barril durante la última semana, lo que a pesar de todas las incertidumbres mencionadas, es apenas cinco dólares más que el precio medio registrado durante los últimos dos años. Con respecto a Siria, la actitud actual es mantenerse a la espera, pero igualmente eso genera una tendencia al alza del precio en el corto plazo, a menos que se reinicien la producción y las exportaciones de petróleo en Libia.

Las expectativas respecto del aumento de la demanda a futuro también están siendo estudiadas por analistas que tratan de calibrar el impacto de economías desarrolladas en recuperación respecto del riesgo de desaceleración en las economías emergentes. El rango actual del crudo Brent se encuentra entre 112 y 117 dólares por barril, y si rompe este nivel al alza invita a acercarse nuevamente al máximo de este año en 119,7 dólares por barril.

Además >>  Prisa registró pérdidas de 72,87 millones en 2010

¿Alivio para los emergentes?

 

El informe sobre empleo de EE.UU. publicado el viernes y que resultó peor de lo esperado, contribuyó a que los metales preciosos recuperasen parte del soporte que perdieron a principios de la semana, cuando la rentabilidad de los bonos en aumento y un dólar más fuerte compensaron ampliamente las preocupaciones permanentes acerca de lo que sucederá en Siria. Si bien fue peor de lo esperado, el informe de empleo probablemente no logrará evitar que la Reserva Federal de EE.UU. fije una fecha para reducir o eliminar el programa de estímulo. Sin embargo, podría significar una oportunidad para reducir menos de lo que el mercado espera actualmente. Esto ayudaría a las economías emergentes que se tambalean como consecuencia de una fuga de capitales masiva, que ha ejercido presión sobre sus monedas y su saldo de cuenta corriente durante el pasado mes.

El oro permanece dentro de los márgenes

El oro permanece en un rango de soporte/resistencia entre 1.350 – 1.417 dólares por onza, tras haber alcanzado su nivel más elevado en agosto en 1.434 dólares por onza. En el corto plazo, se asoma el riesgo de una posible liquidación larga mayor, dado que los inversores institucionales se mantienen indiferentes al no haber un repunte en el flujo de productos negociados en bolsa, mientras que el incremento de las posiciones largas netas ha estado determinado principalmente por coberturas cortas.

Estaremos vigilando de cerca la rentabilidad de los bonos que ha repuntado considerablemente durante el trimestre; cualquier señal que indique un movimiento exagerado podría generar nuevamente un mayor soporte para el oro. Hasta el 18 de septiembre muchos inversores tenderán a no tomar nuevas decisiones de inversión mientras esperan un panorama más claro acerca de las intenciones de la Fed con respecto a la reducción de estímulos.

Materias primas

La plata se ha recuperado fuertemente en agosto, pero tuvo algunas dificultades a comienzos de la semana cuando perdió parte del soporte que le había otorgado previamente el cobre. Si bien logró mantener el soporte en 23 dólares por onza, rápidamente retomó su sobre rendimiento frente al oro y es actualmente el metal con mejor rentabilidad, incluso comparado con el platino y el paladio.

El cacao fue la materia prima con mejor rendimiento de la semana, tras saltar a su nivel máximo de los últimos 11 meses. Esto se debe a la situación climática actual en África occidental, en donde los dos principales productores del mundo, Costa de Marfil y Ghana, han recibido más lluvias de lo normal. Pero esto, sin duda, pone en duda el tamaño de la próxima cosecha que debería comenzar el mes próximo.

Posible cosecha sin precedentes para el maíz

El precio del maíz se retrajo tras el repunte a finales de agosto, y llegó a su nivel más bajo de las últimas tres semanas, a medida que la cosecha comenzó a acelerarse. Las proyecciones actuales aún apuntan a una posible cosecha sin precedentes a pesar de las escasas lluvias durante las últimas semanas registradas antes de que el cultivo pudiera alcanzar su madurez para el momento de la cosecha.

Ole S. Hansen, Analista Senior de Materias Primas, Saxo Bank
www.saxobank.es

Las tensiones sobre la producción presionan el precio del crudo al alza
Tagged on:                                             

Comments are closed.