Qué criterios hay que elegir para escoger el fondo más barato

 

Javier Sáenz.

Numerosos estudios desarrollados por Morningstar demuestran que el precio del fondo es un factor predictivo muy potente sobre las capacidades de un fondo para batir a la media de sus competidores a largo plazo. 

Esto es lógicamente intuitivo. Las comisiones van directamente en contra de la utilidad de un producto como es un fondo de inversión. Si usted compra un coche o un reloj caro, las prestaciones y utilidad del mismo serán en principio mejores que las de otro más barato. En los fondos pasa justamente lo contrario; seguramente sea de los pocos productos del mercado que cuanto más caro sea peor es, por definición. Las comisiones pueden ser un lastre importante para un producto como el fondo de inversión, cuya utilidad última es generar un dinero o rentabilidad para el inversor.

Además, Morningstar ha observado que en general los fondos caros suelen tener también otras desventajas o debilidades respecto a fondos baratos, como puede ser un menor nivel de recursos de gestión, un proceso de inversión menos eficaz, etc. Esto se debe a que suelen ser gestionados por firmas que no tienen como objetivo el cuidado de los intereses de los inversores, quizás por una red comercial muy fuerte que hace que no sea necesario contar con productos de calidad para tener éxito comercial.

 

Demostrándolo de forma empírica, nuestros datos afirman que seleccionando un fondo barato nuestras posibilidades de tener éxito son, de media, el doble que las que tendríamos seleccionando un fondo caro. La definición de tener éxito que utilizamos aquí es que el fondo sobreviva a lo largo del tiempo y bata a la media de su categoría. En algunas categorías la ventaja de seleccionar un fondo barato llega a ser de 6 a 1, sobretodo en categorías de renta fija donde las comisiones pueden comerse una parte importante de las rentabilidades generadas. 

Además >>  Los 4 consejos de Serge Berger antes de invertir en Facebook

La conclusión es que los inversores deberían utilizar el ratio de gastos totales como el primer filtro a la hora de elegir un fondo. Sigue siendo el factor predictivo cuantificable más eficaz, por encima de otros como la rentabilidad generada por el fondo en el pasado, y además es fácilmente accesible para cualquier inversor. Dentro de cada categoría, comience centrándose en aquellos fondos que se encuentren en el primer o segundo quintil más barato, y las probabilidades de acertar serán mayores. No obstante, asegúrese de ir más allá de este aspecto y de repasar los demás aspectos fundamentales de un fondo a la hora de seleccionarlo. No busque una respuesta rápida. Deberá entender la gestión, estrategia, nivel de compromiso con los inversores, etc. antes de invertir en un fondo. 

Algunos de los fondos baratos en sus respectivas categorías y de calidad.

 

Qué criterios hay que elegir para escoger el fondo más barato
Tagged on: