No es esto, no es esto: es aquello, aquello – y 2

 

Santiago Niño Becerra La Carta.

Reflexión: en USA se inyecta pasta para reactivar, el JPN se deprecia el yen para exportar, y en la UEM, ¿qué se está haciendo por la economía?

Se oye en la UEM: ‘El BCE no está haciendo nada por el euro’, ¿seguro?. El BCE ni toca tipos ni inyecta pasta masivamente, lo que ayuda a USA … y perjudica a Europa a no ser que Europa haga otra cosas para compensar esas inyecciones de USA; ¿qué cosas?, aumentar la productividad, reducir gastos: públicos, privados. Unas economías podrán hacer ambas cosas, otras sólo una.

Lo primero significa ser más eficientes, lo segundo bajar capacidades de consumo, en los dos casos equivale a … ¡debilitar el euro!, piénsenlo: siendo más eficiente se hace lo que tenga que hacerse con menos: te empequeñeces, gastado menos te desprendes de menos recursos: conservas; el euro continuaría ‘valiendo lo mismo’, pero Europa tendría más para usar. Ya, ya: más pobreza, más tristeza, ahí, para compensar eso, en lo necesario, es donde podría entrar en juego, readaptado, evidentemente, el modelo europeo de protección social.

Europa estaría más preparada para lo-que-vendrá-después ya que lo de después: en una posición más sana, bueno, Europa, Europa, … no: aquellas zonas de Europa en las que ya exista una base a desarrollar, a potenciar, a sostener; exactamente: en los clusters ya existentes. Empresas y sinergias, actitudes transurbanas, transregionales, transnacionales. Y España, ¿qué tal en estos aspectos?.

Y bueno, ya se está insinuando: ¿por qué una economía occidental no puede suspender pagos?, vale, cambio la imagen: ‘renegociar importes y vencimientos’. Efectivamente: nada hay que lo impida. ¿Consecuencias?, terrible ninguna si se hace bien, y buenas muchas: todo quedará más claro y todos quedarán más transparentes: todos: sí: las entidades financieras tendrán que enseñar sus tripas, los Estados poner sobre la mesa sus papeles, …. Pasará, y sería deseable que pasase ya, pero aún no toca, todavía hay que seguir dando vueltas a la habitación: “A la sillita de la reina …”.

Y el comercio internacional, pues bueno. Me han pasado un artículo interesante: http://www.spiegel.de/international/world/0,1518,721044,00.html, en él aparece un gráfico del que pueden sacarse conclusiones de peso. Resulta que la tasa de cobertura USA de su comercio con China es de tan sólo el 23,4%, mientras que con la UE lo es del 77,9%; a la vez, la UE tiene una tasa de cobertura con China que sólo alcanza al 45,2% de su comercio. Primera conclusión: Europa se halla en una posición peor que USA respecto a su comercio con China.

 

Más. Considerando a USA, la UE y China, las exportaciones de USA a los otros dos cubren el 39,8% de las importaciones que USA realiza de ambos, la de la UE el 79,7% y la de China el … ¡289%!. Segunda conclusión: la posición de USA es más que megadebil: importa mucho más de lo que exporta porque es más barato fabricarlo fuera de USA que dentro y eso que importa lo paga con unos papeles que hay que sostener para que la rueda siga girando. Por ser peor la posición comercial USA es peor de lo que lo era la de España en el siglo XVI: también entonces a España le era más barato importar bienes que fabricarlos aquí, pero al menos la plata que España expoliaba de America se sostenía sola. (En estos términos los más inteligentes fueron los británicos en el XIX: expoliaban plata y oro y, encima, exportaban cosas de alto valor e importaban de bajo).

Además >>  España sí da miedo: la prima alcanza máximos y el Ibex pierde el suelo de los 9.800

(El Ministro cambia pero el mensaje se mantiene: el Sr. Valeriano Gómez: se deberían ligar salarios y productividad. ¡Pero si la mejora de la productividad no depende de la oferta de trabajo!. ¡Pero si para aumentar la productividad hay que invertir, invertir e invertir!. ¡Pero, y aquí está lo gordo, si la productividad aumenta lo hará el desempleo!. ¿Está admitiendo el Sr. Ministro de Trabajo e Inmigración que no es posible que el desempleo se reduzca en España?. ¿Está aceptando que puestos a algo mejor es mejorar la productividad que intentar que disminuya el paro?. Los salarios van a bajar y se van a inventar 1.001 razones para justificarlo, pero, ¡por favor!, que no saquen a relucir la productividad).

Más aún. Algunas entidades financieras españolas dicen que en España cada vez ganan menos, por eso se expanden en el exterior; desarrollemos el razonamiento. Si cada vez tienen un menor beneficio en España será porque las posibilidades de negocio rentable están desapareciendo, y ello, en pura lógica, será porque la capacidad de generación de PIB -y de empleo- de la economía española se está agotando, lo que lleva a que las posibilidades de recuperación económica de España estén diluyéndose, es decir, la economía española está entrando en una fase de estancamiento, por lo que la española está convirtiéndose en una economía a olvidar al brindar cada vez menos expectativas y menores posibilidades.

El resto del mundo no estaría mejor, pero otras economías sí menos mal o mucho menos mal o, cuanto menos, estarían más preparadas para transitar por esta crisis, y para después; ¿cómo las ‘emergentes’?, pues no, pienso que no: los emergentes son los subdesarrollados de antes sólo que durante estos últimos diez años han estado exportando muchas commodities: en cantidades mucho mayores que antes del 2000. Personalmente apostaría por sus commodities, no por sus economías; es mi opinión, claro.

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad RamonLlull.

No es esto, no es esto: es aquello, aquello – y 2
Tagged on: