El sentimiento bajista no siempre funciona como indicador de suelo

 

Durante la última década ha ganado adeptos los indicadores de sentimiento como generadores de señales de techos o suelos de mercado. Sin embargo, con el tiempo han perdido algo de poder predictivo, ya que los mismos resultados de las encuestas, ampliamente difundidos, generaban un sentimiento contrario entre los participantes del mercado que anulaba en parte la lectura inicial.

Una de las más importantes, aunque no muy seguida, es la encuesta semanal de la Asociación de Gestores de Inversión Activa (NAAIM, por sus siglas en inglés. Aproximadamente unas 40 entidades pertenecientes a la asociación, que son gestores activos, contestan cada semana a una encuesta donde señalan su posición en renta variable al cierre del miércoles. Las respuestas pueden variar desde un 200% de su cartera en posición larga (cartera apalancada al alza) hasta un 200% de su cartera en posición corta (cartera apalancada a la baja). El resultado es una media de exposición a la renta variable en posición larga o corta entre los gestores de la NAAIM.

Como señala la firma de investigación Decision Point, el sentimiento semanal de la NAAIM durante la semana pasada alcanzó notas negativas (posición neta bajista), algo que no había sucedido desde octubre de 2008. Mientras que los extremos en el sentimiento pueden señalar importantes puntos de giro, el ejemplo de octubre de 2008 no nos indica nada al respecto (ver gráfico adjunto). Por lo tanto es lógico asumir que es demasiado prematuro anticipar un suelo de mercado basado en las lecturas negativas actuales en el sentimiento.

Decision Point está buscando una estructura de precios similar a la que hemos tenido en los últimos meses – una consolidación redondeada que termina en una ruptura y una pauta de giro. Es decir, una barra gráfica en la que se pierden los mínimos anteriores pero que finalmente vuelve a recuperar la zona de consolidación. Justo el mismo comportamiento que el pasado 4 de octubre.

Además >>  Cabalgando con el diablo

Y sí, tenemos una similitud. Sucedió en la semana del 19 de septiembre de 2008 (ver flecha roja en el gráfico). Como se puede observar por la caída posterior, lo que pudo ser una pauta de vuelta terminó con una aceleración de las caídas en busca de los mínimos que se tocaron en marzo de 2009.

La conclusión: estamos en un mercado bajista, y los indicadores de sentimiento no señalan automáticamente que ya hemos tocado un suelo. De hecho, las lecturas extremas en el sentimiento pueden aparecer meses antes de que se toque un techo o un suelo de mercado.

 

En cuanto a las pautas de vuelta, el propósito de Decision Point es ilustrar como de complicado puede ser identificar un suelo de mercado. Aunque no podemos asumir que el mercado bajista actual finalizará como en 2008, el movimiento actual de los mercados se está desarrollando en un contexto similar al acontecido hace tres años, así que las presunciones alcistas son, hasta ahora, muy prematuras.

Fuentes: Decision Point

Carlos Montero

El sentimiento bajista no siempre funciona como indicador de suelo
Tagged on:         

Comments are closed.