Se pierden alrededor de 300 millones de toneladas de las capas de hielo anualmente

 

antartida_hielo-barco cientifico“Se pierden alrededor de 300 millones de toneladas de las capas de hielo al año”. Así lo afirma Bert Wouters, en la actualidad investigador visitante en la Universidad de Colorado (Estados Unidos), y uno de los autores de un nuevo análisis.

Según Wouters,  “las capas de hielo están perdiendo grandes cantidades de hielo, alrededor de 300 millones de toneladas cada año, y la velocidad a la se produce estas pérdidas va en aumento. En comparación con los primeros años de la misión GRACE, la contribución de las capas de hielo al aumento del nivel del mar, casi se ha duplicado en los últimos años“.

Los satélites del proyecto GRACE, desde 2002, detectan pequeñas variaciones en el campo gravitatorio de la Tierra como resultado de los cambios en la distribución de la masa, incluyendo el movimiento del hielo en los océanos. Mediante el uso de estos cambios en la gravedad, se puede supervisar el estado de las capas de hielo a intervalos mensuales y sus resultados, publicados en la revista ‘Nature Geoscience’, subrayan la necesidad de una vigilancia continua por satélite de las capas de hielo para predecir su fusión y la subida del nivel del mar.

Si bien no hay consenso entre los científicos sobre la causa de este aumento reciente de la pérdida de la masa de la capa de hielo observada por los satélites, de lo que si alertan algunos, es de que si se derritieran por completo las capas de hielo que cubren la Antártida y Groenlandia que contienen aproximadamente el 99,5 por ciento del hielo de los glaciares de la Tierra el nivel del mar mundial se elevaría en 63 metros.

Además de por el calentamiento antropogénico, las capas de hielo se ven afectadas por muchos procesos naturales, como las fluctuaciones de varios años en la atmósfera (por ejemplo, cambio de los sistemas de presión en el Atlántico Norte o El Niño y La Niña) y lentos cambios en las corrientes oceánicas.

 
Además >>  Descubren una araña que se replica para confundir a sus depredadores

El equipo de investigadores comparó nueve años de datos de satélites de la misión GRACE con reconstrucciones de unos 50 años de cambios en la masa de las capas de hielo y encontró que la capacidad para detectar con precisión una tendencia a la aceleración en la pérdida de masa depende de la longitud del registro.

Por el momento, la pérdida de hielo detectada por los satélites GRACE es mayor de lo que cabría esperar para las fluctuaciones naturales. El estudio sugiere que si bien puede ser casi suficiente la información satelital para detectar una aceleración en la pérdida de masa de la capa de hielo de la Antártida con un nivel de confianza razonable, se necesitan diez años de observaciones por satélite para hacerlo aplicable a Groenlandia.

Como resultado, la extrapolación de la contribución actual a la subida del nivel del mar de las capas de hielo de 2100 puede ser demasiado alta o baja, en hasta 35 cm. El estudio, por lo tanto, pide prudencia al extrapolar las mediciones actuales para predecir el futuro del aumento del nivel del mar.

Se pierden alrededor de 300 millones de toneladas de las capas de hielo anualmente
Tagged on:                                     

Comments are closed.