Planes de pensiones: cuando ahorrar puede hacernos perder dinero

 
HelpMyCash

Un plan de pensiones no es una simple “hucha” en la que ir ahorrando hasta el momento de la jubilación sino un producto de ahorro complejo que en ocasiones proporciona sorpresas desagradables a la hora de revisar los ahorros en él depositados.

Lo primero que hay que saber es que los planes de pensiones siempre están invertidos en fondos de inversión, lo que significa que su valor de mercado puede subir o bajar, algo que puede verse reflejado en el dinero real que encontremos en el momento de recuperarlo. Es necesario entonces conocer los distintos tipos que existen y elegir uno que se adapte a nuestras necesidades.

Si no queremos correr ningún riesgo, lo mejor es invertir en un plan de pensiones garantizado que nos asegura la inversión inicial y, a veces, una rentabilidad fija al final de un plazo determinado. El problema con éstos es que hay que mantenerlos en las mismas condiciones durante el plazo pactado para mantener la garantía. Este plazo suele ser más elevado cuanto mayor sea la rentabilidad garantizada, con lo cual podemos estar hasta 15 o 20 años cobrando un interés que, durante ese tiempo, podría incluso estar por debajo de la inflación.

Ese es el motivo por el que muchas personas prefieren los planes de pensiones no garantizados que cuentan con distintos rangos de riesgo, desde los planes de renta fija (casi sin riesgo pero con baja rentabilidad) hasta los planes de renta variable (invertidos en bolsa, con alta rentabilidad potencial, pero también más riesgo) pasando por los planes mixtos (una combinación de los dos anteriores).

Veamos, por ejemplo, cuál ha sido el rendimiento de diversos planes de pensiones de dos de las entidades más populares, ING Direct y La Caixa, en los últimos años:

• PlanCaixa Ahorro (La Caixa, renta fija). En el ejercicio de 2011 logró una rentabilidad del 0,69%. La rentabilidad media de los últimos 5 ejercicios ha sido del 1,02% anual.

• PlanCaixa RV Mixta (La Caixa, renta mixta-variable). En el ejercicio de 2011 perdió un 9,51% y la media de los últimos 5 ejercicios ha sido de un -3,83% anual.

• PlanCaixa RF Mixta (La Caixa, renta mixta-fija). En 2011 tuvo unas pérdidas del 4,04% y en la media de los últimos 5 ejercicios ha marcado un -1,3% anual.

Además >>  Los 7 bancos que regalan una TV en noviembre

• PlanCaixa Selección (La Caixa, renta variable). En 2011 tuvo pérdidas del 16,05%, y la media de los últimos 5 ejercicios ha sido del -8,41% anual.

 

• Plan Naranja Euro Stoxx 50 (ING Direct, renta variable). En 2011 tuvo pérdidas del 15%, mientras que la media de los últimos 5 ejercicios ha sido del -8,90% anual.

• Plan Naranja Renta Fija Europea (ING Direct, renta fija). En 2011 logró una rentabilidad del 1,17%, mientras que la media de los últimos 5 ejercicios ha sido del 4,29% anual.

Como podemos comprobar, los planes de pensiones pueden hacer perder dinero, especialmente los de renta variable. Ahora bien, hay que recordar que estamos inmersos en una profunda crisis económica que puede explicar per se las cifras negativas. Esos mismos planes generaron enormes beneficios en otros tiempos.

En conclusión, no existen planes de pensiones buenos o malos: sencillamente no todos son adecuados para cualquier persona. Si perseguimos el riesgo cero, hay que buscar planes garantizados o de renta fija. Pero si estamos dispuestos a arriesgar nuestros ahorros y creemos que es un buen momento, la renta fija puede darnos muchas alegrías.

También conviene recordar que los planes de pensiones son productos muy poco líquidos, puesto que sólo se puede disfrutar de ellos al jubilarse o en supuestos extremos de paro o enfermedad. Si lo que buscamos es ahorrar sin perder la disponibilidad de nuestros ahorros, la mejor elección será abrir una cuentas de ahorro o un depósito bancario, dos productos que nos garantizan el 100% del capital doblemente: por el banco y por el Estado.

Vía|HelpMyCash

Planes de pensiones: cuando ahorrar puede hacernos perder dinero

Comments are closed.