Niño-Becerra: ¿Reformas? ¿Qué reformas?

 

Reformas¿Se han preguntado el motivo por el que a todos los cambios que se están llevando a cabo en el modo de hacer las cosas y la razón por la que a la batería de procedimientos nuevos que se están introduciendo en la operativa con que las cosas se hacen se los denomina reformas?.

Esos cambios y esos nuevos procedimientos no son reformas. Reformar es quitar la pared de una casa para juntar dos habitaciones, cambiar la cocina y el cuarto de baño, y poner parquet en el hall. Pero lo que se está haciendo no es eso, lo que se está acometiendo es un cambio de casa pero sin movernos del sitio, de modo que tras el cambio la casa será otra casa, otra casa totalmente distinta.

Eso a lo que se está denominando ‘reformas’ es parte de la transición que nos llevará desde el modelo que ha sido el nuestro desde el final de la II GM al nuevo que tras la crisis -sistémica- en la que nos hallamos inmersos, entrará en funcionamiento. Lo que califica de ‘reformas’ son fragmentos de la estructura del nuevo modelo; piezas que irán siendo ensambladas hasta construir un nuevo ingenio.

Además >>  Informes

¿Qué a lo que apuntan esos fragmentos, esas piezas, no parece agradable?. Pues no. Esa es otra de las diferencias con la Depresión: entonces de iba a mejor porque se suponía abundancia; ahora no porque se conoce escasez.

 

Entonces, si todos esos cambios y todos esos nuevos procedimientos no son reformas, ¿por qué los llamarán así?.

Vía|Santiago Niño-Becerra

Niño-Becerra: ¿Reformas? ¿Qué reformas?

Comments are closed.