Millones

“Los bancos también tienen miedo, como si fueran entes con sentimientos. Lo dicen las cifras…”

“Los bancos tienen miedo de sí mismos. Miedo a una retirada masiva de fondos por parte de los depositantes, que los harían quebrar. Miedo en los préstamos que se conceden unos a otros. Miedo, incluso, en los depósitos que hacen en los diferentes bancos centrales del mundo. Miedo al colapso. Miedo a las ampliaciones de capital. Miedo a los que van a pedir un crédito. Miedo a conceder hipotecas. Miedo al medio. Con esta selecta selección de planteamientos nos encontramos a los bancos como si fueran entes con capacidad de sufrimiento y, lo que es peor, atenazados, presa del miedo como están impiden que el crédito fluya, por mucho que se empeñen los reguladores, los políticos o el lucero del alba. El máximo atrevimiento, la mayor osadía que completan en los últimos meses es una especie de juego diabólico con el dinero que toman prestado de los bancos centrales a tipos que rayan el 0 pelotero para especular con bonos del Estado y, también, con valores líderes de las Bolsas a pequeñas ráfagas”, me cuenta el analista jefe de un banco de inversión londinenses, con intereses, aunque cada vez de menor rango, en el mercado español. Y en el mismo acto me envía el artículo de DAVID ENRICH en The Wall Street Journal Los bancos europeos más importantes, respondiendo a nuevas regulaciones y reacios a otorgar préstamos, están guardando cantidades cada vez mayores de dinero en bancos centrales en todo el mundo, en una búsqueda colectiva de seguridad. Los ocho grandes bancos europeos que han revelado sus resultados anuales en las últimas semanas reportaron mantener unos US$816.000 millones en efectivo y depósitos en diversos bancos centrales al 31 de diciembre, según cálculos de The Wall Street Journal. Eso representa un aumento de 50% frente a un año antes, cuando los mismos bancos tenían alrededor de US$543.000 millones. La acumulación, que se produjo a lo largo del año pasado, representó una respuesta colectiva a las crecientes presiones sobre el sistema financiero europeo. Al guardar fondos en los bancos centrales de Europa, Estados Unidos y otros lugares, los bancos se aseguran de que su dinero está seguro. También calman a los reguladores que quieren garantizar que las entidades tendrán acceso fácil y expedito a fondos. Pero la estrategia tiene una desventaja. Los bancos están depositando dinero en bancos centrales en lugar de prestárselo a individuos, empresas, o gobiernos, lo cual tiene el potencial de exacerbar una sequía de préstamos en toda Europa. Además, los bancos centrales pagan intereses insignificantes sobre los depósitos, lo cual reduce las ganancias de los bancos. Las instituciones francesas estuvieron a la vanguardia de la tendencia. El año pasado, Société Générale SA más que triplicó la cantidad de dinero que colocó en bancos centrales en todo el mundo a 44.000 millones de euros (US$57.800 millones). Los depósitos de BNP Paribas SA aumentaron 74% a 58.000 millones de euros. Más de la mitad de los depósitos de BNP están guardados en la Reserva Federal de EE.UU., y el resto en el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y otros bancos centrales. “Hemos enfrentado una enorme crisis en la segunda mitad del año pasado. Así que reaccionamos lo más rápido posible para colocarnos a resguardo”, indicó la semana pasada el presidente ejecutivo de BNP, Jean-Laurent Bonnafe. Además de BNP y Société Générale, los seis otros bancos incluidos en el conteo son los españoles Banco Santander SA y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, los suizos UBS AG y Credit Suisse Group AG, el alemán Deutsche Bank AG, y el británico Barclays PLC. Cada uno reportó tener más efectivo y depósitos en bancos centrales a fines de 2011 que el año anterior. Es difícil medir la escala de la acumulación en términos históricos. Hasta hace poco, la mayoría de los bancos no reportaba regularmente las cantidades que depositaban en bancos centrales. Eso ha comenzado a cambiar durante el último año, como consecuencia de la creciente atención de los inversionistas a las posiciones de liquidez. La cantidad de efectivo que han colocado los bancos europeos en varios bancos centrales probablemente es la mayor en al menos 15 años, afirmó Andrea Filtri, analista bancario de Mediobanca SpA en Londres. “Los reguladores quieren asegurarse de no sufrir otra crisis de liquidez”, indicó. Los reguladores requieren que los bancos mantengan “reservas de liquidez” compuestas por efectivo y activos que los bancos puedan convertir con facilidad en efectivo, para asegurarse de que están protegidos contra crisis repentinas. Países como el Reino Unido tienen definiciones estrictas de lo que cuenta como parte de esas reservas: principalmente efectivo depositado en bancos centrales y bonos emitidos por gobiernos de la calificación más alta. En los últimos meses, la volatilidad de los bonos de gobiernos europeos, así como el estigma del mercado asociado a su posesión, ha llevado a algunos grandes bancos a deshacerse de esos instrumentos y satisfacer los requisitos de liquidez realizando más depósitos de efectivo en bancos centrales, según ejecutivos en varias entidades destacadas. Funcionarios de algunos bancos afirman que el aumento en depósitos de bancos centrales reflejó en parte la medida del BCE a fines de diciembre de aportar 489.000 millones de euros en préstamos a tres años a más de 500 bancos. La infusión fue un esfuerzo por evitar una potencial crisis de efectivo cuando los bancos tenían problemas para pagar y renovar sus deudas que vencían a comienzos de 2012. Moisés Romero

“Grecia, al final ni un trozo de isla. No pagará y saldrá del euro. El siguiente, Portugal ¿Luego?..

“Alto, claro, contundente: Los inversores privados en deuda griega se han comprometido a una fuerte participación en el acuerdo de rescate para Atenas. Lo ha dicho Charles Dallara, director gerente del Instituto Internacional de Finanzas. El IIF, una asociación global de instituciones financieras, ha representado a los inversores privados en las negociaciones con Grecia. Preguntado cuánto perderán los inversores en bonos en el acuerdo del martes, el responsable de resolución de crisis del IFF, Jean Lemerre, ha dicho que “es más del 70%”. Luego hay que leer la letra pequeña del 30% restantes, que es así como deida perpetua o peor. Es decir, ni un trozo de isla, ni na de na. Todos, con el rabo entre las piernas. Hay más:el inversor y gestor Dennis Gartman ha dicho que “la supuesta oferta de Grecia con sus acreedores sólo durará hasta que un nuevo gobierno asuma el control tras las elecciones de la próxima primavera”. De hecho, en una carta distribuída entre los inversores de su hedge fund, Gartman asegura que las claúsulas, en particular las que se centran en la reducción de la proporción de deuda respecto al PIB así como las medidas de austeridad impuestas al país heleno, “tienen pocas posibilidades de ser alcanzadas…” “Grecia apenas representa algo en el conjunto del PIB europeo. Es, no obstante, la calidad del acuerdo, más que la cantidad, lo que debe preocupar en el futuro ¿Por qué portugueses, irlandeses, italianos, españoles y demás van a tener que pasar por el aro, por otro vara de medir? No será así. Y lo que es más importante, Grecia saldrá del euro (o la sacarán) lo mismo que a Portugal”, me dice uno de los grandes gestores de la Bolsa española. “Y para abrir boca, un  poco más: el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dicho que España aportará alrededor del 12% del segundo rescate para Grecia, mientras que el Banco de España destinará otros 1.000 millones de euros al renunciar a los beneficios de los bonos helenos que tiene en cartera ¡España! Sí, España, con una tasa histórica de empleo y de miseria..” “¿Más? El acuerdo entre Grecia y sus acreedores para sacar adelante un paquete de rescate por un total de 130.000 millones de euros debería impedir una alteración del orden público por default el 20 de marzo, cuando vence deuda por importe de 14.400 millones de euros. Pero la recesión debe frustrar los esfuerzos de reducción de la deuda y con la indignación pública en aumento, todavía esperamos que Grecia salga de la zona euro antes de que termine el año. Lo ha dicho Jennifer McKeown de Capital Economics. “A ninguno de los componentes de nuestra gestora le sorprende el asunto de Grecia, un país que ha sumado muchos defaults a lo largo de su historia ¿Cómo puede pagar las deudas contraídas un país que no crece y debe muchas veces su PIB? ¿Alguien se lo cree? Y no sólo es el caso de Grecia. Hay más en la zona euro: a mayores recortes para reducir déficit y subidas de impuestos, menor crecimiento…ergo, la suspensión de pagos es inevitable en algunos casos ¿Quién la pagará? Aunque los bancos, principalmente los alemanes, hacen lobby para no perder un euro, está claro que tendrán que pagar..” “¿Recuerda, estimado director, una de las noticias más comentadas a renglón seguido de la intervención de Grecia por la UE y el FMI, aunque desmentida a continuación, como no podía ser de otra manera? La noticia fue que el Gobierno griego se planteaba poner en venta o alquilar a largo plazo algunas de sus aproximadamente 6.000 islas en el Mediterráneo como “medida desesperada” para hacer frente a sus deudas ante la imposibilidad de encontrar vías de financiación. De este supuesto informó el periódico británico “The Guardian”, pero, insisto, fue desmentido…” “El diario informaba de que una de las áreas a la venta se encontraría en Mykonos, uno de los principales destinos turísticos de Grecia, donde las autoridades pretenden encontrar un inversor con recursos suficientes para financiar el desarrollo de un nuevo complejo turístico de lujo, según indicaron fuentes próximas a las negociaciones. Sin embargo, el interés de los inversores no se ceñiría exclusivamente a esta isla, puesto que los potenciales inversores, en su gran mayoría de origen ruso y chino, también habían mostrado su interés en propiedades en la isla de Rodas. Los inversores de estos países buscan su “trocito” de Mediterráneo como destino vacacional, señalaba “The Guardian”, que sugería el posible interés del multimillonario ruso y propietario del Chelsea FC., Roman Abramovich, aunque un portavoz del magnate rechazó esta posibilidad…” “…La venta de algunas islas o su alquiler a largo plazo a potentados ayudaría a sanear las cuentas del Gobierno griego, señalaba el periódico, que recordaba que el país heleno se ha visto obligado a adoptar medidas desesperadas tras recibir un rescate de 110.000 millones de euros por parte de la UE y el FMI, tras años de despilfarro. En este sentido, la pagina web http://www.privateislandsonline.com ofrece la isla de Nafsika, con una superficie de prácticamente 500 hectáreas y ubicada en el Mar Jónico, por un precio de 15 millones de euros, aunque existen islas a la venta por menos de 2 millones de euros…” “…De las aproximadamente 6.000 islas que Grecia posee en el Mediterraneo, apenas 227 están pobladas ante las dificultades del Gobierno de desarrollar la infraestructura y los servicios necesarios en la mayoría de ellas, lo que ha impulsado el plan de vender o alquilar algunas de ellas para promover así la creación de actividades en estas islas, lo que, a su vez, generaría empleo e ingresos fiscales…” “…Es algo que me entristece, la venta de las islas o de tierras que pertenecen a los griegos es algo que debería ser el último recurso”, apunta el responsable de la firma inmobiliaria griega Greek Island Properties, Makis Perdikaris, quien, sin embargo, reconoce que “lo principal es desarrollar la economía del país y atraer inversión extranjera para crear infraestructuras”. De hecho, el diario señalaba que en su lucha por captar fondos y hacer frente a sus deudas, el Gobierno griego planea vender a inversores chinos las empresas públicas de trasporte ferroviario y tratamiento y canalización de aguas, así como impulsar las exportaciones de aceite de oliva hacia el gigante asiático..” “Al final, ni un trozo de isla. Salvo que lo decida Alemania…” Moisés Romero

