MIENTRAS LAS BOLSAS VAN A LO SUYO (Y SIN DINERO) ¿PODREMOS SOBREPONERNOS A LAS DUDAS?…

 

Kali Mero_La Carta.

 
A partir de ahora voy a desconfiar más de lo que ya desconfiaba de las estadísticas. Recordarán que septiembre, que ya agoniza, amaneció cargado de malos augurios, porque la estadística reza que es el peor mes del año en asuntos bursátiles ¡Joder con las estadísticas! Sí, las Bolsas van a lo suyo, agarrándose a cualquier brote. O mejor dicho, subiendo como un cohete por el simple hecho de que una noticia mala es menos mala de lo previsto. O sea, no se andan con bromas. Pero no me lo creo. Hoy me ha gustado mucho la reflexión matutina de José Luis Martínez Campuzano aquí en lacartadelabolsa. Tal que así: “¿Les sucede lo mismo a ustedes? Es la sensación de lo inevitable. Aceptar que, más tarde o más temprano, lo sabremos. Sí, es cuestión de tiempo.
Leía este fin de semana un artículo cuyo título era poco alentador. Era algo así como “tiempos confusos”. Naturalmente, trataba de describir la realidad económica actual. La dificultad en fijar expectativas claras ante unas hipótesis, las actuales, difíciles de soportar con un grado elevado de certeza. Mal vamos si no nos creemos del todo las hipótesis iniciales. Esto ocurre también con los presupuestos. Pero no estoy hablando ahora de este tema. Siguiendo con el artículo en cuestión, dejaba en el aire que la incertidumbre, en este caso sobre inflación/ deflación podría extenderse a medio plazo. Años y no meses. Uh, vaya. ¿Podremos sobrevivir con la duda? Los mercados, como ven, sí pueden. Pero también existe la posibilidad muy real de que cambien con el tiempo. Ya saben el dicho: los mercados siempre tienen razón, sobre la base de la información existente en cada momento. ¿Volatilidad? Más que esto. Hablo del riesgo de un comportamiento lateral, pero con márgenes muy elevados. ¿Y la correlación entre mercados? Se matizan. Es lo que tiene la incertidumbre. Perdón, la confusión. Bueno, asúmanlo. Se puede seguir haciendo dinero. Ser realista te permite mayor margen de maniobra. Los extremos contrarios, del optimismo al pesimismo no son buenos en tiempos revueltos. O su acierto dura poco. Quizás demasiado poco….”
Y ya les dejo con la crónica:
El Ibex cayó hoy un 1,07% por la rémora de la banca y de la recogida de beneficios del pasado viernes, que le devolvieron a la cota de los 10.600 enteros y le hicieron liderar los descensos en Europa.
Con 28 valores en terreno negativo y sólo siete en terreno positivo, el Ibex terminó la sesión en 10.613 enteros, tras haber tocado suelo a lo largo de la negociación en 10.574 puntos.
Sin referencias macroeconómicas de relevancia y tras la apertura bajista de Wall Street, el selectivo madrileño sucumbió a las pérdidas al final de la jornada, tras haber pasado buena parte de la mañana saltando del verde al rojo y viceversa.
El resto de plazas europeas también optaron por las ventas, pero con la mitad de fuerza que en Madrid, que coronó los descensos en del Viejo Continente. Londres y París se dejaron un 0,5% y un 0,4% al cierre, y París cedió un 0,3%.
Gamesa encabezó las pérdidas del selectivo madrileño, con un retroceso del 2,93%, mientras que Inditex ocupó el segundo puesto del ranking de mayores bajadas (-2,61%) y OHL el tercero (-1,84%).
Entre los pesos pesados del selectivo, destacaron los descensos de Santander, en el cuarto lugar de mayores retrocesos (-1,76%) y BBVA en el quinto (-1,75%), aunque también recortaron posiciones Endesa (-1,64%) y, en menor medida, Telefónica (-0,52%).
En el lado de las ganancias, Sacyr se colocó en cabeza (+4,03%), a gran distancia de Bankinter e Iberdrola Renovables, que se llevaron la medalla de plata (+0,88%) y de bronce (+0,57%), respectivamente.
En el mercado de divisas, el euro no aflojaba su escalada frente al dólar y se mantenía en máximos, por lo que al término de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba establecido en 1,3481 unidades.

También te puede interesar:

Además >>  Nubes negras se ciernen sobre Rajoy con el rescate en el horizonte
MIENTRAS LAS BOLSAS VAN A LO SUYO (Y SIN DINERO) ¿PODREMOS SOBREPONERNOS A LAS DUDAS?…