Revisando el escenario y actuando en consecuencia

 

Roberto Moro/Apta Negocios.

Antes de empezar con el comentario de los mercados me gustaría pedir disculpas por estos tres últimos días, en que me ha sido imposible confeccionar el presente informe. Pero, para mi desgracia, no he estado de vacaciones, y tampoco escondiéndome por la situación de los mercados; por motivos estrictamente laborales fuera de Madrid, insisto, me ha sido imposible.

Digo esto porque he recibido un mail en el que D. José me reprocha haberme escondido, toda vez que los mercados estaban haciendo lo contrario de lo que me parecía más probable en mis últimos informes (vaya por delante que lo ha expresado con unos términos totalmente respetuosos, y que agradezco sinceramente); pero si tuviera que esconderme cada vez que el mercado me quita la razón, parecería el Guadiana. Son, para bien y para mal, ya muchos años en esto y he vivido tantas situaciones de mercados de pánico, de euforia, de desánimo…que acaban formando parte de tu vida, sin que la alteren demasiado (o eso procuro).

Bueno…al turrón.

En el último informe decíamos que con precios de cierre por debajo de 9.000 de Ibex habría que revisar el escenario por el cual los índices, probablemente, se seguirían moviendo en el rango de todo el año. Pues vaya si hay que revisarlo.

La situación de la deuda en Europa se agrava por momentos, aunque empieza a calar la sensación de que el siguiente problema grave no es España, sino, y con mucha diferencia, Italia (por mucho que cambie la percepción a corto plazo, niveles del 128% de deuda sobre el PIB son insostenibles; recordamos que la deuda española se sitúa en el 75% del PIB). Estos niveles de prima de riesgo atacan directamente la línea de flotación del euro como moneda, y es ahora cuando se necesita una contundencia en la respuesta unitaria por parte de los líderes europeos como no se había necesitado hasta el momento. Esperemos que sepan darla y en la dirección adecuada.

En EE.UU, tras alcanzar un acuerdo sobre el límite de deuda, parece que nadie está conforme; tampoco ayudan los últimos datos macro conocidos.

Con este panorama, vamos a tratar de situar loa índices en el momento actual:

En el Ibex, la referencia de corto plazo son los 8.500, por debajo de la cual se abriría un camino tan bajista que se podría pensar en que el único objetivo técnico ya serían los mínimos de marzo de 2.009 en 6.700. No nos parece lo más probable. El único que parece haber iniciado con contundencia ese camino es el índice italiano. El Dax tiene margen para caer todo lo que quiera sin que ello suponga un grave riesgo, pues la zona de 6.000 significaría sólo el 38,2% de toda la subida desde marzo de 2.009, aunque cierres semanales por debajo de 6.310 abundarían en un escenario de continuidad correctiva. De todas formas, venía subiendo sin solución de continuidad prácticamente desde marzo de 2.009, y en algún momento debía consolidar en forma de corrección (la situación en los índices norteamericanos es la misma)

Además >>  Cortan por lo sano

El Eurostoxx 50 también está perdiendo la importante zona de soporte de los 2.500, así como el CAC 40, que es de los más debilitados.

 

Dentro de los mercados norteamericanos merece especial atención el S&P 500, por la formación tan clara de vuelta que nos ha dejado en un HCH múltiple, con proyecciones mínimas hacia la zona de 1.150, lo que aún implicaría caídas añadidas de un 7% aprox. Por contra, el Nasdaq 100 sigue siendo, y siempre para bien, el índice divergente, pues es el único que no ha perdido el soporte que representa la parte baja del rango de todo el año; por tanto, especial atención a los 2.180. De perderlo, ya todo apuntaría en la misma dirección bajista.

En conclusión, hoy por hoy, situación correctiva que puede darse la vuelta en cualquier momento. Pero la tendencia es la tendencia, y no conviene apostar nunca en contra de ella; no podemos pensar que los niveles actuales son “baratos” para comprar. Tenemos que detectar una clara señal de vuelta.

Por ello, se hace preciso esperar y no tomar decisiones importantes en estos momentos; quienes tengan cartera en la actualidad pueden optar por cubrirla, inmunizarla, hasta que el Ibex recupere por encima de 9.200; quienes estén en liquidez, que sigan con ella también hasta ver al Ibex por encima de 9.200 en precios de cierre. La situación sólo da para posiciones muy cortas, especulativas.

No publicamos estrategias de inversión determinadas porque es difícil que el mercado actual nos respete niveles de stop loss; es preferible también esperar para actuar directamente en títulos

 

El presente informe no es más que eso, un informe con nuestra visión de los mercados en cada momento. No pretende ser, ni debe ser tomado por nadie en ningún caso, como una incitación a la inversión, ni una recomendación de inversión, ni ningún modo de asesoramiento para la inversión. Por ello, Apta Negocios declina cualquier responsabilidad derivada de posibles pérdidas ocasionadas como consecuencia de la lectura del informe.

Revisando el escenario y actuando en consecuencia
Tagged on:         

Comments are closed.