¿Qué hipoteca se puede conseguir según la edad?

 

hipoteca inversa_credito garantia hipotecaria

Cuando nos disponemos a solicitar una hipoteca a un banco, uno de los factores clave es la edad. No es lo mismo pedir una hipoteca a los 30 años que a los 40. La edad determinará la hipoteca que nos podemos permitir y la que el banco esté dispuesto a concedernos. El comparador de productos financieros HelpMyCash.com ha hecho un estudio sobre las ventajas y desventajas de solicitar una hipoteca a los 25, a los 35 y 45 años.

Hipotecas para personas entre 25 y 35 años

Generalmente, el principal problema que tienen quienes solicitan una hipoteca antes de los 35 años es la falta de ahorros. A esa edad se lleva poco tiempo trabajando y es complicado haber reunido los ahorros necesarios para abrir una hipoteca. Los préstamos hipotecarios actuales solo financian el 80 % del valor de tasación de la vivienda, por lo que se necesita el 20 % restante para acabar de pagar el piso, además de un 15 % para pagar las gestiones de abrir una hipoteca. Una opción si no se dispone de suficientes ahorros es adquirir uno de los pisos de bancos, ya que las entidades suelen conceder hipotecas 100 para adquirir uno de los pisos de su inmobiliaria.

A pesar de esto, una de las ventajas de solicitar una hipoteca antes de cumplir los 35 años es que se podría conseguir un plazo de amortización muy largo, de hasta 40 años, que es el máximo que se puede lograr con las hipotecas actuales.

Hipotecas para personas de 35 a 45 años

 

Lo cierto es que, la franja de edad 35-45 años es la más óptima para conseguir una buena hipoteca, ya que es el perfil más deseable por parte de los bancos. Si durante los años previos hemos sido ahorradores podremos optar al 80 % de financiación e incluso menor. Además, si no hemos ido cambiando mucho de banco, la entidad confiará más en nosotros, con lo que será mucho más fácil negociar unas buenas condiciones.

Además >>  Las nuevas cuentas son la mitad más rentables que los depósitos

Por otra parte, el plazo de la hipoteca podría ser tanto largo como corto, dependiendo de las cuotas que se pueda permitir cada uno. Sin embargo, exige una restricción que se debe conocer una vez se han cumplido los 40: la edad máxima permitida en el momento de pagar la última cuota es de 70 años en la mayoría de los bancos.

Hipotecas para personas con más de 45 años

El principal problema que encontramos a esa edad es el plazo. En esta franja ya no se podrán encontrar hipotecas a 30 años, así que los plazos serán más cortos. Por tanto, solo podrán acceder a los préstamos hipotecarios aquellos que se puedan permitir cuotas altas, teniendo en cuenta que no puede superar el 35 % de los ingresos. Actualmente, una buena opción sería contratar una hipoteca a interés fijo, ya que los intereses para plazos cortos son muy competitivos.

Sin embargo, a esa edad ya no hay incertidumbre sobre los ingresos y se puede haber ahorrado considerablemente. En consecuencia, si la financiación es más baja, necesitaremos una hipoteca más pequeña que será mucho más fácil de pagar.

¿Qué hipoteca se puede conseguir según la edad?
Tagged on: