La presidenta de Unespa cree que los planes de pensiones deberían tributar a un tipo fijo

 

Pilar González de Frutos_UnespaPilar González de Frutos (Navares de Ayuso, Segovia, 1956) no esconde su satisfacción por la buena marcha del sector asegurador durante los años de crisis económica. “Creo que lo que están haciendo las aseguradoras en España es digno de elogio y, en cuanto puedo, aprovecho para recordarlo”. El sector ha aguantado las dos recesiones sin haber destruido empleo y ofreciendo buenos niveles de beneficio. Una de las pocas excepciones es Caser, sometida desde hace meses a una tutela especial por parte de la Dirección General de Seguros (DGS), después de registrar fuertes pérdidas por sus inversiones en preferentes. De Frutos normaliza este caso dentro de las tareas habituales de la DGS y subraya la buena supervisión que tiene el sector.

Pregunta¿Cuál ha sido la evolución del sector asegurador hasta junio?
Respuesta. Se mantiene la caída del negocio en seguros de no vida, mientras que hay una leve recuperación en el negocio de vida. La entidades están intentando aprovechar las circunstancias financieras del momento, aunque están muy condicionadas por las dificultades económicas de las familias.

P. ¿A qué se debe el tirón en el ramo de los seguros de vida?
R. El endurecimiento de las condiciones para comercializar depósitos, establecida por el Banco de España, ha hecho que la banca haya aprovechado para poner especial acento en la distribución de seguros de vida ahorro.

P. ¿Se mantendrá esta tendencia?
R. Probablemente no. Dependerá de si cambian las condiciones de otros productos. En los últimos días hemos vuelto a comprobar cómo algunos bancos han vuelto a apostar por los depósitos.

P. ¿Ha habido un punto de inflexión en la actividad económica?
R. Hay muchos indicadores que así lo apuntan, pero la recuperación va a ser lenta y muy, muy moderada. Tardaremos mucho tiempo en resolver el primer problema que tienen este país, que es el paro. Es agradable ver que lo peor ha quedado atrás, pero debemos tener unas dosis de prudencia muy elevada. Hay que trabajar para crear condiciones para favorecer la recuperación.

P. Desde el primer trimestre Caser está sometida a un tutelaje especial por parte de la DGS. ¿Está la situación bajo control?
R. Nosotros no entramos en cuestiones directas de supervisión. Nos aplicamos mucho a la hora de discutir con los reguladores cuáles deben ser las medidas que la legislación debe contemplar para hacer frente a las diferentes situaciones, pero en la aplicación práctica de esas medidas no entramos.

P. ¿Ha habido mala gestión?
R. Caser no es la primera entidad, ni será la última, que atraviesa un proceso de seguimiento de los supervisores. Tenemos la ventaja de tener un buen supervisor. Antes de que se pueda producir un problema se hace un seguimiento puntual de la situación y se proponen medidas correctoras por parte de la DGS. Es algo habitual en las tareas del supervisor. En muchas ocasiones la Dirección exige la adopción de ciertas medidas de saneamiento, la puesta en marcha de planes concretos, antes de que la aseguradora implicada entre en pérdidas.

P. ¿Qué le parece la iniciativa para incentivar los planes de pensiones?
R. Desde los primeros acuerdos del Pacto de Toledo siempre se ha reconocido la importancia de promover la previsión social complementaria. El compromiso del Gobierno de informar a los trabajadores de más de 50 años de cuál es la estimación de la pensión que cobrarán es un paso importante. Así la gente será más consciente del nivel de ingresos que tendrá tras la jubilación. En las recomendaciones recogidas por la Dirección General de Seguros [DGS] hay propuestas interesantes, como la petición de que todas las empresas tengan que informar a sus trabajadores sobre los planes de pensiones complementarios.

P. La DGS también propone que, a medio plazo, todas las empresas tengan que ofrecer un plan de empleo a sus empleados…
R. Efectivamente, aunque apunta a que la empresa no tendría que tener la obligación de financiar ese plan.

P. ¿Habrá cambios que incentiven realmente este tipo de productos?
R. El problema es que cuesta imaginar la adopción de algún incentivo, que sea factible a día de hoy y que sea tremendamente eficaz. La DGS ha propuesto medidas que se puedan adoptar dada la coyuntura económica actual.

P. ¿Qué modificaciones fiscales podría haber?
R. La tributación de los planes de pensiones en el IRPF equipara la rentabilidad obtenida a un rendimiento del trabajo. Creemos que debería tener una fiscalidad similar a otros productos de ahorro, con un tipo fijo. Todo dependerá de la propuesta del comité de expertos para la reforma del sistema fiscal.

P. ¿Esperan cambios importantes?
R. Yo no los veo, a día de hoy. Pero sí que valoro el apoyo del Gobierno a los sistemas complementario de pensiones.

P. ¿Hay algún esquema de previsión social complementaria que les guste especialmente?
R. En Alemania funciona muy bien un sistema basado en una financiación tripartita: el trabajador, la empresa y el Estado contribuyen en las aportaciones a planes de pensiones privados. Aquí también podría funcionar bien.

P. ¿Qué le parece incluir ventanas de liquidez en los planes de pensiones?
R. La liquidez que está hoy vinculada a supuestos muy especiales [pérdida del trabajo, invalidez, desahucios] pero se está utilizando mucho. Está claro que un producto con más liquidez es más atractivo, pero siempre habíamos defendido que los planes de pensiones eran un canalizador de ahorro finalista, con lo que la liquidez debería estar muy vinculada a la jubilación. Si con ciertas ventanas de liquidez el producto es más atractivo, pues estupendo, pero no debemos olvidar su cometido.

 
Además >>  Julio bate récord en cuanto a la concesión de créditos

P. ¿Cuál es el principal desafío regulatorio que tiene el seguro?
R. Seguimos muy de cerca el macroproyecto europeo Solvencia II, de requerimientos de la actividad para el ejercicio de la actividad aseguradora. Es una cuestión que drena muchos recursos de Unespa. Estamos muy pendientes de cómo se está desarrollando la negociación política en Bruselas sobre el método de cálculo de los compromisos a largo plazo del ramo de vida. Nosotros defendemos que se reconozca la importancia de nuestro mecanismo de gestión en el ramo de vida, que contempla una inmunización financiera.

P. ¿A qué se refiere?
R. Las aseguradoras adquieren compromisos a muy largo plazo con sus clientes. Para afrontarlos, compran activos de calidad que generan un flujo de entrada de dinero en la compañía, equivalente a las obligaciones de pago que tienen con los clientes. Gracias a este perfecto casamiento entre el activo y el pasivo, se elimina el riesgo financiero. Este sistema, puesto en marcha hace 15 años, funciona extremadamente bien y ha sido reconocido por el supervisor europeo de seguros, que ha llegado a recomendar su extensión a otros países. Nuestra pretensión, compartida por la DGS, es que se reconozca este modelo para atenuar las exigencias de capital.

P. ¿La caída de la actividad económica y el negocio asegurador provocarán un proceso de concentración?
R. Probablemente sí. Pero hay que subrayar que el sector asegurador tiene un nivel de concentración importante, sin llegar a comprometer la competencia. Entre las 15 primeras entidades del sector gestionan más del 70% del negocio total. En ciertos ramos, como seguros de crédito o seguros de salud, menos de cinco compañías controlan el 70% de las primas. De producirse operaciones, sería en aquellas compañías muy pequeñas, que necesitan un mayor nivel de actividad para seguir siendo competitivas.

P. ¿Seguirá funcionando la colaboración entre bancos y aseguradoras?
R. Sí. La banca cada vez apuesta más por la contribución de los seguros en su balance y en su cuenta de resultados. Además de tener su propia fábrica de seguros, su apuesta por la distribución es evidente y ha favorecido a que el seguro se popularice.


El seguro mantendrá el empleo y el volumen de inversión durante 2013

La condición de sector anticíclico del seguro ha permitido que esta industria haya salido casi indemne después de cinco años de crisis financiera y económica. La directora de Unespa, Pilar González de Frutos, cree que el balance del sector podrá mantenerse durante este ejercicio.

P. ¿Qué previsión de crecimiento manejan para el conjunto del ejercicio?
R. Creo que el sector asegurador va a cerrar en términos equivalentes a los registrados en 2012. El volumen estimado de primas estará entre 55.000 y 58.000 millones de euros. Las compañías están presentando resultados positivos, fruto de los importantes esfuerzos en eficiencias que se están realizando.

P. ¿Cuál ha sido el impacto en el sector de la fuerte caída de la prima de riesgo? 
R. La estabilización de las condiciones financieras es importante para nosotros, en la medida en que nosotros asumimos compromisos a muy largo plazo.

P. La crisis prácticamente no les ha afectado… 
R. Somos un sector anticíclico. Las crisis nos impactan menos, y nos llega después que a otros sectores de la economía. Ahora bien, la recuperación también llegará más tarde: al menos un par de años más que cuando llegue a otros sectores.

P. ¿Cuál es el balance en términos de empleo? 
R. La plantilla del sector ronda las 50.000 personas de empleo directo, que se ha mantenido en los últimos años. Además, es un empleo de calidad, con un porcentaje de temporalidad bajísimo, de menos del 3%, el más bajo de toda la economía española. Además, hay mucha estabilidad, con una estancia media por trabajador de más de 11 años.

P. Además, han firmado un convenio hace unas semanas… 
R. El marco de relaciones laborales es muy bueno. El convenio que firmamos en junio contempla moderación salarial, y vincula las revisiones de los salarios a la evolución del PIB… La negociación ha sido larga, porque suponía una revisión muy profunda del anterior convenio. Pero finalmente ha habido un buen acuerdo para todas las partes y una apuesta evidente por el empleo en el sector. En la medida en que consigamos ganar en eficiencia y controlar los gastos, podremos seguir creando en empleo. Hay que agradecer la comprensión que han tenido los representantes sindicales.
P. Varias aseguradoras han participado en el capital de Sareb. 
R. Efectivamente. El seguro controla algo menos de un 3%. Aunque la cifra no es altísima, lo importante es que las aseguradoras, sin haber sido parte del problema, han querido ser parte de la solución.

P. ¿Cuál es la contribución del seguro al PIB? 
R. La actividad aseguradora supone alrededor del 5,8% de la economía española. En cambio, su contribución en términos de recaudación es significativamente mayor, de un 7,6%, lo que refleja perfectamente la importancia del sector para la Hacienda Pública.


Vía|Miguel Moreno Mendieta

La presidenta de Unespa cree que los planes de pensiones deberían tributar a un tipo fijo

Comments are closed.