Suspense en el Ibex

 
Semana importante para el Campeador, los alcistas consiguieron cubrir el hueco bajista de los 8.954 puntos pero no cerrarlo. El doji semanal nos habla de incertidumbre.
Incertidumbre en el Campeador . Doji semanal en el Campeador después de alcanzar los 8.954 puntos y cubrir intradía el hueco bajista del mes de octubre, tras la salida alcista del triángulo simétrico que ataba a nuestro selectivo. Mientras no se pierda la gran vela alcista semanal anterior a la vela de la pasada semana, los alcistas mantienen el control sobre el Campeador y la posible consolidación que nos sugiere el doji debe ser vista como una nueva oportunidad para entrar al mercado. - Ch.F.
Chema Fandiño 

Volvemos después un breve descanso de cinco días a retomar el pulso diario a los mercados, con la ilusión de verles de nuevo con nosotros, si así lo desean. Una semana, la pasada, que nos trajo un primer intento de los alcistas de alcanzar la parte alta del hueco bajista dibujado en octubre, en los 8.954 puntos, como le veníamos pidiendo desde semanas anteriores en estos análisis. El jueves pasado. fue cubierto y superado intradía, pero como fuerte resistencia que es, al termino de la sesión, el Campeador no consiguió dormir por encima de ella, quedó situado en los 8.902 puntos y sin conseguir cerrarlo.

Quedó dibujado un doji en vela diaria, que anunciaba la posibilidad de una posible consolidación, antes de un nuevo intento por superarlo. Y el viernes se inició dicha consolidación, no con demasiada fuerza en nuestro selectivo, poco más de -1,18%. Al igual que un doji o un martillo en zonas de soporte, nos hablan de un probable rebote, cuando estos se dibujan sobre resistencias nos hablan de lo contrario, probable consolidación o corrección. Por la magnitud de las mismas, sabremos las fuerzas de ambos contrincantes, toros y osos.

De momento, el primer soporte situado en los 8.740 puntos, antigua resistencia que tanto tiempo le costó superar al Campeador, no fue perforado a la baja. Dejó dibujado un pequeño martillo sobre él, cerrando la semana en los 8.797 puntos. En ese mismo soporte, de los 8.740 puntos, se encuentra la directriz alcista que viene guiando al Campeador desde los 7.600 puntos. Mientras no veamos un cierre diario por debajo de este primer nivel de soporte, los toros tiene el control de las operaciones. A día de hoy sólo podemos hablar de un pullback o retroceso a testear dicho soporte.

Si por el contrario, los bajistas consiguen llevar al Campeador más abajo de esa zona, la consolidación continuará su curso, entendiendo la misma como una oportunidad de entrar a mercado para los más rezagados. Niveles a vigilar los tenemos en los 8.660 y los 8.540 puntos donde encontramos las medias móviles de las 20 y 50 sesiones respectivamente en el gráfico de velas diarias. Por debajo de estos niveles nos queda los 8.460/480 puntos, zona desde donde el Campeador inició el último impulso que le ha llevado hasta alcanzar los ansiados 8.954 puntos.

En el gráfico de hoy les muestro como queda nuestro selectivo en velas semanales. Después de la superación de la directriz bajista y rompiendo definitivamente con la figura triangular que le ataba, tenemos una poderosa vela de salida alcista de hace dos semanas y tras la cual nos ha dibujado un doji en esta última. Se ve claramente como las velas anteriores al doji, se apoyan sobre la media móvil de las 20 sesiones. Dicha media móvil y la gran vela de salida nos marcan zonas importantes donde los alcistas no deberían ceder para continuar con el ataque hacia las alturas. Como en el doji del pasado jueves en velas diarias, en las semanales nos advierte de esa duda e incertidumbre y de una posible consolidación antes de seguir con el ascenso.

 
Además >>  En un mar de dudas

Para esta semana, la salida que tengamos de esa vela doji semanal, nos dirá si los alcistas necesitan de una mayor consolidación o simplemente se trataba de un pequeño descanso antes de cerrar definitivamente el hueco bajista de los 8.954 puntos. Lo que si deja claro es que en ningún caso, esa gran vela de salida debe ser cedida por los alcistas, es el arranque, la salida de chiqueros de los toros. Caer por debajo dejaría a los bajistas en disposición de atacar zonas más complicadas como son los 8.230/120 puntos.

En principio todo apunta a una simple consolidación sin mayores consecuencias para los alcistas, seguimos confiando en la tendencia que tan buenos resultados operativos nos está dando desde el inicio de año y en la ruptura de la figura triangular ya iniciada. Siempre muy pendientes de lo que ocurra al otro lado del Atlántico, en los índices de Wally. De momento siguen sin consolidar ni corregir la impresionante salida alcista que lleva desde mediados del mes de diciembre pasado.

El General Custer ha llegado sin demasiadas complicaciones a la resistencia que tiene sobre los 1.355 puntos. Mientras no veamos un cierre por debajo de los 1.325 puntos, nada que objetar a los alcistas. En ese nivel tenemos el inicio de un precioso marubozu alcista tras conseguir sujetarse en los 1.300 puntos en el mes de enero. En cuanto a los selectivos tecnológicos siguen con su estratosférica subida, el Nasdaq Composite consiguió como su hermano mayor, superar los máximos del año 2007.

A cierre semanal consiguió situarse por encima de los 2.903 puntos. Mientras no pierda el último hueco dibujado en los 2.868 puntos, los alcistas seguiran dominando el mundo del chip. Bien es cierto que es hora de tomar un descanso, pero mientras las velas no lo muestren, habrá que seguir sin oponerse a la tendencia. Entramos en una importante semana para todos los índices, ¿seguirán los ascensos o llegó hora de tomarse un merecido descanso?. En breve lo sabremos.

Suspense en el Ibex
Tagged on: