S&P deja el ‘rating’ de Portugal al borde del ‘bono basura’

 

LISBOA, 29 Mar. (EUROPA PRESS)

La agencia de calificación Standard & Poor’s ha rebajado en un escalón la nota de solvencia de la deuda pública de la República de Portugal que se sitúa en ‘BBB-/A-3’ desde ‘BBB/A-2’, lo que coloca a los bonos portugueses al límite del ‘bono basura’ o grado especulativo, en lo que supone el segundo recorte de ‘rating’ de la deuda lusa en menos de una semana por parte de la calificadora de riesgos, que otorga a la nota lusa una perspectiva “negativa”.

Foto: REUTERS/RAFAEL MARCHANTE

“La rebaja refleja nuestra visión de que el comunicado con las conclusiones del Consejo Europeo del pasado 24 y 25 de marzo confirma nuestras expectativas de que la reestructuración de la deuda puede ser una condición de acceso a los fondos del Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM) y de que la deuda pública senior estará subordinada a los préstamos del ESM”, explicó la agencia, que considera que estas circunstancias van en detrimento de los acreedores comerciales de los países de la UE.

Standard & Poor’s había rebajado la nota de Portugal en dos escalones el pasado 25 de marzo, hasta ‘BBB’ desde ‘A-‘, aunque advirtió de que podría adoptar nuevos recortes al haber colocado en vigilancia negativa el ‘rating’ luso.

S&P advierte en un comunicado de que las elevadas necesidades de financiación exterior de Portugal hacen probable que Portugal acceda en 2013 a la financiación del ESM.

Asimismo, señala que la perspectiva sobre el PIB de Portugal es “altamente incierta” y dependerá significativamente de la capacidad de la “relativamente cerrada” economía de Portugal para apostar por las exportaciones.

“Tras la dimisión del Gobierno minoritario de Portugal, asumimos que el nuevo Ejecutivo se formará en el segundo triemstre de 2011 y esperamos que acordará nuevas reformas fiscales y estructurales como parte del programa del FMI y la UE”, añade.

Con las actuales políticas, el déficit fiscal de Portugal probablemente excederá los objetivos fijados en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, augura la calificadora de riesgos, que espera que la deuda pública de Portugal comience a disminuir a partir de 2013.

“Sin embargo, la incertidumbre sobre las perspectivas de la economía supone la existencia de significativos riesgos a la baja incluso en un escenario relativamente benigno”, añade S&P.

RECORTA UN ESCALÓN EL ‘RATING’ DE GRECIA.

 

Por otro lado, Standard & Poor’s ha rebajado un escalón la nota de solvencia de Grecia, hasta ‘BB-‘ desde ‘BB+’, dentro del llamado grado especulativo o ‘bono basura’, y no descartó la posibilidad de más recortes a corto plazo, puesto que mantiene el ‘rating’ griego bajo vigilancia con implicaciones negativas.

Además >>  No quiero aguarles la euforia pero... cuidado con septiembre

S&P explicó que, del mismo modo que en el caso de Portugal, la rebaja refleja su opinión de que el comunicado final de la reciente cumbre de la UE confirma los temores de la agencia de que el acceso a los fondos del ESM esté condicionado a la reestructuración de la deuda soberana y de que los bonos gubernamentales senior estarán subordinados a los préstamos del ESM, explicó el analista de S&P Marko Mrsnik.

“Pensamos que estas precondiciones del ESM, combinadas con el considerable déficit de Grecia y sus elevadas necesidades de financiación, lastran los planes de Grecia de volver los mercados de capitales a mediados de 2013, cuando finalice el actual programa de asistencia del FMI y la UE, lo que incrementa la probabilidad de reestructuración de la deuda”, explica la agencia, que prevé que Grecia acabará solicitando asistencia del ESM.

Por otro lado, S&P destacó los riesgos presupuestarios crecientes para Grecia ante el probable deterioro registrado en 2010, que podría implicar un desequilibrio de las cuentas públicas superior al objetivo del 9,6%.

“Además, creemos que el Gobierno no ha endurecido suficientemente los controles al gasto, a la vez que los ingresos públicos han quedado por debajo de lo previsto”, advierte la calificadora de riesgos.

“A falta de medidas adicionales para reducir el déficit, pensamos que el Gobierno no logrará cumplir el objetivo del 7,5% del PIB en 2011”, señala S&P, que advierte de que la adopción de dichas medidas adicionales puede generar nuevas presiones políticas y sociales.

Por otro lado, la agencia apunta que resolverá la situación de vigilancia negativa sobre la deuda griega “en los tres próximos meses”, después de que el Gobierno del país heleno presente sus datos definitivos de la ejecución presupuestaria de 2010 y se hayan aclarado las tendencias fiscales del presente ejercicio. 

S&P deja el ‘rating’ de Portugal al borde del ‘bono basura’
Tagged on: