Los canjes de la banca abren la puerta a especular con las preferentes

 
La banca está lanzando ofertas para canjear preferentes y deuda subordinada por hasta el 100% del nominal, cuando en el secundario cotizan por entre el 50% y el 80% del valor inicial de colocación. La veda se abre para los especuladores.
 
Pablo M. Simón / Inés Abril.
Billetes de euro . – Thinkstock

Los problemas de liquidez de las preferentes, colocadas en avalancha entre pequeños inversores en 2009, y las necesidades de la banca de mejorar sus ratios de solvencia ante los requerimientos de la Autoridad Bancaria Europea (ABE) han promovido ofertas de canje por parte de las entidades financieras.

El saldo vivo de preferentes vendidas a minoritarios en mayo del año pasado era de cerca de 30.000 millones, de los que 22.000 millones correspondían a entidades financieras. La cantidad actual es muy inferior y descenderá en el futuro inmediato.

BBVA, Santander, Sabadell, Caixabank y Bankia ya han canjeado preferentes por más de 12.000 millones de euros. A cambio, han entregado acciones, bonos necesariamente convertibles o deuda subordinada. Se mire por donde se mire, las ofertas han sido un éxito, a todas ellas han acudido titulares con más del 90% del importe emitido.

Popular concluye hoy el periodo de aceptación de su propuesta y está previsto que lo hagan en el futuro inmediato Banca Cívica y BBKBankia ya ha terminado con su conversión. Desde la CNMV, confirman que habrá más propuestas de canjes por productos más líquidos y menos complejos que las preferentes.

En la mayoría de los casos, los minoritarios han recibido el equivalente a su inversión original, pese a que la cotización de las participaciones en el mercado secundario se situaba claramente por debajo del precio de emisión. Eso sí, hay diferencias notables entre unas y otras ofertas.

Entre las propuestas planteadas, la de Popular es la más favorable. Ofrece el 100% de la inversión a cambio de bonos necesariamente convertibles a seis años. La rentabilidad de los bonos es del 6,75% anual y dispondrán de ventanas de liquidez semestrales.

Bankia, por su parte, ofrece cambiar una parte de las preferentes de manera inmediata por acciones y, si estas se conservan, entregará más títulos a los inversores. Un 75% de la inversión en preferentes será abonada -en acciones- el 30 de marzo y el 25% restante en tres partes iguales entre junio de este y el próximo año.

Mercado secundario

El negocio potencial radica en comprar las preferentes en el mercado secundario por debajo del nominal, con el objetivo de que finalmente sean recompradas al precio de emisión o, al menos, por encima del valor de cotización. Las conversiones ya ejecutadas son buenos ejemplos.

 

Las preferentes de Santander [aunque la mayoría han sido canjeadas, todavía permanecen en circulación una parte] tienen actualmente ofertas de compra en torno al 70% del precio de emisión. Una de las colocaciones de preferentes del BBVA cotiza alrededor del 80% de su nominal, mientras que la mayoría de las del Sabadell cuenta con ofertas de compra que oscilan alrededor del 60%.

Además >>  ¿A quién diablos le importa la crisis española?

Hay buenas oportunidades con preferentes y deuda subordinada de entidades financieras españolas. Las ofertas de compra que se están lanzando implican unos precios más favorables que sus cotizaciones en el mercado secundario. Eso sí, la liquidez de estos títulos es mínima y suponen operativas complicadas para los pequeños inversores”, explica un gestor especializado en renta fija subordinada.

Las que se propone canjear Popular cotizaban en el entorno del 60%. Las de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, también cotizan por debajo del precio de emisión por regla general. Igualmente, el valor teórico de la deuda subordinada que Banco Mare Nostrum (BMN) se propone canjear por depósitos también es inferior a sus precios de emisión.

Por su parte, BBK Bank Cajasur se dispone a lanzar una oferta de compra por las preferentes emitidas por Cajasur en diciembre de 2000 y cuyo folleto de emisión preveía una rentabilidad del euríbor a tres meses más un diferencial de 25 puntos básicos, con un mínimo del 3,5%. A cambio ofrece un depósito a tres años.

Banesto, por su parte, ha lanzado una oferta por las preferentes por 500 millones de euros que vendió en 2009. Entregará bonos simples a tres años con una rentabilidad anual del 3%. Las preferentes cotizan en torno al 85% del nominal, mientras que el valor de los nuevos bonos en el secundario se situará alrededor del 95%. La entidad ha advertido que los inversores que no acudan al canje pueden sufrir pérdidas del 50%.

Las ofertas que vendrán

Todo indica que habrá más ofertas de canje de preferentes y deuda subordinada en las próximas semanas. Si se completan con éxito las operaciones comunicadas a la CNMV, el saldo vivo de preferentes quedará en el entorno de los 7.000 millones. Pero, aun así, hay muchas entidades que todavía tienen margen para mover ficha.

Según datos recopilados por la CNMV, Banco Financiero y de Ahorros (BFA) se quedará con unos 2.500 millones tras el canje completado. Novagalicia dispone de preferentes en circulación por 903 millones de euros; Mare Nostrum -ha planteado una oferta por deuda subordinada, pero no por preferentes-, por 942 millones; Caja Mediterráneo (CAM), por 1.310 –Sabadell ya ha anunciado que su intención es canjearlas una vez haya tomado el control de la entidad-;CatalunyaCaixa, por 480 millones; Caja España-Duero, por 412; Effibank, por 178 millones;Bankinter, por 343; y Unnim, por 173.

Los canjes de la banca abren la puerta a especular con las preferentes
Tagged on:             

Comments are closed.