Popular asegura que su exposición inmobiliaria es 5.000 millones menor a la del test

 

El director financiero del Popular, Jacobo González-Robatto, ha afirmado que la exposición de la entidad al sector inmobiliario y promotor es “mucho menor” de lo que aparece en las pruebas de esfuerzo publicadas el pasado viernes. En concreto, es 5.000 millones de euros inferior a lo que calcula la propia entidad, aseguró.

 
En las presentaciones a analistas y medios de comunicación de los resultados del primer semestre, que arrojaron un beneficio neto de 354,6 millones de euros (-19,9%), González-Robatto especificó que dichas pruebas engloban dentro de la rúbrica de promotores y adjudicados gran parte de negocios que no son estrictamente riesgo inmobiliario, de infraestructruras y servicios.
Hacer constar su visión
Tras enfatizar que el banco no quiere polemizar sobre los resultados de un procedimiento “exquisitamente realizado” y que era “absolutamente necesario” para restaurar la imagen del sector financiero español, el directivo recalcó que se trata de dos opciones diferentes de agrupar datos y que el Popular se considera en la obligación de hacer constar su visión, tal y como comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
“Un préstamo a una autopista no se puede meter, en nuestra modesta opinión, en el capítulo del sector inmobiliario, que ademas está estresado de una forma tan importante”, ilustró. “No decimos que sea un error, sino una diferente opción de agrupar”, insistió el director financiero.
González-Robatto incidió en que el Popular está muy satisfecho con los resultados de los test de estrés porque los ha superado “con holgura”, pero cree que podría haber salido “aún mejor” en la foto de solvencia del sistema financiero español. “Lo cortés no quita lo valiente”, dijo, para justificar su comunicación al organismo supervisor de los mercados.
Escenarios muy duros
El director financiero del Popular indicó que los test de estrés han incorporado hipótesis y asunciones de futuro “extremadamente duras” para España que son muy difíciles de imaginar y que nunca se han materializado en las crisis precedentes. “Algunas asunciones no son extravagantes, pero sí muy duras, con bajadas de precios de la vivienda que no hemos visto nunca”, consideró González-Robatto.
No obstante, consideró que el ejercicio era muy necesario para restaurar la imagen del sistema financiero español y que éste ha resultado “claramente ganador” en las conclusiones. “El crédito de España estaba bajo cuestión, y lo que tienes que hacer entonces es enseñar todos tus libros”, señaló el directivo
En este sentido, se mostró convencido de que las conclusiones de los exámenes aplicados a bancos y cajas de ahorros españoles contribuirán a que los mercados reconozcan la credibilidad del sistema financiero español en su conjunto.
Las pruebas de esfuerzo realizadas son un ejercicio “excepcionalmente positivo” para las entidades cotizadas que han de acudir a los mercados financieros y que, por tanto, dependen mucho de la reputación del país.
Apertura del mercado de deuda
De esta forma, los exámenes de resistencia podrían ayudar a abrir las colocaciones de deuda, tanto soberanas como bancarias, pronosticó el director financiero del banco que preside Ángel Ron. González-Robatto recordó que desde la publicación de los datos de las pruebas han emitido cédulas hipotecarias tanto BBVA como Bankinter, y que el Tesoro ha culminado una colocación de deuda con éxito.
Sobre la evolución de la morosidad, el directivo apuntó que la tendencia a la desaceleración es motivadora y que el ratio alcanzará su nivel más alto en el 5,5% dentro de varios trimestres, dado que la economía española aún atraviesa una crisis significativa, si bien “lo peor ha pasado” en términos de evolución del PIB.
González-Robatto también defendió ante los analistas la fuerte captación de recursos de los clientes, unos 5.400 millones de euros, mediante el depósito vinculado a la imagen del jugador de baloncesto Pau Gasol, dado que el 80% de estos recursos son dinero nuevo. Este depósito no es sólo remuneración por el pasivo, sino que se trata de una oportunidad de captar clientes para luego fidelizarlos aprovechando la reestructuración del sistema financiero español, centrado en las cajas de ahorros.
En cuanto a la alianza con Crédit Mutuel, confió en que la operación se cierre definitivamente el próximo mes de octubre, una vez que reciba las autorizaciones pertinentes en septiembre, previsiblemente. El director financiero no especificó de qué forma tomaría la empresa francesa un 5% del capital del Popular una vez terminada la operación, si bien apuntó que podría realizarse a través de la adquisición de acciones nuevas y viejas.

También te puede interesar:

Además >>  ¿Una agonía bajista de 20 años?... ténganlo presente...
Popular asegura que su exposición inmobiliaria es 5.000 millones menor a la del test