Opciones para invertir tras el tsunami nipón

 

 

Es muy paradójico estar recibiendo cada día cifras catastróficas sobre muertos, desaparecidos y destrucciones en Japón tras el tsunami ocurrido hace una semana, y saber que este panorama tan desolador está abriendo un abanico de oportunidades para algunos negocios. Pero la realidad es esa, y la zona afectada por el accidente deberá reconstruirse y retomar su actividad apoyada con empresas del exterior.

Japón es una referencia internacional para las finanzas y los negocios, y un gran número de compañías han consolidado una parte significativa de sus ventas en este país. Como en todo, hay beneficiados y perjudicados por este nuevo frente que se ha abierto para los inversores. El Ibex está soportando en esta ocasión mejor la situación que otros índices europeos, ya que en su composición no hay automovilísticas o empresas de energía nuclear, las más afectadas. A continuación se detallan los sectores más relacionados con el terremoto nipón, y las ventajas o desventajas de invertir en cada uno de ellos.

RENOVABLES

Sin duda, son las compañías que han mostrado el lado positivo (bursátil) de la tragedia. En Europa han destacado en la semana. El mercado se ha volcado con las renovables al considerar que la alarma nuclear generada en la central de Fukushima, que quedó seriamente dañada por el tsunami provocando fugas de radiación, impulsará el negocio de las energías alternativas.

China ha anunciado que suspenderá de forma temporal la construcción de plantas nucleares, y Alemania ha parado la actividad de sus centrales más antiguas. Bajo esta perspectiva de oportunidad de negocio renovable, valores europeos como SolarWorld, SMA Solar Technology Renewable y Repower Systems se han revalorizado en las últimas cinco sesiones el 32%, 15% y 8,40%.

Lo peor lo han cotizado las nucleares, como Eon, Areva o RWE, que han perdido algo más del 9%, en el mismo periodo, empujadas en parte por Tepco, la propietaria de la central de Fukushima, que se ha depreciado el 55%. No obstante, algunos analistas creen que la fuerte caída de este tipo de empresas, ha dejado los precios de algunas en niveles atractivos.

ENERGÍA/GAS

El incremento del precio del petróleo podría favorecer una mayor demanda de gas en Japón. “El coste es mucho más bajo”, explica Luis Benguerel, de Interbrokers. Según calcula Citi, en el escenario más agresivo, entre el 60% y el 70% de la energía pérdida con la catástrofe sería sustituida por gas natural, y el resto por carbón y crudo. No obstante, la facturación de las compañías caería sobre el 5% como consecuencia del debilitamiento de la demanda. Los analistas ven a GDF Suez como una de las más beneficiadas en el sector europeo dentro de este contexto. Inverseguros habla de “la opción más segura”. La firma considera que “la necesidad de incrementar fuertemente y en el menor plazo de tiempo posible los recursos de generación en la zona tras los daños sufridos, hace apostar por la energía generada a través de ciclos combinados para cubrir el déficit que el desastre natural haya podido ocasionar”. La exposición de GDF Suez a la energía nuclear es baja, el 8% de su mix. Otros valores con atractivo son BG y Gazprom.

SEGUROS

Las perspectivas para las compañías de seguros y aseguradoras son negativas, y los expertos aconsejan evitar estos valores. La mayoría de los daños ocasionados por el terremoto serán cubiertos por empresas japonesas. Pero en el país también hay fuerte presencia de entidades europeas. El alcance real del accidente aún se desconoce. Pero, las estimaciones iniciales apuntan a unas cifras preocupantes. Citi prevé que la industria europea del seguro sufra unas pérdidas de unos 50.000 millones de euros. Los inversores han tomado nota y se han ido desprendiendo de las acciones de Munich Re, Swiss Re, Scor y Hannover Re, que en la última semana han bajado por encima del 3%. La más afectada es Munich Re, cuyo impacto negativo en su balance financiero se prevé en 720 millones de euros. Citi apunta que las pérdidas globales estimadas para estas empresas reducirán la capitalización bursátil en cada una de ellas entre el 3% y 4%. La española Mapfre está exenta de estos riesgos al no tener presencia en Japón.

