Reverte se queda sin 174.000 euros de Cádiz por el ‘asedio’ opositor

 
Agustín Rivera.
Arturo Pérez Reverte conoce, porque la ha pateado y vivido, la ciudad intramuros. Un plano de la Cádiz del siglo XVIII apenas se diferencia de la ciudad que pilota Teófila Martinez con -por ahora- inamovible mayoría absoluta. Lo que no podía imaginar el académico es que las intrigas políticas le iban a pasar factura a sueño comisario. La oposición a Teo está dispuesta a lo que sea con tal de atizar a la alcaldesa. ¿Resultado? El novelista deja de ganar los 174.000 euros que iba a cobrar por ejercer de comandante en jefe de una macroexposición sobre el bicentenario de La Pepa, la Constitución de 1812.
Pérez-Reverte desenfunda la espada. Y ataca al que se mueva contra él: “Ni para bien ni para mal me apetece mezclarme en esos fangales ni oír más mi nombre en boca de gentuza de esa calaña, sea del partido que sea”. El maestro de esgrima abandona la careta de académico. Explota su perfil Comanche, el mismo de sus artículos Patente de corso en XL Semanal. “También me conozco un poco y sé que al final acabaré ciscándome públicamente en la puta madre de alguien, y la liaremos. Así que me quito de en medio”.
El asedio contra el escritor empezó nada más difundirse sus planes. La exposición costaría un millón de euros, un tercio del gasto de la muestra sobre el Dos de Mayo de 1808 que él mismo coordinó para la Comunidad de Madrid. La oposición no objetó su figura de prestigio, sí la pasta que se necesitaba para los fastos de 2012 y el salario del corsario Pérez-Reverte.
“Pedimos al equipo de Gobierno que explicara qué servicios se habían contratado y en qué iba a consistir su trabajo. No nos contestaron”, explica Marta Meléndez, concejala del PSOE y aspirante a la Alcaldía en las elecciones municipales de 2011. Meléndez no se explica cómo el Ayuntamiento, uno de los más endeudados de España (108 millones de euros), según datos del Banco de España facilitados a este diario por técnicos de Hacienda, puede organizar una exposición que cuesta tanto dinero. “Lo llevan todo en el más absoluto secretismo”, denuncia la edil socialista.
El proyecto todavía podía ser adelante, incluso con la presencia de Pérez-Reverte. Aunque sea entre bambalinas. Juan José Ortiz, teniente alcalde del Ayuntamiento gaditano y concejal de Cádiz 2012, sigue en hilo directo con el novelista. El escritor quiere contar con el mismo equipo humano que trabajó con él en la exposición del Dos de Mayo.
Negociaciones con una entidad regional
Ortiz ofrece otra clave: Cádiz no sufragará al 100% la exposición. Esta semana ha estado negociando con una entidad financiera regional su participación como patrocinador en el proyecto bicentenario. “En un plazo máximo de dos semanas presentaremos cómo queda el proyecto”, anunció el teniente alcalde a El Confidencial. El concejal no descarta incluso que otras administraciones públicas se sumen a la iniciativa.
Donde sí quiere hincar el diente el lugarteniente de la alcaldesa es en La carta esférica del novelista. Aunque no ofrece detalles de su enemigo, sus nombres y apellidos son Sebastián Terrada, concejal de IU en el Ayuntamiento de Cádiz. Terrada se da por aludido y argumenta que el escritor no es “democrático”. “Izquierda Unida se ha cebado contra él. Comprendemos la postura de Pérez-Reverte”.
Este diario intentó contactar con el escritor. Una portavoz de la agencia literaria de Raquel de la Concha informó a este diario que Pérez Reverte no estaba ofreciendo declaraciones a los medios. “Está escribiendo un nuevo libro de El Capitán Alatriste”, destacaron en la agencia. Quizá Arturo cambie el título. ¿Quizá El escritor asediado?

También te puede interesar:

Además >>  Bancos, una oportunidad histórica llena de peligros
Reverte se queda sin 174.000 euros de Cádiz por el ‘asedio’ opositor
  • Mira que meterse en estos berenjenales. Con los politicos ya se sabe, ni a misa. Arturo dedicate a lo tuyo que es hacer fabulosas novelas hombre…