¿Por qué el mercado no se desplomó el viernes con las rebajas de S&P?

 

¿Por qué los inversores no se asustaron tras conocerse que S&P iba a rebajar el rating a varios países de la eurozona el pasado viernes? ¿Por qué el mercado de bonos reaccionó tan tibiamente? La simple respuesta es que el mercado ya ha descontado en los precios estas rebajas. Se puede argumentar también que el Banco Central Europeo salió al mercado secundario comprando bonos españoles e italianos, compensando la presión vendedora. Pero el comportamiento del bono francés no fue del todo malo. La rentabilidad del bono francés a 10 años subió tan solo 3 puntos básicos.

Alan Ruskin, estratega de Deutsche Bank, ha confeccionado un gráfico, reconozco que algo complejo de interpretar, que señala como el mercado ya ha descontado en el precio las rebajas del viernes e incluso futuros recortes de rating.

Básicamente, el gráfico muestra hasta qué punto las calificaciones de Standard & Poor’s (y por extensión el resto de agencias – Moody’s y Fitch) se han quedado retrasadas respecto al mercado de CDS (seguros frente a un default), que ya ha puesto en precio estas rebajas desde hace meses (el gráfico no recoge las últimas rebajas de S&P).

Podemos observar como los CDS de los países europeos cotizan a precios mucho más altos que países fuera de la eurozona con calificaciones crediticias idénticas. Tomando el ejemplo de España, su CDS cotiza en torno a 400 puntos básicos, mientras que países no EMU con su mismo rating crediticio “A” (eje Y=6) cotizan en torno a los 200 puntos básicos.

Si el mercado de CDS está, total o parcialmente acertado sobre el futuro de los países de la UE, las agencias de rating todavía tendrán que hacer un gran ejercicio de puesta al día.

 
Además >>  Mercado de acciones. ¿La calma antes de la tormenta?

¿Deberían reaccionar otros mercados (no los CDS) a estas rebajas de rating aún cuando los precios de mercado ya están pronosticando más rebajas para 2012? Hay algunos analistas que argumentan que la pérdida de la calificación AAA por parte de Francia es un caso especial, y que los recortes de rating han llegado en un momento delicado, cuando la deuda soberana, como un gran activo de riesgo, podría impactar seriamente en los ratios de capital de los bancos.

El estratega de Deutsche Bank señala que a no ser que haya la percepción de un cambio estructural que lleve a los CDS de los países de la eurozona a caer en relación a sus calificaciones, existe una fuerte convicción de que las rebajas de rating futuras serán tratadas como simplemente una puesta al día y que el impacto en el mercado y en el apetito por el riesgo mundial, será muy tibio.

Carlos Montero

¿Por qué el mercado no se desplomó el viernes con las rebajas de S&P?
Tagged on: