Los bancos empiezan a jugar en la Red…y la clientela se engacha a los premios

 

Brian Kealer, un programador de San Francisco de 26 años, se ha enganchado a un nuevo videojuego. No lanza pájaros con tirachinas ni utiliza su vocabulario para impresionar a sus amigos. No, Kealer va detrás de premios de verdad, como el iPad2 que acaba de ganar. Y está jugando con su cuenta bancaria. Al menos una vez al día, Kealer se registra en SaveUp.com, una nueva página financiera y hace algo de gestión financiera que le da puntos, que puede utilizar para jugar por grandes premios económicos. Para ganar puntos puede pagar una factura de tarjeta de crédito, depositar dinero en su cuenta de ahorro o ver un vídeo patrocinado sobre finanzas personales.

Para dejarlo claro: Kealer no está apostando dinero real, sólo está pagando sus facturas. Pero al participar en SaveUp, participa en el último intento de la industria de servicios financieros para atraer y mantener implicados a los consumidores. Esta estrategia conocida en inglés como “gamificación” implica utilizar atributos y mecánicas de juegos -concursos, premios, puntuaciones, chapas, competiciones amistosas y demás- para convertir el aburrido negocio del dinero en algo más atractivo para consumidores difíciles de atrapar.

“Es un mundo que todo el mundo odia, pero es descriptivo de lo que está pasando”, indicó Jim Bruene, de Netbanker, una consultora de tecnología bancaria.

Las firmas financieras acuden a los juegos para atraer a clientes más jóvenes que pueden ser más resistentes a los anuncios. Los juegos en Internet ofrecen a los bancos una forma más barata de atraer clientes, en una era en la que los tipos de interés sobre los ahorros son prácticamente nulos, las cuotas de las tarjetas de débito están limitadas y los bancos tienen estrechos márgenes y poco espacio para hacer regalos a los consumidores.

Bruene afirma que “no cuesta mucho” a los bancos, y la capacidad de llevar juegos a aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas probablemente contribuye a darle interés.

Pero los juegos financieros tienen también un propósito más serio: algunos legisladores creen que estas loterías bancarias pueden fomentar el ahorro para la gente con menos ingresos.

Por supuesto, no sólo los bancos están convirtiéndolo todo en un juego. Zynga, la empresa responsable de juegos sociales como Farmville y Mafia Wars, recaudó 1.000 millones de dólares en su reciente salida a bolsa, ante la expectativa de que sus acuerdos comerciales con empresas como Pizza Hut y Paramount Pictures extraigan dinero real de los más de 200 millones de usuarios activos mensuales de que presume la compañía. Servicios online que funcionan como redes de marketing como Groupon o Foursquare ofrecen a sus participantes chapas, coronas y otros premios.

 
Además >>  Estoy en paro, ¿pago mis deudas o uso los ahorros para vivir?

PREVISIÓN DE 2.800 MILLONES

Esta estrategia de convertirlo todo en un juego abarca un mercado de 100 millones de dólares que podría crecer a 2.800 millones de dólares para 2016, según M2 Research, una empresa de análisis de California que está evaluando la tendencia en diferentes ámbitos. Otra consultora, Gartner, estima que en 2014 “más del 70% de las organizaciones de la lista Global 2000 tendrán al menos una aplicación con elementos de juego”.

Pero como los atributos lúdicos son difíciles de definir, estos números pueden ser traicioneros. Es un poco difícil especificar qué cuenta y de dónde vienen los beneficios. El tema se comenta tanto que Gartner lo colocó en su lista de tendencias tecnológicas, situándolo cerca del “pico de expectativas infladas”.

Los bancos han tardado un poco en unirse, pero en 2011 CapitalOne hizo una promoción en varios juegos de Zynga y hay empresas de tarjetas de crédito que ofrecen promociones desde hace años.

Todos los juegos financieros se vuelven muy serios cuando tienen un objetivo más elevado. Un estudio publicado hace un año por la Oficina Nacional de Investigación Económica sugería que las cuentas de ahorro con un componente de lotería animarían a las familias con bajos ingresos a ahorrar más dinero. Estas cuentas asociadas a premios, que ofrecen a los ahorradores la oportunidad de ganar una cantidad de dinero, ya se ofrecen en muchos países del mundo.

Pero no todo el mundo está convencido. “Si eso funciona para que algunos tengan un buen comportamiento, estoy a favor”, comentó Mark Schawanhauser, analista de Javelin Strategy & Research, una consultora californiana que sigue tendencias en los mercados financieros. “Pero es como mezclar un juego con algo que es muy serio, y no creo que vaya a ser un éxito generalizado en los bancos”.

Linda Stern
Los bancos empiezan a jugar en la Red…y la clientela se engacha a los premios
Tagged on:                 

Comments are closed.