NEGOCIO PATRIMONIAL ¿ÚLTIMO CARTUCHO DE LAS INMOBILIARIAS PARA SALIR DE LA CRISIS?

 
Martinez Villergas_colonial madridEl negocio patrimonial se ha convertido en el último cartucho de las inmobiliarias para sortear el cambio del ciclo económico. Sin embargo, la caída de los ingresos por alquiler; la renegociación de los contratos a la baja y la venta de activos han manchado la evolución de esta área en el primer trimestre del año. ¿Podrá esta rama de la actividad contrarrestar el frenazo residencial y de suelo? “Es una vertiente algo más positiva del negocio inmobiliario que por ejemplo, suelo o residencial, y ahora tiene mejores perspectivas”, reconoce Gonzalo Pajares, analista de Inverseguros sobre la división patrimonial de las cotizadas. Un haz de luz que en seguida se apura en matizar: la situación de las inmobiliarias sigue siendo “endeble”. En los tres primeros meses de este ejercicio, tanto Colonial como Metrovacesa, Realia y Reyal Urbis redujeron los ingresos en alquileres de sus respectivos negocios. Así, la inmobiliaria controlada por FCC y Caja Madrid fue la que sufrió un menor recorte en esta partida del balance al bajar un 2,1% hasta los 44 millones de euros. Para Metrovacesa esta rebaja supuso un caída del 5,4% hasta cerca de 45 millones. En el caso de Colonial, el descenso alcanzó el 18% (o del 6% en términos comparables) y en Reyal Urbis del 29% hasta los 9,6 millones. Todas las cotizadas coinciden en destacar que estos retrocesos responden a las desinversiones efectuadas en sus respectivas divisiones patrimoniales o son fruto de las “actualizaciones de las rentas de los contratos renovados”.

O lo que es lo mismo, una mayor permisividad por parte de las inmobiliarias para bajar los precios de los contratos de alquiler. El último informe de Aguirre Newman sobre el mercado de oficinas en España –publicado ayer- reconoce un aumento de la contratación intersemestral del 60%, gracias a una mayor “flexibilidad por parte de los propietarios a la hora de negociar las condiciones de contratación”.

La consultora explica que tanto en Madrid como en Barcelona, ha continuado el descenso de los precios durante la primera mitad de este año. En la capital española, la tendencia fue más acusada en el distrito de negocios con una caída en las rentas medias del 3,6% respecto al segundo semestre de 2009. Mientras que en la Ciudad Condal, el nuevo ajuste de los precios de alquiler afecta a todas las zonas (-4,3%), según Aguirre Newman.

Jones Lang LaSalle cree que esta pauta se repetirá a lo largo de la totalidad del presente ejercicio. “Los propietarios seguirán manteniendo una fuerte competencia a fin de atraer a la demanda existente, ofreciendo grandes incentivos vía carencia o subvenciones a las obras, lo que unido a la situación de precios ofrece grandes oportunidades a los potenciales arrendatarios”, expresan.

Además >>  Ordóñez: 2011 será uno de los años "más duros" para el sector bancario

Colonial, Metrovacesa y Realia son las inmobiliarias cotizadas que han puesto mayor acento en apostar por la división patrimonial. Así, el presidente de Realia, Ignacio Bayón, reconoció que el objetivo de la firma es que a largo plazo el 80% del valor de los activos de Realia sean de tipo patrimonial y que un 40% de los mismos provengan de fuera de España. A cierre del año pasado, el valor de los activos patrimoniales alcanzó el 64% del total y el 27% del total procedían del extranjero.

También en su última junta, el presidente de Metrovacesa, Vitalino Nafría, indicó que la empresa prevé elevar un 23% sus rentas recurrentes respecto a las obtenidas el año pasado. Sin olvidar el giro de 180º de Colonial. La firma controlada ahora por la banca acreedora anunció en febrero de 2010 la vuelta sus orígenes patrimonialistas, con la segregación de varios de negocios.

 

Obligadas a desinvertir

Sin embargo, las inmobiliarias no manifiestan dudas a la hora de desprenderse de estos activos “refugio”. “Los edificios forman parte de su negocio recurrente pero con la deuda que tienen las compañías, éstas aprovechan cualquier oportunidad para vender”, recalca Pajares. Además, el experto subraya que aunque las desinversiones supongan desprenderse de activos con significativos descuentos, las empresas sólo buscan reducir su endeudamiento “que es lo que las está matando”.

Según consta en los últimos resultados de Colonial, la venta de activos de alquiler generaron en el primer trimestre unos ingresos de 0,7 millones de euros con un margen neto cercano a cero. La cotizada explica que fue debido a unos precios de desinversión similares a la última tasación.

Estefanía Fonseca Invertia.com

NEGOCIO PATRIMONIAL ¿ÚLTIMO CARTUCHO DE LAS INMOBILIARIAS PARA SALIR DE LA CRISIS?