Steen Jakobsen: ¿importa el riesgo geopolítico?

 

El riesgo geopolítico siempre ha supuesto un “descuento” en las valoraciones del mercado; pero cuánto varía el mercado con las tensiones en todo el mundo y particularmente con lo que ocurre en Oriente Medio. Lo cierto es que la respuesta más corta es que el riesgo geopolítico no importa y que no debería importar… a largo plazo.

Los fundamentales siempre prevalecen a la larga. Una compañía que sea innovadora, productiva y consciente de los costes y cuente con un flujo de efectivo positivo siempre atraerá capital e inversores independientemente del país o la región donde esté situada y a pesar del riesgo político. Me gusta llamar a esto la victoria del caso concreto frente a la inercia. La fortaleza a nivel micro frente al nivel macro.

El dinero más listo siempre fluye a las empresas más listas. Imagen: Abid Katib

Visito de media 35 países al año. Vaya a donde vaya, siempre conozco a personas y compañías brillantes con un éxito enorme. ¡Argentina, China, Brasil, Indonesia, Israel, Palestina, Francia e incluso Dinamarca! En todas partes encontrarán a inversores y empresarios que tratan de lograr el éxito abriendo las puertas de sus negocias cada mañana para ganar un poco más.

Los grilletes del paternalismo

Por esa misma razón, no debemos sucumbir nunca a los conflictos políticos, las primas de riesgo o las guerras a la hora de invertir. Los países, las economías y las sociedades son entes independientes. Individuos que acaban por tener éxito pese a las adversidades. La sociedad de hoy en días es más un estado paternalista que un estado productivo. Prima lo macro sobre lo micro; precisamente por eso se mantiene bajo el crecimiento global.

Basta ponerlo en perspectiva de mercado, resulta más peligrosa la economía planificada que los riesgos geopolíticos. No es que los riesgos geopolíticos carezcan de importancia, pero es un tipo de riesgo que siempre está ahí y particularmente en determinadas regiones que tienen un impacto reducido sobre las acciones cotizadas y los mercados de capitales. EE.UU. y Europa siguen dominando los mercados mundiales, con un peso superior al 60% a nivel global.

Las primas de riesgo a nivel geopolítico y particularmente aquellas asociadas a Oriente Medio se dejan percibir de forma más simple en el mercado del crudo West Texas Intermediate. En estos momentos, la prima de riesgo en el crudo está en 10-15 dólares. Esta prima va variando con el tiempo, pero como mínimo, se sitúa en cero y como máximo, en torno a los 25-50 dólares.

 

Los puntos fuertes de Israel

La bolsa israelí con su nivel de inversión y su inclusión en el MSCI, con un peso del 0,40% forma parte por derecho propio de las carteras de la mayoría de los inversores globales. Lógicamente, ese 0,4% por ciento podría llevar a muchos inversores a abandonar el mercado, pero al final resulta convincente lo que hace único al mercado israelí: Israel cuenta con la tasa más alta del mundo de títulos de doctorado per cápita y el mayor ratio de inversión en I+D. El sistema educativo es sólido y favorece la innovación y la tecnología. De hecho, yo preveo que Israel debería contar en el futuro con un papel más destacado en la selección de la mayoría de gestores de fondos. La sociedad y la economía quieren viajar lejos para acceder a este tipo de infraestructuras y tecnologías.

Además >>  Los pagarés siguen al 4,50% TAE, pero ¿hasta cuándo?

Dicho de otro modo, la debilidad de Israel y de Oriente Medio supone un riesgo geopolítico si bien no se trata de nada nuevo y es algo relativamente constante. La ventaja es la estructura microeconómica: el enfoque israelí en la tecnología, la educación y la innovación.

En términos generales, para evaluar el riesgo geopolítico en relación con el riesgo de inversión,  el enfoque más sencillo consiste en determinar la asignación total del mercado de valores en el MSCI. En el caso de Israel, supone el 0,4% y por tanto apenas se dejará sentir en el mercado. Canadá representa el 3,8%. Una vez más, una crisis en Canadá sería negativa si bien en menor medida que una crisis en EE.UU. cuya ponderación es ni más ni menos que del 48,8%. El índice global MSCI AWI abarca el 85% de todos los valores para invertir o básicamente de los “mercados globales”. El informe completo para el primer semestre de 2014 incluye rentabilidad, ponderaciones y principales holdings. No resulta en absoluto sorprendente que Apple, Exxon, Microsoft, Johnson & Johnson y GE sean los pesos pesados.

Fuente: MSCI.com

La conclusión es la siguiente: es complicado cuantificar el riesgo geopolítico. A largo plazo no tiene una gran relevancia pero a corto plazo es causa de depreciación, una situación que en si misma da lugar a oportunidades. La inversión consiste en sacar iliquidez del mercado y los acontecimientos geopolíticos a menudo ofrecen un descuento importante a la hora de entrar siempre y cuando los fundamentales sigan vigentes. Desde una perspectiva macroeconómica, sigo considerando que este experimento monetario gigante que han iniciado los bancos centrales y los legisladores supone un enorme riesgo ya que se fundamenta en la macroeconomía; la habilidad para suavizar el ciclo económico. Por el contrario, yo creo en las personas, en las ideas y en la microeconomía.

Steen Jakobsen, economista jefe / Saxo Bank
www.saxobank.es
Steen Jakobsen: ¿importa el riesgo geopolítico?
Tagged on:         

2 thoughts on “Steen Jakobsen: ¿importa el riesgo geopolítico?

Comments are closed.