Los insiders despistan al mercado y se hacen fuertes en el lado de los bajistas

 

Fuente: elEconomista.es

Durante los últimos dos meses, los insiders (grandes accionistas y ejecutivos de las empresas) han cambiado de tercio radicalmente: después de mostrar durante meses su confianza en las acciones de sus compañías y salir de compras, desde finales de agosto están mucho más por la labor de vender. Según Mark Hulbert, columnista de MarketWatch, es complicado saber a qué se debe esta brusca metamorfosis de su comportamiento.

Según el popular boletín Vickers Weekly Insider Report, las cabezas visibles de las principales empresas de EEUU vendieron la semana pasada 5,29 acciones por cada una que adquirieron. A finales de agosto, sin embargo, ese ratio era de 1,02 a 1, es decir, que en dos meses han multiplicado por cinco sus ventas.

Esto podría parecer una señal inequívoca de que los insiders consideran que el rally de la bolsa ya no tiene continuidad , pero hay un par de detalles que se deben tener presentes.

Más razones tras las ventas

Lo primero es que “hay que tener en cuenta que los insiders tienen restringidas las operaciones en las temporadas de presentaciones de resultados, lo que hace que caiga tanto el volumen de negociación como la evidencia del sentimiento“, señala David Coleman, editor del Vickers.

Además, como también recuerda Jonathan Moreland, editor del boletín InsiderInsights, los diferentes indicadores sobre los movimientos de insiders que hay en EEUU han mostrado una volatilidad mayor de lo habitual en últimos meses y, particularmente, en las últimas semanas, lo que hace “especialmente difícil confiar en lo que las tendencias parecen indicar”.

 

Alcistas y bajistas

“¿Cómo convertir entonces el comportamiento reciente de los insiders en una estrategia de trading?”, se pregunta Hulbert. Según este experto, hay argumentos tanto para los alcistas como para los bajistas.

Además >>  El Ibex cae un 3,25% en su peor semana desde noviembre de 2010

Una visión posible es la de Moreland, que escoge permanecer alcista. Y eso pese a que reconoce que “aunque los ratios de compra venta de los insiders ya se han vuelto bastante negativos, esperamos que sigan empeorando en próximas semanas. Esto también sucedía en los años de la burbuja, cuando algún dato sobre la aparentemente robusta economía de EEUU preocupaba a los ejecutivos“. Así, tiene el 85% de su cartera invertida, y sólo un 15% en cash.

Coleman, sin embargo, toma las ventas de los directivos como una señal u oportunidad para fortalecer sus posiciones en liquidez.

“Al final, el registro histórico que hay de los movimientos de los insiders muestra que merecen su estatus de indicador adelantado. Basándonos en esto, seguimos siendo prudentes con las perspectivas de la renta variable a corto plazo”, señala este experto, que tiene aproximadamente dos tercios de su portfolio en efectivo. Y parece que, de momento, su argumento es el ganador, según Hulbert.

Los insiders despistan al mercado y se hacen fuertes en el lado de los bajistas
Tagged on: