Tocados y hundidos

 
Wally acaba de una vez por todas con los osos, se hunde la flota bajista, mientras en el Campeador nuevo día de la marmota, los bajistas lo intentan durante la mañana pero fracasan a cierre.
Los bajistas lo intentaron, sin éxito . Nueva sesión ayer calco de la anterior, los bajista apretaron fuerte en las primeras horas de la sesión y consiguieron llevar al Campeador hasta directriz alcista en los 8.460 puntos que le guía desde los 7.600 puntos. Después poco a poco fueron retirándose del campo de batalla hasta acabar en los 8.555 puntos. Poco ímpetu muestran los osos en sus intentos por derribar a los alcistas. Hoy, después del éxito cosechado ayer en Wally esperamos que el Campeador pueda cerrar por encima de los 8.670 puntos, atacar próximamente los 8.740 puntos y posteriormente los 8.840 puntos, zona del hueco bajista dejado en el mes de octubre. - Ch.F.
Chema Fandiño

Gran victoria ayer de los toros al otro del Atlántico, la Fed y Apple acaban por derrotar definitivamente a los osos que se huyen sin remedio de Wall Street. Mientras, en el Campeador otra sesión de intentona bajista sin éxito, no hay convicción entre los osos para echar abajo a la flota alcista. Desde que hace justo una semana rompiera el triángulo de manera poco contundente el selectivo español, han transcurrido cuatro sesiones de consolidación moviéndose por encima de la directriz superior del triángulo sin conseguir salir con fuerza hacia arriba, pero tampoco hacia abajo.

Las escuetas velas se mueven de manera tensa sobre la media móvil de las 20 sesiones, ayer incluso la llegó a perder intradía, cayendo por debajo de los 8.500 puntos hasta el hueco que tenía dibujado en los 8.460 puntos, pero la directriz alcista que guía al Campeador desde los 7.600 puntos y el mismo hueco le sirvieron de soporte, desde ahí inició la remontada hasta llevarle a los 8.555 puntos a cierre de sesión.

Seguimos esperando pacientemente a que el selectivo español decida a acompañar el éxito de sus homólogas europeas y americanas en su misión de superar el hueco bajista de los 8.840 puntos dibujado en octubre pasado, ayer nos trazó un martillo que hoy nos debería dar la alegría definitiva y rompa al alza dejando atrás el ya maldito triángulo del que no logra despegarse, algo que hace varias semanas venimos sugiriendo desde estos análisis, viendo como se están desarrollando las gráficos en el resto de la renta variable.

En otros mercados si hicieron cosas realmente importantes en el día de ayer. A destacar la fortaleza del Káiser alemán que se muestra intratable con los bajistas, a pesar de estar en plena resistencia y muy cerca de los máximos del pasado mes de octubre en los 6.430 puntos, clara señal que los bajistas no se atreven de momento a intentar tirar abajo al índice alemán, consiguió acabar la sesión en números verdes por la mínima. También nos dejó ayer un esperanzador martillo que pueda hoy acabar por superar su resistencia y empezar a volar hacia los 7.000 puntos.

En el Emperador europeo nuevo intento bajista ayer de romper los 2.400 puntos, pero la antigua resistencia ha funcionado ya por dos veces como soporte, otra señal más de que los bajistas encuentran muchas dificultades para conseguir alguna victoria contundente, que les de oxígeno ante la avalancha alcista que se les viene encima. Al final de la sesión se situó comodante sobre los 2.421 puntos, cayendo un ligero -0,45% y dejándonos otro martillo para la colección de velas alcistas del día de ayer. Mucha atención al sector bancario europeo que nos puede dar la victoria final.

 

Pero lo realmente importante sucedió ayer de nuevo en Wally, con la ayuda de Ben Bernanke, que prometió tipos bajos hasta 2014 y los buenos resultados de Apple, hicieron que los índices americanos hundieran definitivamente la flota bajista y se alejaran de sus soportes, para iniciar un ataque en toda regla y despejar las dudas, si es que había alguna, veremos que excusa vuelven a poner hoy los que vienen pregonando que son los osos quienes tienen el mando y auguran un desplome de la renta variable.

Además >>  Disciplina y plan de trading son uno solo

El General Custer, después de visitar ayer de nuevo los niveles de los 1.300 puntos, que volvieron a actuar de soporte, inició desde allí a hundir a la flota bajista y acabó subiendo un +0,87% hasta los 1.326 puntos, una victoria sin paliativos, sencillamente espectacular la fortaleza del S&P 500, mientras los bajistas no puedan bajar al selectivo americano de los niveles de los 1.300/1.260 puntos no se podrá pensar en otra cosa que en seguir subiendo, es así de sencillo, aunque muchos quieran complicarlo con falsas excusas para no aceptar lo que ya es un hecho, la vuelta alcista de la renta variable.

Y si espectacular fue el S&P, la tecnología no se quedo corta, de la mano de unos impresionantes resultados trimestrales de la compañía de la manzana, subía el Nasdaq Composite un +1,14% hasta superar la barrera de los 2.818 puntos, por su parte en el Nasdaq 100 el alza era algo mayor, llegando al +1,30% y situándose sobre los 2.465 puntos, el mundo del chip está imparable. Viendo está debacle en la flota bajista en los EE UU, hoy deberíamos ver algo importante en Europa y sobre todo en el regazado Campeador.

Poco a poco los mercados nos están dando la razón, como dice el refrán, no hay más ciego que el que no quiere ver, y negar la evidencia que se está produciendo en la renta variable es una cuestión de miopía analítica o sencillamente de soberbia, al no aceptar lo que los gráficos están planteando con sus velas, el mercado les pondrá en su sitio. En cuanto el Campeador salga al alza y rompa con la divergencia que nos plantea con respecto al resto de índices, los bajistas y sus fieles callarán durante una larga temporada. Es hora de que nuestro selectivo arranque de una vez por todas. Veremos.

Tocados y hundidos

Comments are closed.