Los bonos de La Caixa seducen a los jeques árabes

 

Fuente: D. Badía.

La Caixa tiene un ‘sex appeal’ especial que seduce a los inversores más exóticos. La caja catalana realizó ayer con éxito una emisión de bonos senior con vencimiento en tres años entre institucionales por importe de 1.000 millones de euros.

Según ha podido saber EXPANSIÓN, el vehículo de inversión del gobierno de Abu Dhabi, Abu Dhabi Investment Authority, lanzó una orden de compra de 3 millones de euros, mientras que el banco de Kuwait, Kuwait National Bank, realizó otra de 10 millones.

No son importes muy elevados, pero lo cierto es que, según indican fuentes de un banco colocador, “se trata de algo poco habitual y que tiene mucho mérito, puesto que hasta ahora habíamos visto a inversores de Oriente Medio en alguna emisión de cédulas, pero no de deuda senior”. En total, en torno al 50% del importe o unos 500 millones de euros se distribuyeron entre inversores extranjeros.

No es la primera vez que entran inversores poco habituales en una emisión de La Caixa. La caja realizó la primera emisión de bonos con aval público -una de las medidas puestas en marcha por el Gobierno para facilitar el acceso de las entidades a los mercados mayoristas de financiación- a finales de enero. Colocó 2.000 millones a un plazo de tres años y el Vaticano se quedó con 20 millones de euros.

Más barato que la Generalitat
El sector privado le gana la partida al público. La Caixa consiguió financiarse ayer a unos niveles mucho más bajos que la Generalitat de Cataluña.

 

La caja catalana, que sufrió una rebaja de ráting por parte de Fitch, de AA+ a A+, hace sólo un mes, realizó una emisión a 200 puntos básicos sobre el índice de referencia para las emisiones a tipo fijo o midswap. De ahí que el interés se fijara en el 3,75%, muy por debajo del 4,75%, o un 7,75% si se tiene en cuenta la comisión, del bono que está vendiendo la Generalitat a través de la red de oficinas 23 entidades, entre ellas, la de La Caixa. Por si quedan dudas, a más plazo se debe ofrecer una rentabilidad mayor y los bonos de la caja son a tres años, mientras que los del Gobierno vencen en un año.

Además >>  Si las carreteras están mejor... ¿por qué los límites de velocidad no suben desde 1981?

Como consecuencia, el bono de Cataluña está despertando un gran interés entre los ahorradores. Según fuentes conocedoras del proceso de venta, las entidades recibieron ayer nuevas peticiones por importe de 1.660 millones, por lo que la demanda total superaría los 3.500 millones a día de hoy. Es por eso que se realizará un prorrateo una vez finalice el plazo de comercialización, el próximo 12 de noviembre. En un principio, Cataluña pretende colocar 1.890 millones, ampliables a 2.500 millones, aunque en el sector dan por hecho que captarán hasta 3.000 millones. Sólo en La Caixa ya han recibido una demanda de casi 1.000 millones por estos bonos.

Con ello se evidencian las dificultades que atraviesan las comunidades por captar financiación, situación que difiere del escenario que encaran las entidades financieras. No es momento de lanzar las campanas al vuelo, pero los bancos y las cajas todavía pueden, si pagan una rentabilidad atractiva, captar la atención de los institucionales.

Otra muestra es la emisión que realizó ayer Kutxa. La caja vasca colocó cédulas a un plazo de cuatro años por un importe de 700 millones de euros, después de realizar un road show por varias capitales europeas. Los precios que pagó, al igual que el resto de entidades que han salido al mercado desde la publicación de los test de estrés el 23 de julio, fueron inusualmente elevados –245 puntos básicos sobre midswap–.Desde julio, las entidades han colocado más de 15.000 millones en cédulas y deuda senior.

Los bonos de La Caixa seducen a los jeques árabes
Tagged on:         

Comments are closed.