¿Tienen truco los préstamos al 0 % para pagar a Hacienda?

 

Impuesto renta_creditos

En plena campaña de la Renta son muchas las entidades que nos ofrecen financiación para ayudarnos en el caso de que nuestra declaración salga positiva y tengamos que pagar. Una gran cantidad de estos préstamos para la Renta se ofertan como financiación sin intereses o préstamos al 0 %, sin embargo esto no significa que se trate de financiación gratuita. El comparador financiero HelpMyCash.com ha calculado cuánto nos costarían estos préstamos sin intereses frente a un crédito con unos intereses dentro de la media para saber cuál nos saldrá más barato.

¿Por qué no son gratis los préstamos sin intereses?

Este tipo de financiación al 0 % se refiere al Tipo de Interés Nominal (TIN), es decir, los intereses que se generarán según la cantidad de dinero solicitada durante el plazo de reembolso. Sin embargo, estos préstamos tienen comisiones adicionales o vinculaciones que harán que la financiación no sea gratuita.

Un préstamo al 0 %, pero con una comisión de apertura del 3 %, una comisión de estudio del 2 % y la contratación de un seguro de protección de pagos por valor de 100 euros puede ser más caro que un préstamo personal al 8,77 % (TAE media de los créditos al consumo en febrero de 2016 según el BdE) sin comisiones ni productos relacionados.

 

Por ejemplo, en el primer caso un préstamo de 3.000 euros con un plazo de reembolso de 12 meses no generará intereses, pero tendrá una comisión de 90 euros por su apertura, una comisión de estudio de 60 euros y un coste de 100 euros por la contratación del seguro, sumando un total de 250 euros por la financiación. Un préstamo con las mismas condiciones (3.000 euros a 12 meses), pero con un interés del 8,77 % y sin coste por comisiones o vinculaciones generará un total de 144,41 euros, lo que supone más de 100 euros de diferencia entre ambos.

Además >>  FUCI advierte de la baja rentabilidad de los depósitos regalo de los bancos

Si ante las mismas condiciones los préstamos al 0 % son más caros, ¿por qué deberíamos solicitarlos? Lo cierto es que en estos casos el plazo es una variable muy influyente en el coste. Si en el ejemplo anterior doblamos el plazo de reembolso hasta los 24 meses, el coste del préstamo al 0 % se mantendría en 250 euros, mientras que el coste del préstamo al 8,77 % se elevaría a 282 euros.

De todas maneras los préstamos al 0 % no suelen tener plazos de reembolso que superen los 12 meses por lo que debemos calcular si serán o no más rentables que otras ofertas de créditos. Para saber cuánto nos costará un crédito debemos fijarnos en la Tasa Anual Equivalente (TAE) ya que incluye el TIN y las comisiones. La TAE nos permitirá comparar de manera homogénea las diferentes ofertas de financiación y así escoger la opción más barata. Igualmente siempre es conveniente que la entidad a la que acudamos nos entregue una simulación de la financiación que vamos a contratar para poder calcular en términos absolutos cuánto nos costará.

¿Tienen truco los préstamos al 0 % para pagar a Hacienda?
Tagged on: