Ole Hansen: el crudo detiene su caída ¿presión bajista en metales industriales?

 

Tras haber alcanzado el mínimo de seis meses a finales de julio, el índice de materias primas de base amplia de Bloomberg (antes conocido como DJ-UBS) logró esta semana un pequeño retorno. Las múltiples preocupaciones geopolíticas detuvieron la caída del crudo e hicieron que los metales preciosos repuntaran, mientras que evaluaron a los metales industriales tras la decepcionante información económica de China y Europa.

El sector de la agricultura tuvo rendimientos más altos dado que el sector de los granos regresó del abismo, y por lo tanto, ayudó a compensar las pérdidas en las materias primas básicas, así como el café y el azúcar, mientras que el ganado cayó por tercera semana consecutiva.

El trigo CBOT dio el mayor salto en casi cinco años, ya que el foco en la amplia oferta mundial de alguna forma se vio tapado por las preocupaciones sobre la posibilidad de que las continuas lluvias en regiones clave de Europa dañen la calidad del cultivo. Las renovadas tensiones en la región del Mar Negro representaron una preocupación adicional. Con la posibilidad de una gran cosecha a nivel mundial tanto de maíz como de trigo, se ve limitada la posibilidad de ver fluctuaciones al alza. La última fluctuación fue, en gran medida, conducida por los traders financieros que poseían posiciones cortas casi récord a 29 de julio.

Los mercados del petróleo continúan divididos entre el panorama a corto plazo de una oferta amplia y las continuas preocupaciones sobre el impacto de los múltiples acontecimientos geopolíticos. Lo más reciente es el continuo avance de los militantes islámicos en el norte de Iraq y los posteriores anuncios de EE.UU. que autorizaron los ataques aéreos en la región.

Como consecuencia, el crudo Brent rebotó del importante punto de soporte en 104 dólares el barril, tras una semana de liquidación larga. Esta caída fue desencadenada por los traders financieros que redujeron sus apuestas alcistas entre la demanda débil y el exceso actual en la cuenca del Atlántico. Este rebote llevó a centrarse nuevamente en el potencial alcista, actualmente limitado a los 108,50 dólares el barril. Asimismo, se debe considerar la posibilidad a corto plazo de tener una oferta estable, en tiempos de ralentización en la demanda, dado que nos alejamos del período de demanda máximo. Los ataques aéreos de EE.UU. también podrían ayudar al gobierno regional kurdo en el norte de Iraq a reafirmar sus esfuerzos para aumentar su producción de petróleo en una región que hasta ahora se ha mantenido relativamente estable.

Fuente: Bloomberg, Saxo Bank

Volviendo al tema de la amplia oferta, observamos que el diferencial entre el primer contrato de futuros de crudo Brent y el segundo permanecen en contango por más de un mes. Es un hecho relativamente raro para el crudo Brent, y no se ha visto uno de este tamaño desde antes de la guerra en Libia en el año 2011.

Aquel conflicto armado en Libia fue el primero de los varios acontecimientos geopolíticos que desde entonces crearon una percepción de ajuste en el mercado spot. La situación actual, en la que el precio spot del crudo actualmente opera 65 centavos por debajo del próximo contrato de futuros, fue desencadenada por los amplios suministros y la mayor competencia para los compradores en la cuenca del Atlántico. Esto también se debe al crecimiento continuo en la producción del petróleo de esquistos bituminosos de Estados Unidos, que limita la cantidad de crudo que EE.UU. necesita importar, al mismo tiempo que aumenta la cantidad de productos que se exportan.

 

Hasta que no veamos un repunte en la demanda de Europa o que se elimine el exceso de oferta en la cuenca del Atlántico, el potencial alcista del crudo Brent se mantendrá limitado dado que los traders financieros se resistirán a comprar un contrato que conlleve costes de mantenimiento negativos.

Además >>  Peter Garnry: la varita mágica de Draghi no salvará a las acciones europeas

El crudo WTI no se expuso a las mismas adversidades dado que el diferencial se mantiene en backwardation con 65 centavos, tras un período de fuerte demanda por parte de las refinerías que ayudó a vaciar los inventarios en Cushing, el punto de entrega de los contratos de futuros de crudo WTI NYMEX. Sin embargo, si miramos hacia adelante, se espera una ralentización en la demanda por parte de las refinerías y con ello la demanda de crudo, que debería ayudar a reducir el ajuste actual, como se expresa por el backwardation antes mencionado.

Con las cuestiones geopolíticas de nuevo en el asiento delantero, el descuento del crudo WTI respecto al crudo Brent logró ampliarse y ahora se acerca al punto de resistencia en -9 dólares el barril, un nivel que ha estado reacio a penetrar en los últimos cinco meses.

El oro mantuvo un soporte clave a comienzos de esta semana y el continuo foco en la cantidad de problemas geopolíticos, la caída de las acciones y el incremento de los bonos reanimaron al metal. Esto desencadenó una recuperación de cuatro días que finalizó con el precio alcanzando el máximo de tres semanas y, en el proceso, atravesando varias zonas de resistencia.

La política de “ojo por ojo” entre Occidente y Rusia por Ucrania perjudicará el crecimiento económico de ambos lados, y como consecuencia, los mercados de valores continuarán hundiéndose mientras que los bonos continúan cayendo, lo que ha favorecido a aquellos que buscan razones para comprar oro.
Los últimos acontecimientos en Iraq, donde EE.UU. autorizó ataques aéreos contra los combatientes del estado islámico al norte del país, desencadenaron la última fluctuación al alza. Como ya hemos visto en varias ocasiones durante los últimos meses, las cuestiones geopolíticas tienden a tener únicamente un impacto a corto plazo en el oro en términos de soporte.

Pero, mientras vemos que las acciones y los rendimientos de los bonos caen, añadimos una nueva dimensión a esta etapa. El mercado de opciones también nos está contando una historia ya que ahora vemos que los traders de opciones cotizan operaciones estándar de reversión de riesgo de tres meses en oro con un delta de 25% a favor del potencial al alza por el margen más amplio desde enero de 2012. Con los acontecimientos geopolíticos y las preocupaciones sobre mayores pérdidas en el mercado de valores de nuevo en el centro de atención, las perspectivas del oro mejoraron y en la próxima semana probablemente los traders quieran comprar oro ante cualquier descenso significativo.
La plata logró encontrar soporte en el nivel técnico clave de 19,76 dólares la onza, después de una caída de tres semanas que hizo que el metal descendiera un 8,5%. Con rendimientos inferiores en comparación con el oro hasta el momento, ahora tiene la oportunidad de alcanzarlo.

Fuente: Bloomberg, Saxo Bank
Ole Hansen, vicepresidente y consultor de Trading / Saxo Bank
www.saxobank.es
Ole Hansen: el crudo detiene su caída ¿presión bajista en metales industriales?
Tagged on: