¿Provocarán las medidas de la Fed una burbuja de los mercados emergentes?

 

Fuente: elEconomista.es

Todas las miradas están puestas en la reunión de los próximos dos y tres de noviembre del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal de Estados Unidos. En dicha ocasión se espera que el presidente del banco central del país, Ben Bernanke, dé alguna pista concreta sobre el cacareado plan de recompra de activos que podría llevar a cabo la institución para intentar estimular la economía norteamericana.

 El tamaño de dichas medidas, así como otros factores macro, como la creación de empleos corporativos, la posible implantación de políticas proteccionistas o el incumplimiento de la deuda, podría plantear distintos escenarios para la economía mundial y la renta variable.

Los analistas de Bank of America Merrill Lynch, liderados por Michael Hartnett, estratega en Jefe para Renta Variable Global, afirman que dependiendo de lo que ocurra se daría lugar a tres situaciones distintas para los inversores.

La primera, donde la Fed recompraría entre 500 y 750.000 millones de dólares en activos, plantea un panorama en el que “el dólar se debilita, y los mercados laboral y de vivienda en Estados Unidos y la Unión Europea no muestran una mejoría”, reza el informe.

Recomendación de posiciones largas

En dicha situación, Hartnett afirma que los flujos de capital continuarían “inundando los fuertes balances generales de los Mercados Emergentes, resultando en un fortalecimiento aún mayor de sus mercados de deuda, acciones y divisas”.

 

De darse este marco, los expertos de BofAML recomiendan “posiciones largas en los sectores rezagados de Mercados Emergentes” por ejemplo, los bancos chinos, acciones de energéticos, petróleo.

Además >>  “Los inversores vuelven a devorar basura. La aversión al riesgo desaparece ¿Nueva burbuja?...”

Un segundo escenario, que la entidad denomina como “la Gran Rotación”, apunta que la segunda ronda de relajación de la Fed excede las perspectivas del mercado, es decir, más de 750.000 millones de dólares, se prolongan las rebajas fiscales, y las empresas en las economías desarrolladas comienzan a contratar.

La última fase, el “Armagedón”

En este caso, el estratega Jefe para Renta Variable Global para BoAML recomienda tomar “posiciones largas en renta variable -particularmente en bancos estadounidenses, europeos y japoneses-, y posiciones cortas en bonos del Tesoro”.

Por último, podría producirse un “Armagedón”, donde la recompra de activos de la Reserva Federal se queda corta, por debajo de los 500.000 millones de dólares, y el marco macroeconómico empeora ante los temores de una doble recesión. En este caso, los inversores deberían cobijarse en el oro y la renta variable asiática.

¿Provocarán las medidas de la Fed una burbuja de los mercados emergentes?
Tagged on:             

Comments are closed.