¿Podrían las acciones de Apple subir un 40%?

 

apple logo_greyGoldman Sachs, uno de los bancos de inversión que cuenta con más influencia en el mercado, ha publicado recientemente un informe muy optimista sobre las acciones de Apple (AAPL). La entidad considera que el valor podría llegar a los 163 dólares por acción, lo que supone un potencial de ganancias cercano al 40% frente a los niveles actuales.

Por supuesto, estas previsiones deben tomarse con cierta mirada crítica y cautela. No hay que olvidar que los analistas de mercado se pueden equivocar como cualquier otra persona, y muchas veces las predicciones están bastante alejadas de la realidad. Teniendo esto en cuenta, quizá es interesante que analicemos la tesis de Goldman Sachs para entender mejor el perfil de riesgo y retorno que ofrece Apple actualmente.

¿Hardware o servicios?

Las acciones de Apple cotizan a un ratio precio-ganancias de 13 veces los resultados del último año, lo que supone un descuento próximo del 30% frente a una valuación media de 19 veces las ganancias para las compañías que componen el S&P 500.

Esta valoración tan baja se debe, en gran parte, al sector en el que opera Apple, tema que es materia de discusión entre los analistas. Las compañías de hardware suelen negociarse con valoraciones por debajo de la media. En la industria de hardware los márgenes de ganancias son especialmente bajos, y la dinámica competitiva es muy inestable. El ganador de hoy fácilmente puede convertirse en el perdedor de mañana, lo que es lógicamente un factor de riesgo importante para los inversores.

Por otro lado, Apple obtiene márgenes de ganancias muy atractivos gracias al prestigio y valor de su marca y su poder de fijación de precios. Los productos de Apple ofrecen además hardware y software integrado, por lo que no podríamos decir que se trata de un negocio de hardware exclusivamente.

Gran parte de las perspectivas alcistas de Goldman Sachs se basa en que Apple está cambiando su modelo de negocios, lo que supone una mayor estabilidad y poder de predicción en las ventas de la firma. Ante este escenario, las acciones deberían ser valoradas a niveles más altos, y de allí surge el considerable potencial alcista que Goldman Sachs le adjudica a las acciones de Apple.

El nuevo modelo de negocio de Apple

En los últimos años Apple se está expandiendo en diferentes áreas de servicios, como por ejemplo las versiones de pago de iTunes Match, iCloud, Apple Pay y Apple Music. Además, cada vez que un usuario compra productos digitales o subscripciones mediante los dispositivos de Apple, la compañía se lleva un porcentaje en comisión por esa transacción.

 

En este sentido, Apple está trabajando en un nuevo servicio de video y televisión que probablemente formará parte del rediseño de su Apple TV. En caso de tener éxito en este nuevo producto, el negocio podría supone ingresos recurrentes e importantes para la empresa.

Además >>  Peter Garnry: la varita mágica de Draghi no salvará a las acciones europeas

No hay que olvidar, además que Apple ha lanzado un nuevo programa de upgrade para usuarios de iPhone. Bajo el este programa, los usuarios pueden pagar un coste de entre 32 y 45 mensuales para obtener un iPhone en formato de leasing directamente de la compañía. A diferencia de las ventas tradicionales, esto suaviza el impacto de la facturación en un un trimestre en concreto, ya que la firma recibe ingresos más estables en el tiempo.

Dado que el iPhone es por amplio margen el principal segmento de negocios de Apple, no sería demasiado extraño que la firma decida en el tiempo expandir este modelo de negocios a productos como iPad, Mac y Apple Watch.

Este nuevo sistema no solo implica ingresos más estables para Apple, sino que también puede hacer que los productos de la compañía resulten más accesibles para los consumidores, especialmente en mercados emergentes. Dado que los productos Apple tienen generalmente precios más altos que los de la competencia, un esquema que ofrezca financiamiento de este tipo podría resultar notablemente beneficioso para la compañía desde el punto de vista competitivo.

¿Puede tener Apple un potencial del 40%? 

Los beneficios que nos ofrezcan las acciones de Apple a medio plazo dependerá de un gran número de factores. No solo el rendimiento del negocio y las perspectivas de los inversores al respecto, sino que cuestiones macro y del mercado en general también tienen un impacto importante sobre los precios de cada activo individual. Por lo tanto, no debemos olvidar que el futuro es siempre cuestión de probabilidades y no de certezas.

Teniendo todo esto claro, las perspectivas de Goldman Sachs cobran sentido. Los títulos de Apple parecen baratos en función de las dudas que existen sobre las tasas de crecimiento que la compañía podrá mantener en el tiempo. Si Apple consigue tener ventas más estables y predecibles gracias a una creciente oferta de servicios y nuevos esquemas de financiación, parece razonable asumir que las acciones de la compañía se verían muy beneficiadas.

Andres Cardenal, Analista / Sala de Inversión América
www.saxobank.es
¿Podrían las acciones de Apple subir un 40%?
Tagged on: