Qué hacer ante la fractura del euro

 

Laura Rey.

Grandes leyendas y grandes dioses se esconden y viven en los edificios creados para la veneración de éstos. Grandes hazañas mitológicas dieron a Grecia una grandeza sin igual. El país heleno está lleno de historias, de batallas, de victorias, de grandes hitos que fueron el comienzo de un nuevo mundo.

Sin embargo, las cosas han cambiado. Grecia se enfrenta a su peor crisis financiera. El país que fue rescatado en mayo del año pasado se sitúa ahora en el epicentro de todas las noticias.

De momento, la Unión Europea no llega a un acuerdo sobre cómo articular el segundo plan de rescate que evite la quiebra del país heleno. El motivo: los dos grandes contribuyentes al fondo de rescate -el Fondo Monetario Internacional y Alemania, y detrás de ella la Unión Europea- muestran su desacuerdo en algunos puntos. Y de momento lo único que está confirmado es que el nudo gordiano (90.000 millones de euros) del rescate se dejará para septiembre, en las próximas fechas se les entregarán entre 12.000 y 18.000 millones de euros.

Ante este escenario, el mercado no ha podido aguantar y ha sucumbido ante la confusión generada. Pero, al igual que en todas las batallas, en las crisis también hay vencedores. Por ello desde elEconomista, hemos seleccionado los activos que podrían salir beneficiados de esta tragedia griega.

El primero, el bono alemán. Mientras los países periféricos sufren al igual que el griego, la rentabilidad del bono alemán (baja cuando hay más demanda) ha caído 20 puntos básicos en los últimos días, hasta el 2,9 por ciento. Esta caída en la rentabilidad demuestra que los inversores confían en la solvencia y la posibilidad de pago del gobierno germano. Para invertir en el bund qué mejor manera que a partir de fondos. Por ello hemos elegido los fondos de renta fija que centran su cartera en deuda europea, y de estos los que más exposición tienen al bono alemán. Schroder ISF EURO Gov Bond A Acc con una exposición a la deuda germana de más del 58 por ciento, acumula una rentabilidad analizada a tres años de más del 5 por ciento. Pero si busca el fondo que mejor lo está haciendo en el año ese es: Raiffeisen-Dynamic-Bonds VT. Ya se anota un rendimiento cercano al 2 por ciento.

 

Dejando la renta fija de lado, el mercado de las divisas también se ha visto resentido en estos días. Y sobre todo la divisa europea. El miércoles el euro llegó a caer más de un 1,79 por ciento, una corrección que no se veía desde principios de mayo, y acaba la semana cerca de los 1,43 dólares. El euro es uno de los grandes perjudicados de los ademanes de los países de la eurozona.

Además >>  Caro y barato o barato y caro

Un panorama oscuro

El panorama no se vislumbra muy optimista para la moneda única, con Grecia en el centro. Más aún si se piensa en un efecto contagio a los demás estados, sobre todo los denominados PIGS. Por ello, ¿puede ser el momento de invertir en contra del euro? La mejor manera para invertir en divisas son los ETFs, fondos cotizados, y que estos sean cortos en euro. Es decir, que su rentabilidad aumente a la vez que el euro se deprecia, aunque en el año pocos ETFs que vayan en contra del euro registran rentabilidades positivas. Si hay algunas divisas que están ganando la batalla a la moneda única, éstas son el yen japonés y el franco suizo.

¿Y por sectores?

Los mercados en renta variable no han podido más. Muchos han perdido soportes claves y los bajistas están haciendo su particular agosto. Sin embargo, la debilidad de la moneda única traería consecuencias positivas para algunos sectores. Los principales serían las aerolíneas y también las hoteleras. La depreciación de la divisa europea atraería a más turistas ha territorio europeo. Sin ir más lejos se espera que en Grecia incremente en un 15 por ciento su facturación en turismo.

En el caso de las aerolíneas, también hay que descontar la bajada en el precio del crudo. Los malos datos macros que se están conociendo al otro lado del Atlántico, unido a la debacle europea, están provocando que el petróleo corrija ante una posibilidad desaceleración económica. La alemana Lufthansa se posiciona como la compañía con mejor recomendación de compra, por parte del consenso de mercado recogido por FactSet. En el segundo puesto se cuela IAG, con doble nacionalidad, una de ellas española, y con un recorrido alcista de más del 35 por ciento (ver gráfico). Por el lado de las hoteleras, las inglesas Millennium & Copthorne Hotels PLC e InterContinental Hotels Group PLC se colocan en la mejor posición. Con una clara recomendación de compra y un potencial en sus títulos que superan en ambos casos el 30 por ciento.

Qué hacer ante la fractura del euro
Tagged on: