Sepa cómo calcular un préstamo y aprenda a ahorrar

 

prestamos echar anzueloA la hora de pedir un préstamo hay que tener en cuenta por un lado qué valora el banco para prestar una cantidad de dinero al cliente y por otro cómo calcula la cuota de devolución del préstamo.

En caso de que queramos solicitar un crédito a nuestra entidad debemos facilitar cierta información personal y financiera, de modo que el banco evalúe la capacidad de reembolso. Entre estos datos están la situación laboral, los ingresos que percibimos al mes y la situación  familiar (si se tienen hijos o gente a nuestro cargo…).

¿Cómo se calcula la cuota?

En España los creditos se calculan en base al sistema de amortización francés, en el cual la cuota es fija. Para entender esto, primero hay que tener claro que los préstamos personales están conformados por el capital cedido más unos intereses y un tiempo (semanas, meses, años) en el que debe ser devuelto.

El sistema francés funciona de modo que durante el tiempo que se alarga el reembolso del dinero siempre se paga la misma cantidad. En este caso es recomendable solicitar el cuadro de amortización ya que así se pueden ver cuántos intereses se pagan cada mes y cuánta deuda se liquida. Lo habitual es que las primeras cuotas tengan una mayor cuantía de intereses que de amortización del préstamo. De modo que cuando se adelanta el dinero al banco, o se cancela el crédito, la mayor parte de los intereses ya están liquidados.

En el caso de las hipotecas lo más habitual en España es que el interés sea variable, lo que implica un índice (Euribor, IRPH…) y un diferencial que pone el banco. Por lo tanto cada vez que el índice sube, los intereses a pagar aumentan. La revisión se hace cada 6 meses o al año.

Desde HelpMyCash quieren facilitar las cosas a los usuarios y por ello disponen de una calculadora con la que se puede ver el cuadro de amortización de la hipoteca. Se puede probar desde aquí.

 
Además >>  3 pesadillas hipotecarias: vinculación, IRPH y suelo

¿Cómo elegir un préstamo?

Una vez que se sabe cuánto habrá que desembolsar al final de la amortización del préstamo es importante comprobar que se pueda hacer frente a este pago. En el caso de los préstamos con intereses fijos no es tan relevante, pero aquellos que contratan los de interés variable es fundamental que hagan los calculos en función de lo que podría aumentar la cuota en caso de que subiera el índice. Un ejemplo claro de esto se vio hace unos años cuando el Euribor alcanzaba su máximo del casi 5%. Si se ha contratado una hipoteca de Euribor + 4% esta subida podría ser la ruina.

Es necesario evaluar otros bancos y ver qué condiciones ofrecen, y sobre todo, antes de firmar, leer el contrato meticulosamente para que no haya sorpresas.

Actualmente hay diversos bancos que ofrecen préstamos personales interesantes, como por ejemplo:

  • Préstamo Inteligente Evo: se trata de un préstamo sin comisiones. Tiene un importe máximo de 50.000 euros a devolver como mucho en 8 años a un 8% TAE.
  • Préstamo Naranja ING: es un préstamo pensando para clientes de la Cuenta Nómina. Ofrece un máximo de 60.000 euros a pagar en un máximo de 7 años con un interés del 10,42% TAE.

Vía|HelpMyCash

Sepa cómo calcular un préstamo y aprenda a ahorrar
Tagged on:                     

Comments are closed.