Tarifas móviles ilimitadas: ¿lo son realmente?

 

 

tarifas_llamadas-ilimitadas
Foto: Adslzone

En los últimos meses, las tarifas móviles han crecido en prestaciones a la par que reducían sus cuotas. La demanda de un gran volumen de datos, así como el aumento en las llamadas a través de nuestros dispositivos móviles han provocado que las compañías hayan mejorado sustancialmente sus ofertas. Tanto es así que las pequeñas operadoras han tenido que subirse al tren de las llamadas ilimitadas para no perder a sus clientes más exigentes. Ahora bien, ¿tienen trampa estas tarifas móviles? ¿Realmente son llamadas ilimitadas? Desde el comparador de tarifas móviles HelpMyCash.com nos lo cuentan.

Llamadas ilimitadas desde 9,90 euros al mes

Las operadoras móviles virtuales se han mantenido en lo más alto gracias a sus ofertas agresivas. No obstante, en los últimos meses las grandes telecos les han comido terreno a golpe de packs convergentes y algunas ventajas, como las llamadas ilimitadas. Es por ello que las low cost se han subido al carro de estas mejoras a precios más que interesantes.

Este ha sido el caso, por ejemplo, de Simyo. La virtual naranja se atrevió a lanzar un bono de llamadas ilimitadas por 12,50 euros al mes.  Es más, esta misma semana ha sido República móvil la que ha sumado esta opción a su tarifario por 9,90 euros mensuales.

Pero no solo las tarifas de contrato cuentan ya con llamadas ilimitadas. Lycamobile se animó a hacer lo propio con una nueva tarifa móvil de prepago que, además de tener llamadas ilimitadas, cuenta con 2 GB y 600 SMS gratis, todo por 25 euros al mes si nos adherimos al Plan Ahorro.

La trampa tras las llamadas ilimitadas

La ventaja “llamadas ilimitadas” ha sido una baza segura de las grandes compañías. No obstante, como hemos podido ver, las virtuales también han conseguido añadir dicha mejora en su oferta comercial. Ahora bien, ¿son realmente ilimitadas?

Si echamos un vistazo a las condiciones legales de las tarifas que ofrecen llamadas ilimitadas descubrimos que sí tienen límite. Por ejemplo, MásMóvil considera que un uso habitual de la tarifa no requerirá llamar a más de 120 destinos. Es decir, 120 números de teléfono diferentes. Un poco más prudentes son Amena y Simyo, en las que nos permiten contactar sin ningún coste a un máximo de 150 destinos al mes.

Finalmente, República móvil ha considerado que más de 150 destinos sería un uso irregular de la línea, aunque se garantiza “el tiro” poniendo también límite al número de minutos consumidos, con un máximo de 5.000 al mes.

 

Vodafone y Movistar, sin límites

Teniendo en cuenta los precios de las compañías virtuales, se puede entender que sus tarifas móviles sean más contenidas que las de las grandes telecos del país. No obstante, cuando hablamos de llamadas ilimitadas no siempre se cumple. Así, mientras que Vodafone y Movistar no señalan limitación alguna en sus condiciones legales, sus rivales sí.

Además >>  Índice de referencia sustitutivo en hipotecas, ¿enemigo o aliado?

Por ejemplo, Jazztel fija su máximo en 150 destinos al mes, lo mismo que si nos decantamos por una tarifa de Orange. La que fuera cuarta operadora nacional, Yoigo, duplica el número de destinos, aunque se cubre las espaldas sumando también una limitación en el número de minutos empleados (7.000 min al mes). Finalmente, también las cableras del país se suman a esta técnica. Así, Euskaltel nos pone un máximo de 7.000 minutos mensuales.

Minutos a coste de oro

A sabiendas de esta situación la pregunta es necesaria: ¿qué sucede si nos pasamos de destinos o de minutos? Para empezar, desde Amena nos señalan que el máximo de destinos que se suelen necesitar al mes son 15, con lo que la mayoría de compañías nos dan un margen más que aceptable. No obstante, si hacemos más llamadas de las “debidas” nos puede salir caro.

En el caso de las virtuales, los minutos extra rondan entre los 6 céntimos y los 10 céntimos. Pero hay que tener cautela, ya que existen medidas más drásticas. Este es el caso de República móvil, que anota en sus condiciones que un uso desmesurado de su tarifa móvil conlleva la cancelación de la línea.

Pero esta no es la única compañía que se pone firme ante un uso irregular de los minutos ilimitados. Yoigo nos cobrará 14,52 céntimos por minuto adicional empleado. Un poco más es lo que nos exigirá Euskaltel, con 19 céntimos por minuto extra. Sin embargo, el coste más alto llega de la mano de Orange, que sube la “sanción” hasta los 21,28 céntimos el minuto.

En definitiva, debemos ir con cautela con las tarifas móviles que indican que incluyen llamadas ilimitadas. Por ello, desde el comparador HelpMyCash nos recomiendan, en su guía gratuita “¿Cómo elegir tu próximo móvil y tarifa?” , leer con atención la letra pequeña, así como las condiciones legales de la oferta.

Tarifas móviles ilimitadas: ¿lo son realmente?
Tagged on: