Barroso

Barroso: las consecuencias de un ‘no’ en Grecia son “imposibles de prever”

Barroso: las consecuencias de un ‘no’ en Grecia son “imposibles de prever”

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha avisado de que las consecuencias de un rechazo por parte de Grecia a las condiciones de su rescate en el referéndum convocado por el primer ministro, George Papandreu, son “imposibles de prever” y ha lanzado un llamamiento a la “unidad nacional” de las fuerzas políticas helenas. “Sin el acuerdo de Grecia al programa de la UE y el Fondo Monetario Internacional, las condiciones para los ciudadanos griegos serían mucho más dolorosas, en particular para los más vulnerables. Las consecuencias serían imposibles de prever”, ha declarado Barroso a su llegada a Cannes, donde participará en la cumbre del G-20 y los encuentros previos sobre la crisis griega. “Por ello pido al Gobierno y a los líderes políticos de Grecia que muestren que están dispuestos a trabajar por la unidad nacional política y por el amplio apoyo necesario para la aplicación del programa”, ha reclamado el presidente de la Comisión. “Si este apoyo ya era importante ayer, hoy es absolutamente crucial”, ha concluido. Europa Press

El Ibex sube un 2,7% gracias a Barroso y sus eurobonos

El Ibex 35 se ha anotado una subida del 2,7% que le ha permitido recuperar la cota de los 8.000 puntos al calor de las palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que ha abierto la puerta a la emisión de eurobonos y ha relajado la prima de riesgo de España (351 puntos) e Italia (373). Iberdrola (+4,88%), Telefónica (+3,02%), BBVA (+2,78%) y Santander (+2,53%) han apuntalado las subidas del selectivo madrileño, que ha logrado sellar en 8.045 enteros su segunda jornada consecutiva de ganancias, tras otras dos de sangría. Solo tres valores terminaron en rojo, Amadeus (-2,29%), BME (-0,37%) y Arcelor (-0,27%). El índice se despertó con pérdidas después de que Moody’s le rebajara el rating a dos bancos franceses por su exposición a Grecia, pero viró y a las 12.30 horas tocó los 8.000 enteros por primera vez en la jornada y puso los ojos en las señales positivas para afianzar el alza, como la disposición de China a invertir en Europa. La decisión de Fitch de bajar la calificación de cinco comunidades autónomas por su deterioro fiscal y las advertencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que España e Italia necesitarán ayuda internacional para evitar un contagio de la crisis griega, no aguaron la fiesta del selectivo. Las compras cundieron aún más en Francfort, que lideró las subidas en Europa con un avance del 3,4%, y le sacó gran ventaja a Madrid, pero sobre todo a París (+1,8%) y a Londres (+1%). Las subidas también se explican por las expectativas de los inversores respecto a la conferencia a tres bandas entre los mandatarios de Alemania, Francia y Grecia para abordar la crisis de deuda helena y evitar la quiebra del país, escenario que tendría costes dramáticos para la eurozona y la economía mundial, según Bruselas. Los expertos consultados por Europa Press recalcan que los mercados siguen sumidos en el pánico y reaccionan exageradamente tanto a rumores como expectativas del signo que sean, por lo que la cota de los 8.000 enteros aún no se puede dar por reconquistada. Con estos mimbres, el euro cogió aire y siguió avanzando posiciones respecto al dólar, y al término de la sesión en el Viejo Continente, el cambio entre las dos monedas se establecía en 1,3771 ‘billetes verdes’ en el mercado de divisas. Europa Press

Barroso avisa de “consecuencias negativas” en Europa si no hay acuerdo en el Eurogrupo

BRUSELAS, 20 Jul. (EUROPA PRESS) – El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha dicho que la crisis de deuda de la zona euro es “muy grave” y ha reclamado “responsabilidad” a los líderes del Eurogrupo y al Banco Central Europeo (BCE) para lograr un acuerdo sobre el segundo rescate de Grecia en la cumbre de este jueves porque de lo contrario “las consecuencias negativas se sentirán en todos los rincones de Europa”. “La situación es muy grave. Exige una respuesta o, de lo contrario, las consecuencias negativas se sentirán en todos los rincones de Europa y más allá”, ha dicho Barroso en una breve declaración a la prensa sin admitir preguntas. “Pido a todos los líderes que muestren la ética de la responsabilidad europea”, ha exigido el presidente de la Comisión. “Los líderes deben llegar a la reunión diciendo lo que pueden hacer, lo que quieren hacer y lo que harán. No lo que no pueden hacer o lo que no harán. Es lo que les pido”, ha resaltado. “Hay también una responsabilidad del BCE. La solución exigirá que todos los actores asuman plenamente su responsabilidad”, ha insistido. “El euro es un de nuestros mayores activos. Sus beneficios superan ampliamente el esfuerzo que se exige a los Estados miembros en los diferentes bandos de la negociación. No nos lo podemos tomar a la ligera o de lo contrario la historia juzgará a esta generación de líderes con dureza”, ha avisado Barroso. El presidente de la Comisión ha reclamado de la cumbre del Eurogrupo una solución “ambiciosa y global” que, como mínimo, incluya medidas para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas griegas, definición de la participación del sector privado, alcance de la flexibilización del fondo de rescate, reparación del sector bancario y medidas para garantizar que haya liquidez para los bancos. Barroso ha subrayado que la solución al problema griego interesa a todos los Estados miembros, no sólo a los afectados por la crisis de deuda sino también a los que se les pide solidaridad. El Ejecutivo comunitario ha creado este jueves un grupo de expertos para ayudar al Gobierno de Atenas a aplicar el programa de ajuste pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional y facilitar la absorción de los fondos regionales de la UE, con el objetivo de estimular el crecimiento y el empleo.

Qué fácil es mirar la paja en el ojo ajeno, señor don dinero

La UE y Rusia concluyeron ayer martes la XXVI Cumbre bilateral con un acuerdo “histórico” con la firma de un Memorando de Entendimiento que pone fin a las negociaciones bilaterales para la adhesión de Moscú a la Organización Mundial del Comercio, según han coincidido el presidente ruso, Dimitri Medvedev, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Medvedev ha mostrado su “satisfacción” por el acuerdo porque tras concluir las negociaciones con la UE y, anteriormente, con Estados Unidos, la entrada de Rusia en la OMC se convertirá “en una realidad”. “El que Rusia se convierta en miembro de la OMC en 2011 es ahora una perspectiva muy realista”, aseguró Barroso que celebró el tono “abierto y franco” de la Cumbre. “Creo que esta es probablemente la mejor cumbre en la que he participado”, ha explicado el ex primer ministro portugués. Barroso ha subrayado que su ingreso en la OMC beneficiará un aumento de las relaciones comerciales bilaterales y de las inversiones y, sobre todo, contribuirá a “reforzar el comercio y las normas sobre inversión”, algo de especial interés para la UE. “Hemos tenido una buena cumbre con discusiones abiertas y fructuosas”, ha agregado Van Rompuy, quien ha instado a centrarse ahora en las negociaciones multilaterales con el resto de Estados miembros de la OMC para que Moscú pueda entrar en el organismo internacional “lo antes posible”. Ninguno ha mencionado en rueda de prensa conjunta las reciente filtraciones de Wikileaks, aunque Medvedev ha admitido la posibilidad de abordar en la cena que compartirán en el Palacio de Val Duchese “un número de acontecimientos internacionales importantes que han tenido lugar”, imposibles de “ignorar”. El presidente del Consejo Europeo ha puesto en valor “el partenariado estratégico” entre la UE y Rusia porque les permite abordar asuntos en los que están de acuerdo pero también en los que divergen y ha instado a “empujar” las negociaciones bilaterales en marcha para suscribir un nuevo Acuerdo de Cooperación y Asociación. Barroso, para el que la cooperación con Rusia es “un imperativo moral”, ha confiado en que el acuerdo sobre la OMC tendrá “un impacto positivo” en estas negociaciones, insistiendo en que la UE busca un acuerdo “sólido y ambicioso” con “disposiciones sustanciales en inversión, comercio y energía”. En cuanto a la crisis de deuda el presidente ruso, Dimitri Medvedev, ha reconocido  la preocupación de Moscú por la situación económica de algunos países de la Eurozona entre los que ha citado concretamente a España, Portugal, Grecia y “algunos otros países”. “No voy a esconder que estamos preocupados por algunos acontecimientos”, ha explicado el presidente ruso en la rueda de prensa posterior a la Cumbre UE-Rusia celebrada en Bruselas.  Medvedev ha reconocido que en Moscú siguen “de cerca” la situación en “algunos países” de la Eurozona y ha explicado que el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, le han explicado las medidas de consolidación fiscal aplicadas en los Estados miembros y los mecanismos de ayuda establecidos para garantizar la estabilidad de la Eurozona en su conjunto. En todo caso, el mandatario ruso se mostró convencido de que los Estados miembros y las instituciones europeas han adoptado “pasos buenos, razonables y coordinados” para garantizar la estabilidad del euro y de que “el euro todavía tiene buenas perspectivas” y se mantiene como divisa “legítima y válida”, insistiendo en que las nuevas medidas de consolidación adoptadas por algunos países “darán buenos resultados”. “Se han hecho muchas cosas”, ha reconocido.  Van Rompuy ha dejado claro que “de momento” no hace falta aumentar la dotación del fondo de rescate europeo tras constatar que Irlanda sólo requerirá “una cantidad muy pequeña”. “No hay ningún problema con la cantidad. Hasta ahora no hay necesidad de aumentarlo”, ha insistido el belga. “Si hace falta, lo consideraremos”, ha agregado no obstante.