La bolsa mexicana cierra con ganancia del 1,13 por ciento

La bolsa mexicana cierra con ganancia del 1,13 por ciento

Efe – México. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró hoy una subida de 414,38 puntos, que supuso una subida del 1,13 % y ubicó a su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), en 37.210,27 unidades. En la jornada bursátil se negociaron 254 millones de títulos, por los que se pagaron 7,694 millones de pesos (unos 641 millones de dólares). Durante la sesión se intercambiaron títulos de 100 empresas de las cuales 74 ganaron, 20 perdieron y seis se mantuvieron sin variación. Las acciones con las mayores ganancias fueron del Grupo Embotelladoras Unidas (GEUPEC B), con subida del 8,91 por ciento; del Grupo Industrial San Luis (SANLUIS A), con alza del 7,55 por ciento, y de la empresa del sector químico y petroquímico Mexichem (MEXCHEM), con ganancia del 4,99 por ciento. Las mayores pérdidas se las anotaron la fabricante de recubrimientos para piso Lamosa (LAMOSA), con una bajada del 4,20 por ciento; de la empresa textil Hilasal (HILASAL), con retroceso del 3,90 por ciento, y de la constructora Carso Infraestructura y Construccion (CICSA B-1), con caída del 2,05 por ciento. Todos los sectores ganaron y las mayores ganancias fueron para el industrial (2,00 %), el de materiales (1,07 %), el de consumo frecuente (0,90 %), el financiero (0,49 %) y el de telecomunicaciones (0,31 %).

Las cajas pedirán ayudas públicas para cubrir la tercera parte del hueco de capital

Las cajas pedirán ayudas públicas para cubrir la tercera parte del hueco de capital

Europa Press. Las cajas de ahorros estudian pedir recursos públicos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por importe máximo de 6.000 millones de euros, lo que supone la tercera parte de las necesidades de capital de un total de 15.157 millones de euros identificadas por el Banco de España, según fuentes financieras consultadas por Europa Press. Las cajas que no cumplen con los nuevos requisitos de solvencia establecidos por el Gobierno deben enviar antes de mañana lunes, día 28 de marzo, al Banco de España su plan de recapitalización, en el que han de especificar su estrategia para alcanzar el nivel de capital exigido, del 8% para las cotizadas y del 10% para el resto. El instituto emisor analizará dichos planes hasta el 14 de abril. Las entidades con necesidades de capital han analizado todas las vías para fortalecer su solvencia por sus propios medios y recurrir a los fondos públicos lo menos posible, por lo que en las últimas semanas se han sucedido los acercamientos de cara a nuevas fusiones y se ha revisado la entrada de inversores privados en el capital. La reticencia inicial de las cajas de recurrir a los fondos públicos, que implica la nacionalización de la entidad y era visto por algunas como un reconocimiento de su propia incapacidad, se ha ido desvaneciendo a medida que han quedado patentes las bajas valoraciones del mercado de cara al salto al parqué. Según el Banco de España, el conjunto del sistema financiero español requiere capital adicional por importe global de 15.157 millones de euros, de los que 14.077 millones (el 93%) corresponden a ocho grupos de cajas de ahorros, y el resto a cuatro bancos, dos extranjeros. Bankia, que engloba a Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas  prevé salir a Bolsa en el verano, por lo que sus necesidades de nuevo capital para alcanzar un ratio del 8% son de 1.795 millones, mientras que sin salto al parqué se elevan a 5.775 millones. El nuevo banco que preside Rodrigo Rato colocará previsiblemente entre 2.000 y 3.000 millones de euros. Por su parte, Banco Base -que engloba a Cajastur, Banco CCM, CAM, Caja Extremadura y Caja Cantabria- requiere un total de 1.447 millones de euros para alcanzar el requisito de capital principal del 10%, umbral del que se aleja en 1,8 puntos porcentuales. Los planes iniciales de Banco Base pasaban por su salto al parqué, pero el consejo de administración no ha adoptado ningún acuerdo para iniciar los trámites del salida a Bolsa, y Cajastur se inclina en la actualidad por recurrir a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para cubrir el hueco de capital. LA ENCRUCIJADA DE BANCO BASE. Tanto el Banco de España como la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) están mediando para evitar que fracase la fusión de Banco Base, en el que Cajastur y la CAM discrepan sobre la valoración de activos de la caja alicantina y sobre la petición de recursos públicos y qué entidad asumirá la mayor parte del peso de la nacionalización. Banca Cívica requiere 847 millones de euros para alcanzar un capital del 10%, pero ya ha anunciado su intención de sacar a Bolsa entre el 25% y el 40% de su capital, objetivo que los analistas no ven exento de dificultades. Además, el grupo mantiene conversaciones con Unnim de cara a una posible integración, según fuentes financieras. Por su parte, el consejo de administración de Unnim se reunirá este lunes para aprobar una estrategia de capitalización que incluirá varias opciones para cumplir con las exigencias del Gobierno, que le requiere ampliar el capital principal en 568 millones. Unnim se ha mostrado hasta ahora abierta a todas las posibilidades, desde abordar la creación de un banco y solicitar un segundo crédito del FROB por 200 millones, hasta una fórmula mixta de capital privado y FROB como inversor externo temporal. CatalunyaCaixa ha dejado claro que recurrirá al FROB como primera vía para capitalizarse y pedirá 1.718 millones a este fondo de rescate creado por el Gobierno, que se convertirá así en accionista temporal de la caja catalana con una participación aún por definir. Por su parte, Novacaixagalicia, que plantea un proyecto con capital público y privado, ha declarado su intención de “minimizar” la entrada del FROB, aunque no ha concretado las cantidades a las que tendrá que recurrir. De acuerdo con los datos del regulador, precisa más de 1.500 millones para situarse en el 8% del capital principal y 2.600 para alcanzar el 10%. Si ejecuta su “plan de capitalización interna” para reducir entre 650 y 1.000 millones sus necesidades, tendrá que captar, como mínimo, 500 millones en el primer caso y 1.600 en el segundo. Banco Mare Nostrum (BMN) precisa 837 millones de euros para elevar su capital principal al 10%, pero mantiene su aspiración de salir a Bolsa. Tras las negociaciones frustradas de BMN con Caja Duero-Caja España, la entidad castellana ha alcanzado un acuerdo de integración en Unicaja, lo que podría hacer innecesario el capital adicional de 463 millones de euros identificado por el Banco de España.