Los “oscuros trucos” que usan los supermercados para que compremos más

 

Los supermercados están diseñados para promover la compra impulsiva a través de un laberinto de pasillos. Pero algo increíble ha sucedido desde que se inicio la recesión. Los consumidores ahora seleccionan los pasillos por los que circulan. Y esto está aniquilando los márgenes de las tiendas. UBS cita una investigación de Kantar Retail.

Los consumidores no están circulando por la mayoría de los pasillos con la misma frecuencia que antes. Hoy en día, la forma más común de comprar es ir directamente a los pasillos que se tenía en mente. El 50% de los consumidores compra ahora de esta manera, un aumento del 6% frente al comportamiento de 2008. Los consumidores están muy centrados en compras específicas y usan sus cupones de descuento en los supermercados. Esto sugiere que los consumidores están siendo más selectos a la hora de comprar.

Cada sección de un supermercado, desde el estacionamiento hasta la caja, está diseñada para hacernos gastar más dinero y comprar más alimentos de los necesarios.

Los consumidores pueden ir a la tienda para comprar leche y en vez de ello se van con helado (que estaba de oferta), una barra de pan fresco (que olía tan bien), una bolsa de patatas fritas y salsa (para ver una película en casa) junto con unas cuantas latas de cerveza y refrescos y una revista de moda (¿Qué se lleva esta temporada?). En definitiva, el supermercado es un nirvana al por menor.

Y si alguna vez se han preguntado como los supermercados nos incitan a este consumo compulsivo, enumeramos 14 “trucos” – algunos obvios y otros más oscuros – que usan en sus establecimientos (vía Idea Finder):

1. Los carritos de la compra. Esta invención data de 1938 y fueron diseñados para permitir a los clientes a hacer compras más grandes con mayor facilidad

2.La mayoría de los supermercados ponen los departamentos de alto margen, como las panaderías y floristería cerca de la puerta principal, ya que los inversores comienzan la compra con su carro está vacío y un ánimo elevado.

3. Otra razón para empezar con las flores y los productos de panadería es el olor, que activa las glándulas salivales y nos hacen más propensos a realizar compras impulsivas. Asimismo, estos departamentos nos ponen de buen humor y nos hacen más dispuestos a consumir.

4. Los Supermercados esconden los alimentos diarios y otros productos esenciales, para que tengamos que recorrer toda la tienda hasta alcanzarlos.

5. Una vez que los clientes comienzan a caminar a través de los pasillos centrales, nos condicionan a recorrer los pasillos perpendiculares.

 

6. La mayoría de las tiendas intentan que los consumidores circulen por la derecha del pasillo. Debido a este flujo y a que la práctica de la conducción te habitúa a ir por la derecha, los productos que probablemente más compre el consumidor estarán a la derecha del pasillo por el que circule

Además >>  El declive económico de España en el contexto de los últimos 150 años

7. Los artículos que la tienda quiere realmente que usted compre están a la altura de los ojos. En la sección de cereales, por ejemplo, los cereales a granel se colocan en la parte inferior. El cereal más saludable se coloca en la parte superior. Y las marcas más caras están al nivel de los ojos. También se favorecen los productos que se quieren vender colocándolos en los extremos del pasillo.

8. Y luego está el nivel de los ojos de los niños. Aquí es donde usted encontrará cereal azucarado, y la clase de productos que los niños piden a sus padres.

9. Los puestos de muestra reducen la velocidad la velocidad de los consumidores, mientras que se exponen nuevos productos.

10. El tamaño importa. En las tiendas atestadas de gente se pasa menos tiempo de compras, se hacen menos compras impulsivas, se compran menos artículos, se es más social y la gente se pone más nerviosa. Cabe destacar que los asiáticos son más tolerantes con el hacinamiento, mientras que los británicos son los menos tolerantes.

11. Los colores cálidos atraen a la gente a una tienda. Los colores fríos fomentan más la contemplación y el aumento de las ventas. Le sugerimos un exterior de ladrillo y un interior azul suave.

12. ¿Escuchar música? Los estudios han demostrado que la música lenta hace que la gente se tome su tiempo y gaste más dinero. La música alta hace que se muevan más rápido a través de la tienda sin afectar a las ventas. Y la música clásica lleva a la gente a comprar mercancía más cara.

13. El área más rentable de la tienda es la fila de la caja. Este es el lugar donde después de unos minutos en la cola, sucumbirá a la tentación de los dulces y que la revista que ha estado hojeando.

14. Es hora de presentar su tarjeta de supermercado. Mientras que le da ofertas ocasionales, esta tarjeta le mantiene como cliente regular de la tienda. También proporciona valiosos datos de seguimiento.

Carlos Montero
Los “oscuros trucos” que usan los supermercados para que compremos más
Tagged on:             

Comments are closed.