Negocios del siglo XXI: proveedor de Mercadona

 
Foto: Ep.
Foto: Ep.

Uno de los sectores que están aguantando mejor el tirón en la crisis es el de la alimentación y los productos básicos de la cesta de la compra. Pero, dentro de ese grupo de empresas, destacan los interproveedores de Mercadona.

Aunque registran menores beneficios que en 2008, y en muchos casos menos ventas en euros, por la bajada de precios, generan más ventas en unidades. Son las compañías que elaboran los denominados productos recomendados, la mayoría de ellas en exclusiva para la cadena de supermercados y con sus marcas de distribución, como Hacendado, Deliplus o Bosque Verde.

La peculiaridad es que estas empresas han crecido mucho estos últimos años al calor de la expansión de Mercadona. Como ventaja, la cadena de supermercados firma con ellas contratos indefinidos, lo que les permite reducir incertidumbres.

A cambio, hay que seguir sus indicaciones y especificaciones y, en muchos casos, aunque no en todos, trabajar en exclusiva. Uno de los que tiene mayor tamaño es la cárnica valenciana Martínez Loriente, que elabora los productos cárnicos para Mercadona.

En 2006, facturó 388 millones y, en 2008, llegó a 460 millones de ventas. La bajada de precios del año pasado dejó la facturación en 457 millones. También participa, junto con la francesa Fleury Michon, en la empresa Platos Tradicionales, creada para elaborar los platos precocinados en exclusiva para Mercadona.

Otro de sus proveedores relevantes es el Grupo Siro, que hasta hace unos años mantenía una serie de marcas propias, de empresas que fue adquiriendo, pero ahora casi toda su actividad se dirige a Mercadona, para la que fabrica el pan, las galletas y la pasta. Siro registró el año pasado algo más de 300 millones de euros de ventas. Dos años antes, su facturación rondaba los 220 millones.

También ha tenido un gran despegue RNB, farmacéutica especializada en cosmética. Fue creada por dos profesionales valencianos hace veinte años y en los últimos cinco años, ha quintuplicado sus ventas, que el año pasado fueron de 110 millones. Las expectativas para este año apuntan a un aumento del 10%. La firma creció especialmente en los últimos años gracias a una crema facial a base de caviar.

El laboratorio Korott, que fabrica productos de parafarmacia, como las cápsulas de valeriana y los complementos nutricionales, lleva diez años trabajando para Mercadona, que hoy es su único cliente. Acaba de empezar también a elaborar los productos de higiene bucal, para lo cual ha invertido 15 millones. En 2008, sus ventas fueron de 16 millones y, este año, espera alcanzar los treinta millones.

Con marca propia

Aunque la mayoría de estas compañías trabaja prácticamente sólo para Mercadona, algunas mantienen también sus propias marcas y venden a otros clientes. Entre los casos relevantes se encuentran, por ejemplo, Casa Tarradellas (que fabrica pizzas y embutidos, lo mismo que hace con su marca) y la empresa de especias Carmencita.

 
Además >>  Nace Crowdfranquicias, el crowdfunding de las franquicias

Esta última tiene una cuota de mercado del 22% en marca propia y del 30% con las especias Hacendado. Por su parte, Antiu Xixona, que ya elabora desde hace tiempo el turrón Hacendado, empezará el próximo año a fabricar el chocolate, en una nueva fábrica que está construyendo en Alicante. Esa planta sólo trabajará para la cadena de supermercados.

Cada año, los interproveedores de Mercadona realizan unas inversiones importantes para poder abastecer a las 1.264 tiendas que posee la cadena. El año pasado, fueron unos quinientos millones de euros los que estas empresas destinaron a ampliar sus instalaciones o su capacidad de producción.

En un momento en el que conseguir financiación se antoja bastante complicado, directivos de estas firmas explican que el hecho de contar con un cliente tan grande asegurado en un contrato indefinido facilita la obtención de fondos de las entidades financieras.

La apuesta más elevada fue la de la murciana Agromediterránea, proveedora de hortalizas, que destinó 34,5 millones a la compra de terrenos y a maquinaria. Además, recientemente ha comprado la valenciana Agropechuán, con una inversión de catorce millones.

Ultracongelados Virto invirtió 27 millones en una fábrica en la provincia de Badajoz. La navarra Mahn Mac, que elabora ensaladillas, destinó 22,5 millones a construir una nueva fábrica. También fue relevante la inversión de 24 millones realizada por Caladero, proveedora de pescado, que está ampliando su capacidad para procesar el pescado en bandejas.

LAS CONDICIONES

-Contrato indefinido: la relación se establece de por vida, lo que elimina incertidumbres a las empresas.

-Periodo de desenganche: si una de las dos partes decide romper la relación, hay un plazo de tres años para hacerlo progresivamente.

-Exclusividad: en muchos casos, Mercadona pide a los interproveedores que trabajen en exclusiva para la cadena.

Negocios del siglo XXI: proveedor de Mercadona