Los 5 tipos de cuentas sin comisiones del mercado: ¿qué podemos esperar de cada una?

 

5-cuentas-sin-comisionesEl cliente bancario está asistiendo a una brutal subida de las comisiones en 2013, que no solo son más caras que nunca sino que también se reinventan y multiplican ante la indefensión del usuario. Ante este panorama, el cliente todavía puede refugiarse en las cuentas sin comisiones que aún quedan en el mercado actual, eso sí, teniendo en cuenta que no todas son iguales.

Veamos qué ofrecen los distintos tipos de cuentas libres de comisiones del mercado actual:

1. Las promociones puntuales

Se trata de bancos que normalmente cobran comisiones pero que durante un período excepcional de promoción “capta clientes” prometen comisiones 0. En estos casos, el cliente puede decidir aprovechar la oferta, sobre todo si viene ligada a más ventajas, pero sin dejar de revisar sus extractos, ya que la ausencia de comisiones puede esfumarse en cualquier momento, eso sí, previo aviso de la entidad.

2. Las cuentas online

La banca online suele ceñirse a una política de no comisiones (ni administración, ni mantenimiento, ni transferencias) sostenida en el tiempo. La ausencia de oficinas y el menor gasto en personal les permite reducir costes y ahorrárselos también al cliente. Muy pocas entidades online en la actualidad están cobrando comisiones de este tipo y se espera que en 2013 se mantengan como uno de los “oasis” de cuentas gratis. Eso sí, a cambio de que el cliente tome más las riendas de una gestión más activa de sus cuentas.

3. Las ofertas con compromiso de permanencia

Es típico, por ejemplo, de las cuentas remuneradas o cuentas con regalo: obligan al cliente a domiciliar la nómina durante 24 o 36 meses pero, a cambio, le ofrecen un televisor y ausencia de comisiones durante ese período. La persona que firma uno de estos contratos debe saber que el banco no puede aumentar las comisiones durante todo ese tiempo, siempre que vengan estipuladas por contrato y el cliente cumpla con su parte.

 

4. Cuentas de ahorro

Las cuentas de ahorro nunca suelen cobrar comisiones de gestión ni mantenimiento (aunque en algún caso sí pueden cobrar por transferencias). En todo caso, lo más común es que las comisiones existan en la cuenta corriente asociada, donde el banco deposita los intereses devengados por la rentabilidad de la cuenta ahorro. Antes de firmar, hay que comprobar que la cuenta asociada esté libre de comisiones.

Además >>  ¿Por qué el euríbor está en negativo?

5. Las cuentas asociadas a un depósito o hipoteca

En la web del Banco de España puede leerse que “El Servicio considera que cuando las cuentas se mantienen por imposición de la entidad o cuando son utilizadas exclusivamente para abonar los intereses de un depósito o para dar servicio a un préstamo hipotecario no corresponde a los clientes correr con los gastos de ninguna comisión por mantenimiento o administración. Ciertamente, tales situaciones conducen al absurdo de que el cliente tenga que pagar por cumplir una obligación -como la apertura de una cuenta para facilitar la gestión de la entidad- que la propia entidad le impuso en interés propio, lo cual es claramente contrario al principio de reciprocidad y a las buenas prácticas y usos bancarios.”

A pesar de que queda patente que cobrar comisiones en estas cuentas va en contra de las “buenas prácticas bancarias”, existen en el mercado muchas entidades que cobran comisiones por este servicio, aunque siempre es posible negociar o, llegado el caso, denunciar la situación ante el Servicio de Atención al Cliente, apelando al principio de reciprocidad.

Vía|HelpMyCash

Los 5 tipos de cuentas sin comisiones del mercado: ¿qué podemos esperar de cada una?
Tagged on:                 

Comments are closed.