Piden desde Europa que se investigue el coste de las autovías en España

 

El informe de la Comisión cree que las diferencias de costes no son atribuibles a la orografía o a los costes laborales. La construcción de puentes, en cambio, es más barata en España.

Puente autovía durcalLa auditoría del Tribunal de Cuentas europeo (TCE) ha comparado las facturas de 24 proyectos viales en España, Polonia, Grecia y Alemania, los cuatro países donde más kilómetros de carreteras se han construido con apoyo comunitario entre 2000 y 2013.

El Tribunal concluye, tras analizar 24 proyectos con una inversión total de 3.000 millones de euros, que el coste medio de los seis analizados en España (tres en Andalucía y tres en Extremadura) resultó casi el doble de los seis evaluados en Alemania, tras excluir elementos de ingeniería como viaductos y túneles.

El informe, dirigido por el miembro austríaco del Tribunal, Harald Wögerbauer, recomienda a la CE que averigüe las causas de esa diferencia para garantizar que en el futuro los criterios de licitación y contratación persiguen el resultado más económico en toda la UE.

Los auditores sospechan que esa eficiencia no está garantizada en estos momentos. En España, por ejemplo, cada 1.000 metros de superficie de carretera construida cuestan 160.694 euros frente a los 87.217 euros de Alemania. Solo en Polonia resulta algo más caro, 163.379 euros, mientras que en Grecia se sitúa en 122.562 euros.

El informe del Tribunal señala que ese dato es el que mejor refleja el coste de los proyectos, porque descuenta el coste asociado a circunstancias como la orografía del terreno, mucho más abrupta en España que en Alemania. Las diferencias, según el Tribunal, tampoco aparecen asociadas a los costes laborales de cada país.

El informe de Wögerbauer apunta más bien al proceso de adjudicación de los proyectos, que rara vez se decantó por las ofertas más económicas.

En España y Grecia, según el Tribunal, solo las empresas previamente autorizadas por el Ministerio de Economía pueden participar en el concurso de adjudicación, mientras que en Alemania y Polonia cualquier compañía puede presentar una oferta.

La administración española y griega, además, fijan un precio de salida para el concurso, sobre el que los concursantes ofrecen una rebaja. En ambos casos, sin embargo, las ofertas más bajas eran eliminadas automáticamente si estaban un 10% por debajo de la media.

Esa fórmula matemática, recuerda el informe, ha dejado de aplicarse, en parte, por la presión de Bruselas. Pero permitió que algunas de las empresas descartadas se aliaran después con las ganadoras y participaran en el proyecto cobrando más de lo que habían ofertado.

 

Hormigón barato

La fragmentación del mercado comunitario también parece contribuir a la diferencia de costes entre países. Incluso un complemento como las biondas o quitamiedos sigue sin estar homologado a nivel europeo, lo que impide una competencia más abierta entre los fabricantes. En este producto de seguridad, Grecia es el país más barato y Polonia, el más caro, con Alemania y España en precios similares.

Además >>  Alquilar con opción a compra: ventajas e inconvenientes

La construcción de puentes, en cambio, es mucho más barata en España (un 48% menos que en Alemania) gracias, según el informe, al mejor precio del hormigón.


La Comisión justifica en gran parte la diferencia

A ninguna institución le gusta que otra le enmiende la plana. Y tal vez por eso, la Comisión Europea da la ”bienvenida” al informe del Tribunal de Cuentas europeo y promete que tomará en cuenta alguna de sus “recomendaciones”, para acto seguido rebatir y cuestionar sus conclusiones.

Bruselas contesta a los auditores que “en el caso de España, dos de los proyectos elegidos, La Herradura y Castell de Ferro-Polopos, presentan unas características geológicas extremadamente complejas, que podrían haber contribuido a un coste más elevado”.

La CE también considera justificada la enorme diferencia que existe en España entre el coste total del proyecto (496.000 euros por cada 1.000 metros cuadrados y los costes de la carretera en sí misma, excluida la obra de ingeniería (160.000 euros). Bruselas atribuye esa diferencia al cómputo del tramo de La Herradura a Almuñécar, donde se construyeron tres túneles, cuatro viaductos y tres pasos subterráneos. “Sin ese proyecto, los costes serían comparables”, asegura la CE en su respuesta oficial al Tribunal. Bruselas, sin embargo, no comenta la diferencia entre el coste en España (161.000 euros) y Alemania(87.000 euros).

En cuanto a la sobrevaloración del flujo de tráfico esperado, la CE señala que no puede evaluarse en los primeros ejercicios, que además se han visto afectados por la crisis.

En el caso de Polonia, Bruselas atribuye la carestía de los proyectos “al recalentamiento del mercado”. Desde el año 2000, la UE ha invertido en la red viaria polaca 17.741 millones de euros, más del doble que en la española (8.558 millones de euros). La CE asegura ura que los materiales de construcción han subido en Polonia hasta un 40%.


Vía|Bernardo de Miguel

Piden desde Europa que se investigue el coste de las autovías en España
Tagged on:                                             

Comments are closed.