El nivel del mar sube 0.7 centímetros al año como consecuencia del deshielo de los glaciares

 

Ayudan a resolver, gracias a un nuevo estudio de los glaciares, las diferencias en las estimaciones de cómo los glaciares están desapareciendo rápidamente y contribuyen a la elevación del nivel del mar.

Glaciar Alpes

Basado en la investigación de los glaciares que se encuentran fuera del hielo de Groenlandia y la Antártida, repositorios del 1 por ciento de todo el hielo de la Tierra, el nuevo trabajo indica que perdieron un promedio de 259 millones de toneladas de masa cada año durante el periodo de estudio de seis años, por lo que los océanos aumentaron 0,7 milímetros por año. Esto equivale a alrededor del 30 por ciento del total observado de aumento global del nivel del mar durante el mismo período y coincide con la contribución combinada de incremento del nivel del mar del hielo de Groenlandia y la Antártida.

El estudio, publicado por Science, compara las mediciones terrestres tradicionales con los datos satelitales de las misiones ICESat y GRACE de la NASA, para estimar la pérdida de hielo de los glaciares en todas las regiones del planeta. El periodo de estudio abarca desde 2003 hasta 2009, los años en que las dos misiones se superponen.

En palabras de Alex Gardner, científico de la Tierra en la Universidad Clark en Worcester, Massachusetts, y autor principal del estudio, “por primera vez, hemos sido capaces de restringir de manera muy precisa la cantidad en que estos glaciares en su conjunto están contribuyendo al aumento del nivel del mar”. “Estos cuerpos de hielo más pequeños están perdiendo tanto masa como como capa de hielo.”

ICESat, que dejó de operar en 2009, mide el cambio de los glaciares a través de altimetría láser que rebota pulsos de láser en la superficie del hielo para informar de los cambios en la altura de la capa de hielo. El sucesor de ICESat, ICESat-2, tiene previsto su lanzamiento en 2016. GRACE, aún en funcionamiento, detecta las variaciones del campo gravitatorio de la Tierra como resultado de los cambios en la distribución de la masa del planeta, incluidos los desplazamientos de hielo.

La nueva investigación encontró que todas las regiones con glaciares perdieron masa desde 2003 hasta 2009, con las mayores pérdidas de hielo en el Ártico canadiense, Alaska, la costa de Groenlandia, el sur de los Andes y el Himalaya. Por el contrario, los glaciares periféricos de la Antártida – cuerpos de hielo pequeños que no están conectados a la capa de hielo principal – contribuyeron poco a la subida del nivel del mar durante ese período. El estudio, que se basa además en otro de 2012 utilizando sólo los datos de GRACE, encontró que la pérdida de hielo de los glaciares fue inferior a las estimaciones derivadas de las mediciones basadas en tierra.

Las estimaciones actuales predicen que todos los glaciares en el mundo contienen suficiente agua para elevar el nivel del mar en hasta unos 60 centímetros. En comparación, toda la capa de hielo de Groenlandia tiene el potencial de contribuir en unos 6 metros a la elevación del nivel del mar y la capa de hielo antártica unos 60 metros.

 
Además >>  Las células de hígado fetal son aptas para crear injertos vasculares en neonatos y adultos

“Debido a que la masa global de hielo glaciar es relativamente pequeña en comparación con las enormes capas de hielo que cubren Groenlandia y la Antártida, las personas tienden a no preocuparse por ello“, dijo el co-autor del estudio, Tad Pfeffer, glaciólogo de la Universidad de Colorado en Boulder. “Pero es como un pequeño cubo con un enorme agujero en la parte inferior: puede no ser un periodo muy largo, sólo un siglo o dos, pero mientras hay hielo en esos glaciares, es un importante contribuyente al aumento del nivel del mar.”

Para hacer estimaciones con base en tierra de los cambios de masa glaciar, glaciólogos realizan mediciones in situ a lo largo de una línea desde la cumbre de un glaciar a su borde. Los científicos extrapolan estas medidas a toda la superficie de los glaciares y los llevan a cabo desde hace varios años para estimar la variación de la masa total del glaciar a través del tiempo. Si bien este tipo de medida va bien para glaciares individuales, tiende a sobrestimar la pérdida de hielo cuando los resultados son extrapolables a regiones más grandes, como las cordilleras enteras.

“Las observaciones de tierra a menudo sólo pueden ser recogidas en los glaciares más accesibles, donde resulta que el adelgazamiento se produce con mayor rapidez que los promedios regionales”, dijo Gardner. “Esto significa que cuando se usan esas mediciones para estimar la variación de la masa de toda la región, se determina que las pérdidas regionales que son demasiado grandes.”

GRACE no tiene suficiente resolución y ICESat no tiene suficiente densidad de muestreo para estudiar los glaciares pequeños, pero las estimaciones del cambio de masa para grandes regiones son coincidentes en ambos satélites. “Sin tener estas observaciones independientes, no había forma de saber que las observaciones terrestres eran parciales”, dijo Gardner. En la investigación participaron 16 investigadores de 10 países.

Vía|Ep.

El nivel del mar sube 0.7 centímetros al año como consecuencia del deshielo de los glaciares
Tagged on:                                     

Comments are closed.