Nueva Directiva Europea de Hipotecas. Ventajas para los consumidores

 

strasburgo parlamento europeoEl Parlamento Europeo aprobó ayer el proyecto de Directiva Europea de Hipotecas por el cual los Estados tendrán que garantizar que las entidades bancarias cumplan unos mínimos a la hora de ofrecer, asesorar, vender, mantener y finiquitar contratos hipotecarios. Entre los puntos que contempla el texto, se plasma de manera expresa la posibilidad de ofrecer la vivienda en dación en pago.

Puntos fuertes del proyecto de Directiva Europea de Hipotecas

Son siete las novedades que quiere introducir la Directiva Europea de Hipotecas:

  1. Fin de los productos vinculados. Prohíbe a las entidades prestamistas de dinero hacer ofertas crediticias que estén condicionadas por la compra de seguros u otros productos financieros. La prohibición pretende facilitar a los consumidores el cambio de proveedor, pero habrá que mantener los ojos abiertos, ya que esta iniciativa puede provocar el encarecimiento de las hipotecas.
  2. Dación en pago. Se contempla la posibilidad de entregar la casa como pago a la entidad financiera acreedora en caso de no poder hacer frente a la deuda. Esta opción permite al hipotecado con grandes apuros económicos, finiquitar su endeudamiento y tener la posibilidad de “volver a empezar” a tomar decisiones sin ninguna carga sobre sus hombros. Esta nueva norma prohibiría la posibilidad de excluir la dación en pago cuando haya sido pactada con anterioridad por ambas partes, así como el recurso de poder solicitarla a posteriori, en la situación de no poder asumir la hipoteca. Los eurodiputados han establecido que se exiga una “tolerancia razonable” antes de proceder a las ejecuciones, pero esto es tan ambiguo como la moralidad de los bancos que deben aplicarla.
  3. Período de reflexión. Los consumidores tendrán, de manera obligada, un plazo de 7 días para pensar en el contrato que le ofrece el banco antes de firmarlo, y otros 7 días más para retractarse tras la firma.
  4. Flexibilidad en los pagos. La Directiva establece unas garantías de flexibilidad en el pago, como por ejemplo eliminar la comisión por amortización parcial o total anticipada. También dice el texto que la entidad tendría derecho al cobro de una compensación por los costes de ese reembolso, pero sin tratar de desmotivar la amortización a base de multas adicionales a los clientes.
  5. Supervisión. Esta medida pretende frenar y llegar a eliminar los préstamos irresponsables, y para ello establece que las entidades concesoras de hipotecas deberían estar supervisidas, autorizadas y registradas por las autoridades nacionales. Además, se quieren reforzar los criterios que evalúan la solvencia del comprador, para evitar que personas que no pueden hacer frente al pago de la hipoteca se hagan con una.
  6. Más información. Las entidades bancarias y financieras deberán otorgar una información amplia y completa a aquellas personas que soliciten un crédit, además, y gracias a ello, se reforzarán los derechos de los prestatarios durante la vida del contrato. Dicha información se recibirá antes de la firma de la hipoteca, ya sea en papel o electrónicamente, y será clara, veraz y comprensible. en ella debe aparecer el coste total y las consecuencias financieras a largo plazo. Se debe proporcionar al cliente una información personalizada para que le sea posible hacer una comparación entre todos los préstamos del mercado.
  7. Moneda extranjera. Aunque este tema no estaba incialmente en la palestra de la Directiva, al final ha acabado dentro del proyecto, al igual que otros puntos previamente no considerados. Este punto trata sobre la imposición de condiciones estrictas para los créditos en monedas extranjeras. El consumidor deberá ser informado de los cambios que esto puede suponer, como el aumento del pago.
Además >>  Llega Zaimo, la empresa que presta hasta 1.500 euros también a personas en ASNEF

La Directiva aún no es definitiva

Los Eurodiputados han aprobado cada uno de los puntos que conforman el proyecto de directiva, pero en cambio no han ratificado aún el texto en su totalidad. Para alcanzar este punto hace falta superar el trámite más duro del proceso: conseguir la aprobación y conformidad de los países miembros de la Unión. Los integrantes del Parlamento esperan conseguir el mayor consenso con dichos países, para que así la Directiva sea transpuesta a las legislaciones personales de cada Estado de la forma más fiel posible con la garantía que pretende transmitir el texto.

 

Pese a todo, habrá que ver cómo llega a cumplirse en España dicha Directiva y cómo acabará afectando a los consumidores de este servicio.

Si estás buscando una hipoteca, utiliza el comparador de HelpMyCash para ver cuáles son las mejores
Nueva Directiva Europea de Hipotecas. Ventajas para los consumidores
Tagged on:                         

Comments are closed.