“Seguimos empeñados en negar lo evidente, mirando a otro lado, esperando el maná, y es evidente que”

 

“Después de los quebraderos de cabeza de esta semana, que algunos fondos de riesgo han aprovechado para darle cera al bono español y, por derivación a la Bolsa, los actores en el mercado siguen empeñados en negar lo evidente. Miran a otro lado y esperan que el dios salvador lance desde el cielo comida y bebida gratis para todos, con las que saciar la hambruna y la sed. Actores en el mercado esperan el maná caído del cielo. Maná (hebreo:מן), según el libro del Éxodo, era el alimento enviado por Dios todos los días durante la estadía del pueblo de Israel en el desierto. Todos los días menos el sábado, por lo cual debían recolectar doble ración el viernes. En el libro del Éxodo se le describe apareciendo cada mañana después de que el rocío hubiera desaparecido, y debía ser recogido antes de que el calor del sol lo derritiera. SegúnNúmeros llegaba con el rocío, por la noche. Según la descripción bíblica, el maná se parecía a las semillas de coriandro, era de color blanco, y tras molerlo y hornearlo se parecía a las obleas con miel aunque en Números se describe del mismo color que la mirra india, y añade que algunas de las tortas sabían a tortas aceitadas…Sí, esperando el maná y mientras llega, que no llegará, haciendo trampas en el solitario y buscando brotes verdes por aquí por allá, que no aparecerá”, me dice uno de mis gurús favoritos.

“¿Negar lo evidente, haciéndonos trampas en el solitario, mirando para otra parte, esperando el maná celestial? Recomiendo el siguiente apunte”:

Simon Black, de Sovereign Man, señala en un controvertido artículo lo que para él son verdades que el mercado parece querer obviar. Black ve una reestructuración de las pensiones públicas y de la Seguridad Social en Europa y los EE.UU. Unos gobiernos occidentales que bloquearán las redes de Internet y móviles. La guerra. Y la emisión de deuda en moneda extranjera del gobierno de EE.UU. Todos estos eventos se basan en unas simples premisas:

1) Las deudas públicas y privadas incluidas, de las naciones occidentales son insolventes.

2) La historia muestra que el crecimiento económico en un ambiente así es casi imposible cuando un gran porcentaje del PIB debe destinarse exclusivamente a los intereses.

Además >>  “El triste futuro de España, el país que corre más riesgo, después de Portugal, si la UE…”

3) La continúa intervención política y monetaria en la economía es contraproducente.

 

4) La combinación de insolvencia soberana, un sistema financiero global basado en papel moneda sin valor, y de consumo, la orientación a la importación, han creado las condiciones para una depresión económica de largo plazo.

5) El deterioro de las condiciones económicas conducirán a un malestar social.

6) Frente a una población de merodeadores que amenazas su propia supervivencia, los gobiernos no se detendrás ante nada para mantener el status quo: su poder a nuestra costa.

7) Ninguna de estas tácticas podrán impedir que el capital humano y financiero emigren a donde son mejor tratados mejor.

8) No es la primera vez que esto ha sucedido, y no será la última. Esta vez no es diferente. Nuestra sociedad moderna no es un copo de nieve único y especial que pueda evitar las consecuencias que han afectado a los imperios durante milenios.

Nota bene. “Just because we were stupid, does not mean others were”. Dimon, JPMorgan.   JPMorgan Chase anunció el jueves que sufrió una pérdida por 2.000 millones de dólares (1.540 millones de euros en operaciones por una fallida estrategia de cobertura, una revelación que golpeó las acciones del sector financiero y la reputación del banco y de su destacado consejero delegado, Jamie Dimon.
 
Moisés Romero
“Seguimos empeñados en negar lo evidente, mirando a otro lado, esperando el maná, y es evidente que”
Tagged on:                         

Comments are closed.