Los depósitos extranjeros se hacen fuertes en las plazas españolas

 

Banca Farmafactoring_logoEncontrar un refugio rentable para nuestros ahorros es cada vez algo más complicado. Y no precisamente porque no existan decenas de depósitos a plazo fijo en el mercado bancario español, si no que el problema viene por la falta de atractivo de dichos productos. La pasividad de las entidades nacionales posibilita la entrada en nuestro país de bancos extranjeros que se abren terreno a golpe de tipo de interés y que conquistan nuestros bolsillos.

Los mejores intereses de bancos españoles, condicionados a la vinculación

Al abrigo de un tipo de interés del Banco Central Europeo del 0 %, junto con una limitación de los tipos de interés por parte del Banco de España, la banca nacional no siente la necesidad de hacerse con el control de nuestro pasivo. Esto se puede ver reflejado en la cartera de depósitos de los mayores bancos de nuestro país.

Si nos paramos a revisar lo que dichas entidades nos ofrecen, podemos encontrar ofertas como un 0,15 % TAE a trece meses de BBVA o un 0,25 %  TAE a un año, en el Sabadell. Por su parte, Banco Santander ha preferido directamente eliminar sus depósitos de la página web, con el objetivo de orientar hacia su Cuenta 123 a aquellos clientes que busquen rentabilidad para sus ahorros. Ahora bien, será necesaria la vinculación (domiciliar nómina, recibos y realizar gastos con la tarjeta asociada) para alcanzar hasta un 3 % para saldos de hasta 15.000 euros.

Por otra parte, pero manteniendo el camino de la vinculación, Popular ofrece dos depósitos con tipos de interés realmente competitivos de un 1,25 % TAE y de un 5 % TAE, pero reservados a clientes que domicilien su nómina, en el primer caso, y que contraten un seguro de hogar o automóvil (además de domiciliar la nómina) con la entidad en el segundo.

¿Quién está ganando terreno?

Aquí es donde entran en escena los nuevos actores de la rentabilidad a plazo fijo que ofrecen depósitos online que llegan a alcanzar tipos de interés del 2,65 % TAE a cinco años, sin ningún tipo de vinculación ni condiciones extraordinarias. Puede que ese porcentaje no resulte especialmente significativo, pero es muy destacable si lo comparamos con el 0,26 % de media que ofrecen los depósitos de más de cinco años nacionales; es decir, diez veces superior.

 
Además >>  Niño-Becerra: Paro

El anterior plazo fijo mencionado pertenece a la gama de depósitos de los italianos Banca Farmafactoring, que comenzó actuar en España en 2015, abriéndose paso con una gama de depósitos para inversiones superiores a 10.000 euros, que llegan hasta el citado 2,65 % TAE a cinco.

Otro competidor que se va abriendo lentamente terreno es el maltés FIMBank, con su rama de productos de ahorro online Easisave. En la actualidad recogen ofertas que van desde el 1,50 % a 3 meses, hasta el 2,50 % a tres años, para inversiones superiores a los 1.000 euros.

¿Qué garantías tengo si llevo mi dinero al extranjero?

Uno de los secretos del avance imparable de estas entidades es simplemente que son capaces de ofrecer más, en un contexto de tipos bajos y con las mismas garantías que podríamos tener con cualquiera de nuestros bancos de toda la vida.

A la hora de llevar nuestro dinero lejos de nosotros, resulta de vital importancia estar atentos a una serie de cuestiones como, por ejemplo:

  • Que el país de destino de los fondos disponga de un sistema de garantías del depositante, como el Fondo de Garantía de Depósitos español, que cubre hasta 100.000 euros por cliente y entidad, en caso de quiebra.
  • Controlar el cambio de divisa, en caso de que fuese necesario, puesto que puede derivar tanto en ganancias como en pérdidas.
  • Que el país al que enviamos nuestros ahorros tenga cierta estabilidad socio-política parece resultar algo evidente, aunque en ocasiones un suculento tipo de interés podría hacer olvidarnos los riesgos existentes.
Los depósitos extranjeros se hacen fuertes en las plazas españolas