Los indicadores señalan giro bajista, pero no subestimen el poder de los Grandes

 

Las recientes caídas en los mercados estadounidenses han hecho saltar las alarmas técnicas. Los principales índices dibujaron una pauta de giro semanal desde máximos, que históricamente han liderado descensos adicionales. Además, las cinco semanas consecutivas de caídas en el S&P 500 ha provocado una oleada de estudios con resultados diversos. El informe que publicábamos ayer mostraba un resultado neutral. Sin embargo, desde SentimentTrader han refinado más el análisis, centrando el estudio en los periodos donde el Dow Jones ha retrocedido por 5 semanas consecutivas

tras marcar un máximo de 52 semanas, una situación más cercana a la actual.
La última vez que esto sucedió fue hace exactamente 10 años y señaló un importante giro en el mercado. La presión vendedora persistente tan solo era una señal de que lo peor estaba por venir.

Desde 1900 ha habido 15 casos de pérdidas consecutivas durante 5 semanas después de un máximo de 52 semanas. Ahora los resultados. En 6 de los 15 casos, el Dow Jones nunca consiguió rebotar lo suficiente como para superar los máximos anteriores durante el siguiente año. En los otros nueve casos en los que sí se superaron los máximos previos, se tardó una media de 33 semanas. La media de caídas en las 5 semanas consecutivas de pérdidas fue del 6,4%. La media de caídas adicionales tras este periodo de cinco semanas es del 12,0%. Si se cumple la media de descensos adicionales, el Dow Jones retrocedería hasta los 10692.

Hay una visión optimista en esta estadística. Cuanto menor es la pérdida en este periodo de 5 semanas consecutivas de caídas, menor es la pérdida adicional. En el caso actual, el Dow Jones se ha dejado un 5,1%, una de las menores caídas de los 15 casos.

Otro reputado analista que ha advertido de fuertes caídas por venir es Richard Russell con su famosa Dow Theory Letters. El pasado viernes por la noche mandó una nota a clientes informando que su indicador favorito todavía señalaba un mercado alcista. Sin embargo su conclusión fue algo menos alentadora. Russell dijo: “El caos actual me recuerda mucho a 1929-30. Después del crash del ‘29, el mercado de valores se hizo más fuerte, incluso cuando la economía se estaba debilitando al mismo tiempo. Cuando el gran rally post-crash murió en abril de 1930, el mercado se giró a la baja con fuerza, y comenzó la Gran Depresión… El mercado, probablemente, está ahora en proceso de formación de un techo complejo. Si el mercado se vuelve ahora hacia abajo de manera convincente, podríamos ver el comienzo de la Gran Depresión número 2”.

Richard Russell (nacido en 1924) es suficientemente viejo para recordar la Gran Depresión.

Peter Brimelow, nos acerca desde su columna la opinión de Dennis Slothower de Stealth Stocks Daily Report. Su nota del viernes noche nos puede aclarar la paradoja de Russell.

 
Además >>  Estrategias Saxo Bank en renta variable para el 1T de 2016

Slothower fue uno de los pocos asesores que hizo dinero durante el Crash de 2008.

Por lo tanto, es bastante alarmante verle escribir: “A medida que las cifras económicas continúan empeorando progresivamente, este mercado alcista terminará pronto y será sustituido por un mercado bajista. Y me temo que podría ser tan malo como el que vimos en 2008 – tal vez peor… “

Refiriéndose a uno de sus propios indicadores técnicos favoritos, Slothower escribe: “El verdadero soporte de largo plazo de todo el mercado alcista es la línea media de la banda de Bollinger mensual, que ahora pasa por los 1.186 del S&P 500. Una ruptura por debajo de la línea media nos traerá un mercado bajista”.

“Creo que aquí es donde estaremos en última instancia, para ponerlo a prueba este verano. Si no conseguimos un esfuerzo de la Fed como la QE3 para defender este nivel de apoyo de largo plazo, un mercado bajista en toda regla se impondrá una vez que se perfore el soporte de largo plazo, tal y como vimos en 2008.”

En el corto plazo, sin embargo, tiene un inmenso respeto por lo que Slothower describe como la manipulación de Wall Street y Washington:

“Creo que sería un error pensar que los bancos de inversión no tienen todavía el poder de obligar a otro short squeeze (una situación en la cual una falta de oferta y exceso de demanda de un activo, fuerza el ascenso de los precios) en el petróleo y en las acciones que se aproveche para recuperar la media de 50 sesiones del S&P 500 en el corto plazo… Si bien parece evidente para nosotros que la economía está cayendo en recesión, el mercado de valores todavía está apoyado en gran medida por la Reserva Federal. Aunque sin duda podemos ver que se está formando un pauta de techo justo aquí, todavía puede ser prematuro pensar que la Fed/Bancos de Inversión no van a continuar con el “inflar y vender” dentro del comportamiento lateral del mercado, antes de que la QE2 termine oficialmente al final de este mes.”

Carlos Montero

Los indicadores señalan giro bajista, pero no subestimen el poder de los Grandes
Etiquetado en: