Regálate un ‘smartphone’ en Navidad por menos de 200 €

 

Los aparatos tecnológicos se han catapultado a las primeras posiciones de las listas de deseos de niños y mayores; por ello, son muchas las compañías de internet y tarifas móviles que aprovechan estas fechas para lanzar promociones con smartphones a buen precio.

smartphone_regalo_navidad

Pero ¿es necesario recurrir a estas para conseguir un buen teléfono a buen precio? Desde el comparador HelpMyCash revisamos qué 5 terminales podemos regalar por menos de 200 euros.

Móviles sin ataduras

El mercado está repleto de teléfonos para todos los gustos y, sobre todo, para todos los bolsillos. Lo primero que debemos tener claro es que no hace falta hacer una gran inversión de dinero para tener un smartphone de gran calidad. Por ejemplo, por 184 euros tenemos el Motorola Moto G de 3ª generación que destaca, entre otras cosas, por ser sumergible. Por un euro más encontramos el LG G4c con batería de 16 horas y el BQ Aquaris  M4.5 con cámara frontal con flash.

Es más, si queremos un móvil que luzca como uno de 700 euros solo tenemos que subir nuestro presupuesto 10 euros. Por ejemplo, el Huawei P8 Lite se comercializa por 193 euros y el Samsung Galaxy A3, con cuerpo metálico, se queda por 199 euros.

 

El mayor atractivo de estos móviles de gama media-baja es que su interior está bien forjado. Así, todos cuentan con pantallas de entre 4,5 pulgas y 5 pulgadas y permiten ampliar la memoria a través de tarjetas microSD, lo que permite ahorrar dinero acogiéndonos a un modelo inferior.

¿Dónde lo compro?

Ahora bien, ¿dónde sale más a cuenta comprarlo? ¿Compensa cambiar de compañía para conseguir uno de estos móviles a plazos? Para salir de dudas lo mejor es hacer cuentas, tal y como muestra la guía gratuita “Cómo elegir tu próximo móvil y tarifa”. Pero si no queremos tocar la tarifa, nos quedan 2 opciones.

Además >>  Contratar seguros reduce la cuota hipotecaria ¿Sale a cuenta?

La primera es asumir el coste íntegro del aparato en cualquier tienda especializada, la segunda es buscar un plan de financiación. En este segundo caso, podemos recurrir a la propia tienda, aunque hay que ir con cautela ya que los intereses pueden ser de hasta el 20 %.

Al tratarse de poco dinero, si lo que necesitamos es una pequeña ayuda puntual podemos recurrir a un crédito rápido. Eso sí, en este caso debemos estar seguros de que podremos devolver el dinero prestado dentro del plazo de un mes, ya que los intereses suben considerablemente en caso de demora. Si se apuesta por esta opción, se puede recurrir a un préstamo gratis como, por ejemplo, el de Vivus que permite conseguir hasta 300 euros sin comisiones ni intereses.

Regálate un ‘smartphone’ en Navidad por menos de 200 €