Renta Corporación redujo sus pérdidas un 43% en el primer semestre

 
Renta Corporación registró unas pérdidas de 7,8 millones de euros en el primer semestre del año, reduciendo en un 43% el resultado negativo que obtuvo en el mismo periodo de 2009, (-13,7 millones de euros), según informó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La inmobiliaria explicó que en este semestre se ha visto afectado por una provisión por valoración de la cartera actual de -1,9 millones de euros, y por la ejecución de un activo en garantía ante el impago de la deuda de un tercero. Ello ha tenido un impacto en los resultados de -0,4 millones de euros.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la empresa se situó en -4,3 millones de euros hasta junio, frente a los -10 millones de euros del mismo periodo de 2009, en tanto que el resultado neto de explotación (Ebit) fue negativo en 5,3 millones de euros, en contraste con los ‘números rojos’ de 9,7 millones de euros del primer semestre del año pasado.
Los ingresos caen un 92%
En total, los ingresos de Renta Corporación totalizaron 26,4 millones de euros en el primer semestre, cifra un 92% inferior a los 329,7 millones de euros de igual periodo del año pasado.
Los ingresos por alquileres y otros ascendieron a 1,3 millones de euros hasta junio, frente a los 8,6 millones de euros del primer semestre del año pasado. La inmobiliaria explicó que este descenso es resultado de la venta de algunos activos que habían generado rentas importantes hasta mayo y que fueron vendidos dentro del proceso de refinanciación.
Una deuda de 283,1 millones
Las ventas de la inmobiliaria se redujeron un 92% en el semestre, hasta los 25,1 millones de euros. Este fuerte descenso, precisó Renta Corporación, se explica porque en el primer semestre de 2009 se incorporaron las ventas realizadas a entidades financieras en el marco del proceso de refinanciación por importe de 281,1 millones de euros.
De los 25,1 millones de euros que logró vender la empresa en el primer semestre del año, 18,2 millones de euros corresponden a la venta de cartera vieja, centrada en su totalidad en la unidad de edificios y, geográficamente, en el mercado internacional en su mayoría. El resto, 6,9 millones de euros, proceden de la cartera nueva, concentrada también en la unidad de edificios, pero en el mercado nacional.
A cierre de junio, la deuda neta de Renta Corporación se situó en 283,1 millones de euros, cifra un 5,5% superior a la existente al finalizar 2009 (277,6 millones de euros).
Incertidumbre futura
La compañía estima que el futuro “sigue siendo incierto” en cuanto al punto de inflexión de la recuperación de la demanda y del restablecimiento de las facilidades crediticias a los potenciales compradores de activos inmobiliarios. “No se esperan grandes cambios a corto y medio plazo”, afirmó la empresa.
No obstante, Renta Corporación afirmó que ha encontrado un “nicho de mercado” donde operar. Así, en el primer semestre ha captado 20 nuevas operaciones, adicionales a las que tenía en cartera al finalizar el ejercicio 2009.

También te puede interesar:

Además >>  Urbas amplía capital por 6,68 millones para atender una conversión de bonos
Renta Corporación redujo sus pérdidas un 43% en el primer semestre