LUJO

La industria del lujo europeo tiene un importante peso en Japón. Las ventas en esta zona suponen un 19% para Hermès, Tiffany y Bulgari. Las de Coach, Gucci, LVMH, Richemon, Burberry y Tod’s se mueven entre un 17% y 5%. El castigo del tsunami en las cotizadas ha sido fuerte. Sin embargo, los expertos aseguran que, a pesar de que la demanda se debilitará en el corto plazo, hay factores que invitan a ser positivos en el sector. Por un lado, la industria de lujo genera en mayor proporción sus ventas en Tokio, la zona afectada solo supone el 4,4% del total de Japón. Y por otro, el país ofrece potencial de crecimiento. “Somos muy positivos con los fundamentales del sector y su capacidad de generar un crecimiento del beneficio del 20% este año”, dicen en Citi.

 

EQUIPOS PARA ‘TELECOS’

Además >>  Una mezcla de decepción e indignación

Otra de las consecuencias que ha tenido el terremoto de Japón ha sido la destrucción de los equipos de telecomunicaciones. En la reconstrucción de los mismos podrían participar Ericsson, Sony y Alcatel. Si estas empresas aprovechan la oportunidad, el resultado positivo que podría tener en su beneficio bruto operativo (Ebit) sería del 10% para Ericsson y entre 22% y 25% para Sony. Alcatel será la menor beneficiada, ya que la exposición de su negocio en la zona es del 5%.

AUTOMOCIÓN

Es el negocio europeo con más dependencia de la zona asiática. La paralización de la industria en Japón ha tenido réplicas en el país como en Europa, que comienza a tener problemas de abastecimiento. Renault, Fiat, o Volkswagen han caído en las últimos días. Algunos de estos valores tienen un fuerte peso en sus Bolsas, y en este sentido, su evolución ha sido un auténtico lastre para la renta variable. Esta presión se ha unido a las nucleares, también con fuerte ponderación en los índices. La clave para la mejora de la actividad en el sector del automóvil está en la capacidad de restaurar la producción en Japón, que precisa, al mismo tiempo de restablecer la energía eléctrica. Los expertos mantienen confianza en este sentido, y en los últimos días han aparecido recomendaciones de compra en el sector.

AEROLÍNEAS

El sector turístico tiene muchos frentes abiertos: los conflictos en el norte de África, la escalada del precio del crudo, y el terremoto en el país nipón. Japón representa entre el 3% y 5% del negocio de las aerolíneas a nivel global. Las europeas con mayor presencia son Finnair, Alitalia y Air France-KLM; las que tienen menos son IAG (donde está Iberia) y LCC. El tráfico desde Japón a Europa implica a turistas, viajes de negocio y exportación de carga. Se trata de un mercado maduro, pero Citi destaca la alta rentabilidad de los ingresos, y la fuerte demanda que sigue existiendo de los turistas japoneses para visitar ciudades como París, Londres e Italia. “El tráfico podría caer, pero los efectos son limitados”, dicen. Los expertos ven más problemas en los impactos indirectos que podrían tener para el sector un menor crecimiento económico mundial, una subida de tipos de interés y la escalada del precio del crudo.

MATERIAS PRIMAS

La previsión para las compañías agrupadas en el sector de las materias primas es que marquen un antes y un después. En primer término, el negocio se verá afectado por la caída de la demanda, pero a medio plazo la reconstrucción del país y la recuperación de la actividad industrial impulsará los pedidos, sobre todo en negocios como el de automoción o de bienes duraderos. “La demanda de materias primas asociada con la reconstrucción de las infraestructuras en Japón podría tener un impacto positivo en los precios, que impulsaría los beneficios de las empresas en 2012”, comentan en Citi. Las empresas de acero apuntan como una de las mejores opciones.

FARMACIA

La destrucción de numerosas vías de comunicación en Japón dificultará el comercio y la distribución de productos farmacéuticos europeos. Sin embargo, los expertos estiman una caída de solo el 5% de las ventas, y Novartis y Roche, que son las más fuertes en la región, tendrían un impacto negativo en sus cuentas de solo el 0,5%, algo inapreciable en sus cotizaciones.

QUÍMICA

Más de la mitad de la industria petroquímica ha quedado paralizada tras la catástrofe natural. En principio se sopesa un impacto limitado para las compañías, pero al mismo tiempo, la falta de oferta podría elevar los precios, algo que afectaría directamente a Basf, Lapxess, Arkema, DSM y Bayer. Los expertos desaconsejan este tipo de valores, al menos en el corto plazo.

Fuente: Beatriz P. Galdón / Cinco Días

Opciones para invertir tras el tsunami nipón
Tagged on:             

Comments are closed.